29.10.2018

5 nuevas cervecerías para salir de la burger rutina

A paso lento, las cervecerías se animan a salir del trillado combo de hamburguesa y papas con cheddar; te contamos en cuáles podés disfrutar las mejores cervezas acompañadas de sushi, montaditos y otras combinaciones poco habituales.


En las cervecerías, la cerveza comparte estrellato con las hamburguesas con papas; pero, con la apertura de nuevos lugares aparecen opciones para zafar del clásico combo. Acá cinco recomendados:

Brauhaus Vier: los montaditos llegaron a Buenos Aires

Un taller mecánico puede convertirse en una cervecería y no perder su esencia, como demuestra Brauhaus Vier, un nuevo destino cervecero -con capacidad para más de 150 personas- en donde confluyen 20 canillas y una creativa  propuesta gastronómica.

Hay que aclarar: la grasa, los tornillos en el piso y posters de chicas ya no forman parte de la escenografía del lugar, pero sí algunos detalles, como en las canillas, que fueron adaptadas con llaves, cadenas y otras herramientas. O la fosa, que aún está, pero con un vidrio transparente que permite caminar sobre ella. 

En materia de cervezas, productores como Peñón del águila, Bier life, Eliot Ness, Postanak y Babá, entre otros, se suceden en la pizarra, con opciones de variedades clásicas y algunas más exóticas (Un dato importante: con la compra de un vaso con el logo de Brauhaus, se obtiene el beneficio de tener happy hour toda la noche y todos los días de acá a fin de año).  

La barra de cervezas se complementa con una novedosa carta de montaditos. Inspirados en la cervecería española 100 Montaditos, se trata de un petit pain (similar a la baguette) cortado a lo largo -pero sin quedar partido del todo- con diferentes rellenos. Hay montaditos para gustos diversos, ideados a partir de sabores del mundo: el de jamón serrano y pimientos piquillo lleva a una gran combinación; el de tortilla de papas y ali oli es suave; mientras que el de vacío desmechado en cocción lenta con salsa criolla tiene jugosidad y terneza, como el de bondiola cocinado a la cerveza negra y papas alemanas. Para atreverse y dejarse llevar puede ser el de morcilla, pera y queso azul. En tanto el pan llega calentito y crocante. En total, hay 30 las alternativas de montaditos para elegir. 

Asimismo, ideal para compartir son las ribs con barbacoa casera, para comer con la mano: con apenas tirar un poquito del huesito, este se desprende y ya se puede saborear la carne. Viene con papas y una ensalada coleslaw perfecta para atenuar el dulzor del pulled pork. Todo, para chuparse los dedos. 

Beauchef 756, Caballito / T. 3580-2237 

 

Patagonia en el Bajo Belgrano: con parrilla y platos bien elaborados

Abierto desde hace dos meses, con capacidad para más de 200 personas, este mega espacio cervecero tiene varios puntos a favor que valen una visita. Primero, el lugar, con tres niveles y con espacios y alternativas para todos los gustos: con vista a la calle, con interiores amplios con opciones de juegos y al aire libre. 

La carta de cervezas se mueve entre las estacionales y aquellas clásicas de la marca y con una disponibilidad más estable. Para darse una idea, suele haber 15 opciones de “birras”, para elegir entre Amber, Kune Pale Ale, Weisse, 24.7, entre otras, con un detalle que, por ahora, se ve en pocos lugares: cada estilo se sirve en su correspondiente vaso o copa. 

Las opciones de comida pueden dividirse en dos: por un lado, está todo lo que sale de la parrilla al aire libre, como el sándwich de bondiola, los choclos a la parrilla -con parmesano y una mayonesa especiada-, la provoleta, el ojo de bife y el choripán. 

Mientras que la cocina apunta a platos elaborados: ¿por que quién dijo que ahora no se puede comer bien en una cervecería? El braseado de cordero con su sabor inconfundible, con calabaza asada y gremolatta es abundante, al igual que la trucha a la plancha con una ensalada con vinagreta y tomates. A la hora de los postes (sí, en las cervecerías ahora también ahora hay postres), el crumble de manzana, frutos rojos y helado es ligero, pero funciona para terminar con algo dulce. En la otra vereda, “El chocolatoso” (némesis de chocolate, crema de naranjas y praline) puede ser una elección para los golosos.

Mariscal Antonio José de Sucre 658, Bajo Belgrano / T.  2443-0177

Izakaya: sushi y cerveza, la unión impensada

Pensar en sushi y cerveza era impensado. La idea, sin embargo, prendió, por lo menos en Izakaya, un lugar creado en base a los after office japoneses.

Mesas comunales o para dos y también la barra coronan un ambiente con aire descontracturado; con servicio de mesa y en una mood relax, alejado de la dinámica de los after office habituales. 

En Izakaya la cerveza artesanal corre por cuenta de Federal Cervecería Independiente, con opciones de Kölsch, scottish, IPA Argentina, honey y Genghis. Aunque también es posible aventurarse en alternativas extranjeras, como las asiáticas Sapporo (lager y de origen japonés), Shingha (Tailandia) o Tsingtao (China).

Para acompañar, entonces, el sushi es la especialidad principal: piezas creativas con trucha, langostino rebozado y lenguado que se suman a las más habituales de salmón y queso philadelphia. Otras alternativas pueden ser los buns o las ensaladas, como la Sushi Chirashi, con arroz, palta, queso phila, pepino, alga nori y langostinos rebozados. 

Av. Coronel Díaz 1426, Barrio Norte. 

 

Dixton: platos familiares y sandwiches contundentes

Las cervecerías suelen ser, últimamente, el territorio elegido por el público joven para pasar el rato. En Dixton, sin embargo, las familias y los grupos de amistad de adultos arriba de los 50 confluyen con tranquilidad. Un poco puede ser por la ubicación, no en el centro de Las Cañitas sino más bien en el límite con Belgrano, y otro por su presentación: nada de luces bajas, y la música, a un volumen apto para la charla. 

Pero si de cervezas hablamos, en Dixton hay dos variantes para elegir: la artesanal, de los productores Jabalina, y las botellas importadas. De estas últimas hay de Bélgica (Hoergarden White, Leffe), Alemania (Beck’s, Lowenbrau), Estados Unidos (Sol, Corona), México (Negra modelo) y Estados Unidos (Blue moon).   

En horario de almuerzo, cada día de la semana hay una receta distinta. Se trata de platos “familiares”, desde milanesa napolitana hasta costillitas de cerdo a la riojana y merluza crocante. Cada día, una alternativa distinta. 

De noche, en cambio, los sandwiches de Pulled Pork o el de roast beef, vegetales salteados y queso cheddar son elecciones llenadoras y para no perder de vista. Hay, además, ensaladas y claro, Dixton tampoco deja de lado el paso final, con postres frescos, como el budín de pan casero con crema y dulce de leche o el marquise de chocolate con dulce de leche. 

Para tener en cuenta, de 17 a 22, el happy hour de artesanales. 

Soldado de la Independencia 1073, Cañitas / T. 2106-5495.

 

Wolf: carnes, ensaladas y postres en Puerto Madero

Si en otros puntos de la ciudad a las cervecerías las separan apenas algunos metros, en Puerto Madero cuesta encontrar alguna. Tal vez por eso sea que en Wolf decidieron montar una barra con más de 50 canillas, con marcas y productores como Minga, Antares, Patagonia, Pilsen, entre otros. 

Si bien hay burgers, también hay más opciones en carta (eso sí, algo elevadas de precio, entre $500 y $650), como el ojo de bife con puré y huevo frito, o las Wolf Ribs, para compartir, de cocción larga , con pikles y hummus. 

Menos potente son las tres ensaladas (una es con salmón curado, lechuga, rúcula, cherrys y semillas). El paso final, lo conforman los postres, con clásicos como  el volcán de chocolate y cheesecake de frutos rojos. 

Si lo que se busca es música con dj’s en vivo, en un ambiente moderno y con bastante afluencia de público, entonces Wolf puede ser una buena salida en una zona donde los restaurantes son la regla. 

Juana Manso 497, Puerto Madero / T. 2536-3267

Bonus track
Desarmadero y Growlers, con carta renovada

En Palermo, Desarmadero es una de las cervecerías pioneras en innovar en la carta y sumar algo más que hamburguesas. Los tequeños -un bocadito típico y delicioso de Venezuela- es la última incorporación al menú, que ya tiene empanadas exquisitas de osobucco, de hongos y de pollo al curry; ravioles fritos de cordero, y langostinos al ajillo. Growlers, por su parte, pronto incorporará una sabrosa empanada frita de bondiola y verdeo, y un currywurst con papas, salchichas alemanas y trozos de pepino, entre otras novedades de su carta renovada. 

Por Nicolás de la Barrera.

 


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios