02.11.2016

7 tips para hidratar tu cuerpo con comidas en el verano

El agua es la forma más rápida, pero hay una gran cantidad de alimentos que te permiten hidratarte, además de aportar sabor y nutrientes.


Un vaso de agua fresca es la forma más rápida y común de calmar la sed e hidratar tu cuerpo, sobre todo durante el verano. Pero no es el único método de hidratación. Algunos alimentos, especialmente las frutas y las verduras, agregan una cantidad considerable de líquido a la dieta. Y no sólo eso. Además de contribuir a la porción del total de agua que necesitas, aportan vitaminas, minerales, fibra.

Sigue nuestras ideas para hidratarte más y mejor.

1. Más jugos de fruta natural
El clásico del desayuno es el de zumo de naranja. Vale la pena dedicar unos minutos más en la mañana a prepararlo tú mismo, así tendrá menos azúcar y aditivos que los comerciales. Experimenta con otras frutas, especialmente las favoritas de la familia.

 

2. Licuados y batidos
Vierte trozos de plátano, mango, fresa, papaya fruta bomba, o tu fruta favorita de estación en la licuadora, agrega un poco de hielo y échala a andar para obtener un refrescante licuado, muy oportuno para calmar la sed en cualquier momento del día, especialmente en el verano, con la ventaja de ingerir además minerales y vitaminas tan necesarios para la salud.

3. Bocados de fruta
Corta trozos de melón, de piña, y conservarlos en en el refrigerador en un recipiente de preferencia de vidrio. Como siempre estarán bien fríos, serán una buena alternativa a helados, dulces y otras golosinas que no son tan saludables a la hora de la merienda o como aperitivo antes del plato principal. Haz lo mismo con los vegetales: en un plato o fuente, coloca trocitos de apio y palitos de zanahoria bien lavados, acompañados de un aderezo ligero a base de crema agria o de yogurt natural bajos en grasa.
4. Ensalada, tu gran amiga 
Ya sea de frutas o de verduras, combiná sabores y colores de la manera más atractiva posible al paladar y a la vista para disfrutar todos los días de este platillo. Algunos se prestan para picar de antemano, como los pimientos de todos los colores, o los melones, pero otros tendrás que cortarlos justo antes de servirlos para que no se marchiten o cambien de color, como los pepinos, la manzana y la banana.
5. Condimentos 
Juega con los aderezos para darle un toque original a tus comidas. Aquí brillan el tomate y los pimientos, que bien picaditos y acompañados de trocitos de cebolla y hierbas aromáticas hacen la corona perfecta de carnes, pollo y pescados a la parrilla, o el sabroso y saludable relleno de un omelette. Experimenta un toque exótico y agrega algo dulce, como trocitos de piña o mango,  sobre las carnes, o los pescados como el salmón con los que contrasta bien el toque agridulce.
 

 

6. ¿La sopa también hidrata?
Las sopas frías y ligeras, como el gazpacho, sirven de primer plato ligero durante el verano al que solamente tendrás que añadir una porción de proteína (carne, pescado o ave) y una fruta como postre. Durante el invierno puedes probar sopas más cremosas, como la de calabaza (ahuyama), calabacín (zuchinni), bróculi (brócoli), usando como base un caldo bajo en grasa y sodio. Para espesarla, usa un poco de yogurt o crema agria bajos en grasa.
7. Sabor a un vaso de agua
Para que un vaso de agua normal y corriente no te resulte tan aburrido, agrégale un chorrito de limón o lima, o un poco de jugo de fruta natural, como naranja o mandarina. Resiste la tentación de agregarle azúcar.


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios