11.03.2015

9 restaurantes donde probar buenos platos sin gluten

Ya no solo los celíacos eligen recortar el consumo de trigo, avena, cebada y centeno. Una selección de los mejores platos y productos de Buenos Aires, para quienes busquen alternativas.


Más allá de la celiaquía, enfermedad que produce intolerancia al gluten, cada vez son más quienes eligen acortar en sus dietas el consumo de harinas blancas refinadas, de cuestionada pobreza nutricional y abundancia calórica, para comer más liviano y abrir el juego a cereales más nutritivos. Desde JOY fuimos a buscar platos y restaurantes para que estén todos contentos. En estos lugares, los que no dejan las harinas pueden animarse a un tofu con gomasio y los celíacos pueden probar una hamburguesa o un cupcake exquisito. Estos son algunos de los recomendados:

LA PASTRONERÍA
Inaugurado el año pasado, La Pastronería está dando que hablar. Completamente gluten free, sus sandwichitos de pastrón con pan de mandioca fueron una sensación de la última feria Masticar, en la que su stand agotó stock. Estas maravillas entre panes contienen pastrón tibio cortado a mano, pepinillos agridulces y mostaza relish en presentaciones de 150 gramos ($90) o monstruosos 300 gramos de pastrón ($170). ¿El secreto que los hace aptos? Se preparan en pancitos de harina de mandioca que saben igual o mejor que cualquier pletzalej. Además se destacan las pizzas a la parrilla, de masa delgada y crocante, que sirven por la noche. Luego de mucho ensayo encontraron la mezcla perfecta de harinas sin gluten para que la masa tenga la consistencia y el sabor que corresponde. Para acompañar con una cerveza de maíz bien fresquita. 
El Salvador 6026, Palermo / T. 4776-5448

BUENOS AIRES VERDE
Bajo el concepto de cocina raw, este localcito buena onda ofrece desayunos y meriendas, almuerzos, cenas y postres. Y lo logra con platos atractivos desde lo visual y exquisitos al paladar. No buscan replicar platos con harinas blancas prohibidas (como pizzas o empanadas), sino encontrar nuevos sabores y combinaciones en base a cereales aptos (mijo, amaranto, quinoa), vegetales y semillas. No todo es para celiacos pero todos los platos tienen la misma elaboración y búsqueda de equilibrio y sabores. Un caso que demuestra que una limitación puede abrir el espectro a todo un nuevo universo alimentario.

Para comenzar, se puede compartir una ensalada Full Aminoácidos, de hojas verdes, quínoa roja, variedad de vegetales de temporada, queso de cajú ahumado,  verduras asadas, pochoclo de amaranto y palta fresca terminada con cracker raw, brotes, pickles caseros y mayonesa vegana ($78). De principal, golazo la lasaña raw, rellena de vegetales, tomates secos, olivas negras, queso y ricota de castañas de cajú, terminada con salsa de tomate ($100), o una Mijo Burger napolitana ($95). Tambien están muy bien, para merendar, sus licuados de leche de almendras con porción de torta o cookies raw.
Gorriti 5657, Palermo Hollywood / T. 4775-9594

BICE
Italia es el nido de las harinas blancas, pero no es azaroso que este restaurante italiano integre la lista. ¿Qué hace un celiaco aburrido de comer pescado o ensaladas cuando va a locales de pastas y pizzas? Enfila para Bice, que ofrece pastas Divella (importadas de Italia) libres de gluten. Los spaghetti, penne o fusilli ($155) salen al dente y preparados con salsas frescas, como la Primavera: al olio, tomate y albahaca. Otro hit es la salsa de verduras grilladas y atún. ¿De postre? Helado libre de gluten (de dulce de leche, americana o chocolate, $100).
Av. Alicia Moreau de Justo 192, Puerto Madero / T. 4315-6216

OSAKA
Sí: la meca de la fusión japo-peruana sorprende con la cantidad de opciones aptas para celíacos, bien diferenciadas y que los mozos describen con paciencia y exactitud. También adaptan platos, como el roll Osaka Maki, donde reemplazan los langostinos apanados por grillados, o el pulpo confitado que puede salir sin sésamo, cocinado en aceite de girasol. Para empezar, de las opciones libres de gluten sobresalen las vieras a la parmesana (que salen sin salsa inglesa) o los mariscos al fuego, mix de chipirones, pulpos y vieras en mantequilla de ajo y jengibre. Asimismo es exquisito y liviano el ceviche de rocoto con quinoa crocante.

¿Prinicpales? El pato sellado sobre albahaca, menta y naranja en salsa de cilantro o el filete de salmón cubierto con ajónjoli crocante. En ambos casos se puede optar por una guarnición sin T.A.C.C, como hongos al wok. Si queda lugar para el postre, riquísima y fresca la bavarois de pomelo con lychee, que para celíacos sale sin granola. Eso sí, lo bueno cuesta. Para comer acá hay que calcular una base mínima de $500 por cabeza.
Soler 5608, Palermo Hollywood / T. 4775- 6964

SATTVA
Sattva es un restaurante vegetariano libre de harinas refinadas. Sorprende ver que no todos sus clientes son yoguis wannabees ni veganos ortodoxos disfrutando de sus platos con conciencia y placer. Los precios amigables y las exquisitas combinaciones de sabores abren el espectro para cualquiera que quiera obviar carnes y harinas. Además, las opciones libres de gluten, como la polenta orgánica grillada con queso de cabra, portobellos, verduras y castañas ($95) o el platón equilibrado de tofu, sellado con arroz yamaní con gomasio ($90), son espectaculares. ¿Te estás preguntando si podes llevar a tu viejo a comer ahí sin que pare por un choripán a la vuelta porque se quedó con hambre? Sí: va a amar la provoleta con chutney frutal ($70) y ni hablar de los ravioles de hongos y queso de cabra ($65).  ¿Otro dato interesante? Tienen menú ejecutivo de mediodía, con bebida y café a 80 pesos. 
Montevideo 446, Centro / T. 4374-5125

PEPINO
Otro dilema a la hora de escaparle al gluten: las hamburguesas. Se podrán comer al plato pero no hay nada como una buena lonja de carne entre dos panes. Y si de buenas hamburguesas se trata, hace años que Pepino está en el podio de Zona Norte. Con fanáticos y detractores, no hay fin de semana que esta hamburguesería de Martínez no esté llena. Lo que no todos saben es que, por suerte, tienen una opción con pan de harina de mandioca, jamón y queso libres de gluten y papas fritas en aceite usado exclusivamente para ese fin, para cuidarse de la contaminación cruzada ($95 el combo con papas y gaseosa).
Av. del Libertador 14475, Martínez / T. 4792-2570

TE ADORO GARCÍA
Este local cumple con la premisa de comer un buen almuerzo o merienda libre de gluten, sin morir en el intento de pagar la cuenta. “La idea es poder sentarse a tomar un café y comer un sándwich o una porción de torta sin tener que preocuparse por cómo está hecho, ni por la contaminación cruzada, que no existe ya que solo elaboramos productos libres de gluten, con tostadora y horno exclusivos”, cuenta su dueña, Beatriz Benain. Te Adoro, es el típico barcito de esquina pero con opciones sin gluten y precios acordes a los de cualquier confitería. Para almorzar hay pizzas individuales ($57) y los platos del día salen con panera sin gluten ($80 / $85). Para la merienda, riquísimos los alfajores ($14), porciones de torta ($36) o chipás ($23). 
Teodoro García 2902, Belgrano / T. 3535-0288

SINTAXIS
¿Un restaurante con platos sin T.A.C.C. especializado en pastas? Sí. Desde hace dos años Sintaxis es un oasis para celíacos y buscadores de alimentos sin gluten. Un lugar moderno, con onda, como cualquier otro restaurante de la zona, pero cuidando celosamente la contaminación cruzada. Se destacan los ravioles de jamón y queso ($50) y los sorrentinos de champignones ($60), que elaboran con harina de arroz y de mandioca. También ofrecen empanadas de roquefort, pollo al verdeo, jamón y queso o carne ($15 la unidad) y tartas ($52). Para la noche, opciones más elaboradas como mollejitas crocantes caramelizadas con chips de papa, bruschetas de polenta crujientes con jamón glacé, salmón ahumado o paté de atún, costillitas de cerdo a la barbacoa o pollo laqueado en salsa de frambuesas. Entre entrada, plato, bebida y postre se calculan $300. Además, Sintaxis tiene un pequeño almacén con productos para llevar: budines enteros ($48), pan de hamburguesas, pan blanco de molde, brioche con nuez (entre $46 y $85) y pre pizzas ($45), todo apto para celíacos (obvio).
Nicaragua 4849, Palermo Soho / T. 2071-2960

PARA LA MERIENDA
Muma’s fue una de las casas pioneras del cupcake en la Argentina, cuando abrió su primer local en 2008, adaptando el típico pastel yanqui al paladar local, con versiones de chocotorta y dulce de leche, entre otras. Sabiendo lo difícil que es organizar un cumpleaños infantil o un té con opciones sin gluten que no tengan gusto acartonado, Muma’s se entrenó en la materia y, entre sus variedades, ofrece cupcakes exquisítos aptos para celiacos en variedades muy originales, a saber: húmedo de naranja con crema de chocolate, de chocolate, de dulce de leche y crema, con chocolate, y malvavisco de menta; en versión cheesecake de maracuyá o de chocolate con mousse de chocolate (de 38 a 43 pesos la unidad de 125 gramos; o $470 la docena). Además, macarons libres de gluten de maracuyá, frambuesa, chocolate, pistacho o dulce de leche ($19,50 la unidad).
Malabia 1680, Palemo Soho y sucursales / T. 4831- 3817

Por Natalie Dzigciot

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas