04.08.2010

Alfajores en la mira: los mejores y los peores de 2010

El quiosco está poblado de alfajores nuevos. Un especialista nos cuenta cuáles están buenos y cuáles es mejor olvidar para siempre.


El mercado de los alfajores es imparable: las cifras de ventas demuestran (sobre todo en invierno) que la población argentina consume cada vez más y más de estas nobles golosinas. Frente a esta situación, las empresas del rubro se encargan de mantener viva la pasión brindándonos nuevas marcas con las cuales hacernos subir de peso con total conciencia y felicidad.

Por suerte el año 2010 fue un año bastante nutrido en cuanto a novedades alfajoríles, es por esto que Planeta Joy me convocó a mí, Lord de los Alfajores, para contarles cuáles fueron los mejores (y los peores) nuevos productos que tuve oportunidad de probar en lo que va del período. Estos son los resultados de mi investigación:


LOS MEJORES

1. Cachafaz Blanco
La gente de Cachafaz sigue demostrando que sabe lo que hace y nos entregó en 2010 la versión blanca de su ya clásico alfajor que supo hacerse fama usando más el boca en boca que la publicidad tradicional. Dos galletitas suaves, una gran cantidad de dulce de leche y un noble baño de chocolate blanco, todos ingredientes que hacen temblar hasta el más valiente de los alfajómanos. Un auténtico candidato a clásico.

2. Vauquita Capuchino
Después de dejarnos sin aliento en 2009 con el espectacular alfajor Vauquita aparece esta genialidad que, como su predecesor, rebosa de dulce de leche (seriamente, pocas veces la foto de un packaging hace tanta justicia al contenido como en este caso) y se complementa con un exquisito sabor a café. Ideal para la tarde, cuando falta poco para irse de la oficina.

3. Cofler
Muy parecido al alfajor Trishot. Casi una copia diría, de no ser porque el Cofler posee más pedazos de maní. Completan el conjunto un dúo de galletitas duras, relleno de mousse de chocolate y un rico baño de chocolate. A pesar de ser producto de la todopoderosa Arcor, cuesta muchísimo encontrarlos en los quioscos capitalinos por lo cual es recomendable agenciarse de uno de ellos ni bien lo veamos.

4. Milka Blanco
La marca de la vaquita violeta no quiso ser menos que su competencia y nos deleita con su propia versión de alfajor blanco, relleno con mousse de chocolate negro. Pocas marcas pueden jactarse tanto como Milka de tener tanta variedad de alfajores, y por el bien de todos los alfajómanos esperamos que sigan sacando la galera nuevos sabores. Amén.

5. Aguila relleno de mousse de limón
Por más que muchos sigan llamándolas “minitortas”, los Aguila no dejan de ser alfajores hechos y derechos. La nueva versión rellena con mousse de limón puede no ser tan buena como los anteriores (¡cómo olvidar aquella de brownie o la de coco!) pero merece una mención dentro de los mejores nuevos alfajores aparecidos en los últimos tiempos.


LOS PEORES

Puedo asegurarles que busqué y rebusqué en los suburbios bonaerenses nuevas marcas de alfajores berretas, sobre todo en estaciones de tren, lugares que (vaya a saber uno por qué razón) concentran la mayoría de los peores ejemplares de la fauna alfajoril. Por desgracia (o por suerte, mejor dicho) no pude encontrar nuevos alfajores de baja gama que atenten contra mi paladar. Sin embargo, en pos de ejercer mi profesión de crítico de, les voy a hacer el favor de contarles cuales fueron los peores alfajores que he probado en los últimos tiempos.

1. Fulbito
No hay caso. No hay nadie que pueda destronar al rey de los alfajores berretas. No puedo dejar de nombrarlo y recordarles a todos los que intentan cuidar de su salud mental y física que deben mantenerse lejos de esta aberración. Poco más que decir. Si lo probaste y te gustó, recomiendo que te hagas un trasplante de paladar urgente.

2. Escolar
Bajo este horrendo pero aparentemente inofensivo nombre se encuentra otra monstruosidad. Los encontré recientemente en una estación de tren de San Miguel y me corre un frío por la espalda al pensar que, gracias a su nombre, haya muchos inocentes alumnos bonaerenses que estén deglutiendo esto. Galletitas secas como el desierto, una capa de dulce de leche que se puede medir en micrones, y un packaging de horrendos colores chillones. Evitar acercarse a menos de un kilometro.

3. Vimar
Los (i)responsables del alfajor mencionado en el puesto 2 atacan nuestro paladar con una versión ligeramente mejorada del Escolar pero que apenas se destaca por ser menos seca y tener una capa de relleno de una micronésima más de grosor. Esta empresa sin duda tiene por objetivo la destrucción masiva de paladares de alfajómanos desprevenidos.

4. Fantoche
No puedo decir que son malos. De hecho, han acompañado la infancia de aquellos que tenemos más de 30, por lo que merecen mi respeto. Sin embargo, en mi consideración, lo han perdido en los últimos tiempos al ver la publicidad gráfica que apareció de forma bastante notable en las calles porteñas. Considero que la misma es engañosa, ya que la palabra CHOCOLATE aparece en letras grandes pero cuando uno se acerca al paquete puede apreciar que en letras muy chicas dice "baño de repostería sabor” y a su lado la palabra CHOCOLATE. Una vergüenza. Como bien sabe todo buen alfajómano, no es lo mismo un baño de repostería que un baño de auténtico chocolate, el cual es más caro y suele estar ausente de las marcas baratas.

5. Cadbury
Esta marca nos provee de excelentes productos de chocolates, pero a la hora de hacer un alfajor siguieron el ejemplo de Cabsha: apoyándose en una marca conocida, engañan al consumidor con un alfajor seco, con apenas un poco de dulce de leche y un baño de repostería que parece sacado de algún desagüe. Eso no se hace, gente de Cadbury, no señor.

por Daniel Belvedere (Lord de los Alfajores)

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios