30.11.2016

Algunas cosas que no sabías acerca del perejil

Una de las hierbas más tradicionales, sirve para mucho más que para acompañar pescado y como base del chimichurri. Te contamos todo en esta nota.


Clásico de los clásicos, esta hierba es la fiel compañía del ajo. Pero, además del pescado y el tradicional chimichurri, ¿sabés con qué más la podés combinar?. Te mostramos algunas opciones para redescubrir el Perejil, una hierba clásica de nuestra cocina, con la ayuda de Alicante.

El sabor del perejil es fresco y con un toque mineral, de ahí se explica su nombre científico, que en latín significa literalmente “apio de piedra”. Por esta característica, es ideal para acompañar platos salados y todo tipo de carnes, ya que su frescura y leve amargor realzan el sabor de la carne. Otra opción interesante es mezclar perejil, ajo y jugo de limón para aderezar el osobuco sobre el final de la cocción: balanceará muy bien con la consistencia suave de la carne. Otra combinación excepcional es perejil con alcaparras; esta dupla sirve como guarnición de cualquier plato frito.

Un clásico para no olvidar
En medio del furor por las papas fritas con cheddar, panceta y demás, una opción natural y saludable para la picada son las clásicas papas hervidas, aliñadas con aceite y perejil Alicante. Tu cuerpo y tus invitados te lo van a agradecer. Tip: si te animás, podés hacer papás rústicas, dejándoles la piel al hervirlas. De esta manera, también vas a aprovechar todos los nutrientes que tiene la cáscara de papa. 

El sabor dulce de las zanahorias también se beneficia de la compañía del perejil. Una opción para probar esta dupla son las zanahorias al horno, cortadas en tiras y pintadas con una mezcla de aceite de oliva, parmesano y ajo picado. ¡Un manjar! 

Por último, si querés probar un plato original, te recomendamos el tabbouleh, una ensalada de origen árabe que tiene como ingrediente principal el perejil y es una opción súper refrescante para probar en el verano. Para hacerlo vas a necesitar: ½ taza de hojas de menta o hierbabuena, ½ taza de trigo burgol, 2 tomates y 1 cebolla (puede ser blanca o de verdeo). ¿El secreto? Mucho, mucho perejil. Para finalizar, un buen chorro de limón exprimido y ¡a deleitarse! 

Si te quedaste con ganas de más recetas con esta hierba, acá te dejamos un listado para que empieces a disfrutar:

Tomates rellenos con atún
Sándwich de atún, rúcula y queso
Ensalada de lentejas 
Salsa tártara 


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios