23.01.2018

Atención beer lovers: cómo limpiar y mantener los growlers

Si sos de los que pasan por la cervecería y se llevan un growler cargado para el hogar, es fundamental que sepas cúal es la forma correcta de limpiarlos y cómo conservarlos para maximizar el disfrute.


Cada vez más cervecerías funcionan también como growlerstations, es decir lugares que cargan o recargan botellones de cerveza. Es que la propuesta cierra por todos lados, permite disfrutar de un producto diferencial y de buena calidad -imposible de conseguir en supermercados- en un formato que funciona tanto para llevar a una reunión de amigos como para disfrutar en el hogar. 

Pero si el envase no está bien lavado, las propiedades de la cerveza pueden alterarse, e incluso puede contaminarse si quedan restos del refill anterior. 

Hasta ahora, son los clientes los responsables de higienizarlos, aunque en las buenas cervecerías se vuelven a lavar para asegurar su sanidad. “Cada lugar tiene sus reglas, pero sería bueno unificar el discurso y que ninguna cervecería acepte growlers no lavados”, señala Martin Gianella, de El Galpón de Tacuara. Lo mismo sucede con los nuevos botellones, “antes de venderlos, deberían sanitizarlos con una mezcla de 70% alcohol y 30% agua”, agrega.

Cómo limpiar el growler en casa:

“Hay que limpiarlos con abundante agua fría, es importante que salga con buena presión para activar una limpieza mecánica por barrido cuando el agua choca los bordes del botellón. También se puede utilizar un cepillo duro únicamente con agua, sin detergentes ni jabón”, indica Manuel Miragaya, socio y chef de Growlers.

Deborah Coronado, bartender de Benaim coincide y agrega un paso: “rociar con alcohol los picos y las tapas de los botellones”.

Para secarlos, hay que dejar el botellón destapado y esperar que el aire haga lo suyo, nada de usar trapos, repasadores o rollo de cocina.

 

Gianella, en tanto, prefiere “lavar con tres enjuagues de agua tibia/caliente, cerrando la tapa y agitando el botellón. Luego de que secan naturalmente hay que sanitizarlos con una mezcla de 70% alcohol y 30% agua”.

De todas formas, la mayoría de las cerverías vuelve a realizar un lavado por precaución. “Aunque el cliente nos diga que el growler está limpia, nosotros lo enjuagamos bien con agua caliente”, señala Adrián Merino, socio de Buller Pub.

¿Cómo saber si la cerveza se contaminó?

Para que se contamine tienen que haber quedado restos de la carga anterior. 

Si se utilizo detergente o si quedó suciedad, el sabor de la cerveza puede alterarse. “Se vuelve un poco más agria, el color puede ponerse más intenso. Y en el caso de cervezas muy lupuladas, la consistencia es la clave ya que se ponen más espesas de lo normal”, indica Coronado.

Hecha la recarga, ¿cómo se conserva?

El growler lleno debe almacenarse en la heladera durante un periodo no mayor a cuatro días una vez abierto. “Ya a partir del tercer día pierde un poco en carbonatación y en aroma, porque los aromas son súper volátiles, así que con toda su fuerza se encuentra en los primeros dos días (también depende de cuántas veces abrimos y cerramos el growler)”, indica Miragaya.


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios