18.11.2011

Bondiola al paso: los 5 sándwiches más ricos de las calles porteñas

Mientras el choripan agoniza y el morcipan tiene paradero desconocido, el bondiopan se impone como bocadillo callejero porteño. Te pasamos 5 puestitos en los que vale la pena hacer un stop.


El chori era el rey argentino de la comida al paso, pero el sándwich de bondiola o “bondipan” (como lo llaman cariñosamente en algunos tugurios) le robó el título. A continuación, elegimos cinco carritos que nos gustan, de Costanera Norte a Sur, pasando por los bosques de Palermo, donde preparan los mejores sándwiches de este corte bien sabroso que se extrae del cuello del cerdo. Los recomendamos con el mismo fervor con el que esperamos el asado del domingo.

EL PUESTITO DEL TÍO
El olorcito a carne asada te lleva como hipnotizado hacia este habitáculo tan pequeño como su nombre. Allí, turistas, camioneros, motoqueros, chetos y tacheros llegan atraídos por su mística ganada –en gran parte– por su sándwich de bondiola ($17). Si bien su tamaño no es de los más generosos, aprueba. ¿Su sabor? Inolvidable, más aún si lo acompañás con salsa criolla. La arboleda que rodea la zona, confirma que con poco –a veces– se puede ser feliz.
(Avenida Dorrego –al 3000– y Avenida Figueroa Alcorta, Palermo)

EL REY DE LA BONDIOLA
¿Dónde comer uno de los mejores sándwiches de bondiola, sino en este pequeño reino ubicado frente al Río de La Plata? El secreto para conocer lo que es realmente bueno, es acompañarlo con su potente salsa pomarola. El corte de cerdo es abundante, su valor es de 16 pesos y por 9 más, agregás unas suculentas papas fritas que te harán mirar el mundo desde otra perspectiva.  
(Avenida Rafael Obligado Costanera, frente al Aeroparque metropolitano)

PARRILLA MI SUEÑO
“Cualquier sugerencia que se le ocurra, hágalo saber”, reza la frase inscripta en este carrito de la Costanera Sur, también llamado My Dreams. Preciso para ir con un espíritu innovador: arriesgate, quizás encuentres el sándwich más original de tu vida (el simple sale $14, de ahí para arriba, según lo que quieras agregar). Mi Sueño es sinónimo de aventura no sólo por eso, si no, además, porque es punto de encuentro de motoqueros que luego de quedar pipones salen a rutear.
(Avenida Intendente Hernán Giralt, Costanera Sur)

EL ABANICO
En general, no da tener una cita en los carritos de La Costanera, pero si sos fanático de la zona, tu lugar es El Abanico. Está montado en la orilla del Río de La Plata, tiene wi-fi, baños, mesas afuera y un cerramiento por si “la señorita” tiene frío. Quizás eso justifique que la bondiola completa –con jamón, queso y huevo– valga un poco más que el resto ($24). De noche, cuando la suciedad del río ya no se ve y el agua brilla, casi que da hasta para enamorarse.
(Avenida Rafael Obligado Costanera, frente a Tierra Santa)

EL TORITO
Lo vas a reconocer porque es el único carrito que tiene la cabeza de un toro en su techo. Veinticinco centímetros de longitud es la medida del placer en El Torito, cuya bondiola no sólo se destaca por su generoso tamaño, sino también por su sabor y su precio. El sándwich simple vale 13 pesos y para obtener su versión completa solo te piden tres más. Las salsas para acompañarlo sobran, pero nos quedamos con su provenzal. Como plus, en el mostrador tenés una TV vintage para ver fútbol o chimentos, depende el día y la hora.     
(Avenida Intendente Hernán Giralt, Costanera Sur)

Por Pablo Seoane


¿Cuál es tu carrito favorito para comer bondiola? ¿Con que salsa lo condimentás?

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas