04.05.2018

Casa Cavia, un espacio gastronómico único en Buenos Aires

De lo arquitectónico a lo gastronómico, la propuesta de Casa Cavia es única y por eso es un restaurant que hay que visitar al menos una vez en la vida. En la nota, la reseña completa.


Los empresarios gastronómicos la tienen difícil, hoy en día ganan los modelos de negocios se asientan en dos pilares: poco personal y comida simple y fácil de replicar. Por eso -y no solo por una cuestión de moda- abundan las cervecerías y burgers bars. 

Con este panorama, los restaurantes de alta cocina que siguen en pie, solo se mantienen por puro mérito. Y aunque a Casa Cavia le sobran condiciones -gastronomía, servicio y ambientación de excelencia- uno podría arriesgar que lograría sobrevivir aún si su cocina o su servicio no se lucieran.

Es que este restaurant es uno de los más lindos y versátiles de Buenos Aires. Emplazado en una casona construida en 1927 por el arquitecto y artista noruego Alejandro Christophersen, se erige como un testigo de la Belle Époque sin perder dialogo con los tiempos que corren. 

Para una comida más descontracturada, el patio es la opción ideal; con una gran fuente que relaja los sentidos, mucho verde y una barra sofisticada, la invitación a dejar trascurrir las horas con una copa o café en la mano se hace difícil de declinar. 

En el interior hay dos salones; el principal y otro más apartado que por su tamaño es perfecto para eventos privados.

Los fuegos están comandados por Julieta Caruso. Su propuesta se basa en el uso de ingredientes de temporada provenientes de pequeños productores, como la huerta La Pebeta o Bioconexión. 

 

Ese cuidado en la estética también se ve en la vajilla, que parece de colección (solo por el hecho de ver el juego de azucareras de bronce, vale la pena pedir un café o un té).  

Al mediodía hay un menú de dos pasos (entrada y principal o principal y postre, más copa de vino o agua) por $580. La carta otoño invierno se presenta, como corresponde a esta época del año, con sabores contundentes. “En cada uno de los pasos se encontrarán con ingredientes típicos del frío que se avecina. Son rudos, de texturas marcadas. Hay variedad de tubérculos, coliflores, repollos, castañas, alcauciles, cardos, manzanas, zapallos, cítricos, endivias, hongos de pino, morillas… Todos crecen en nuestra tierra y nos brindan sabores ideales para esta época del año”, dice Caruso.

Pesca del día, liliáceas, mole de semillas de girasol y germinados ($580); fideos cabello de angel, bondiola de cerdo y su caldo ($480) y tira de asado marinada, chauchas, limón y sisho son solo algunas de las opciones.

Hacer lugar para el postre es una fiesta para el paladar y también para la vista, el fresco y batata ($200) sale en forma de espiral y el helado de brioche, chocolate blanco y frambuesa ($200) parece una dona (incluso con un baño rosa que emula la versión preferida de Homero Simpson).

Así como tantos ambientes aportan versatilidad al lugar, que se adapta tanto a una cita de pareja como a una comida con amigos, la propuesta gastronómica también sigue esa premisa. Abierto desde el desayuno al cierre, hay alternativas para diferentes momentos del día.

Trabajan con café de especialidad y el barista a cargo es Daniel Calderón, ganador del concurso de baristas Exigí Buen Café 2016, y siempre dispuesto a charlar con los clientes para explicarles los diferentes cafés de especialidad con los que trabajan. En breve, además, contarán con un blend propio.

A la hora del té -de Tealosophy- hay una carta dulce que ofrece madalena clásica ($70); madalena con harina de rosa mosqueta ($70); masa quebrada, crema de almendras y manzanas asadas ($180) y torta húmeda de chocolate belga y naranja, entre otras opciones.

Ya si se trata de hacer una pausa al caer la tarde, cuentan con una corta, pero interesante propuesta de tapas saladas, perfecta para maridar con sus cócteles o vinos. Ofrecen alitas de pollo con salsa agridulce y maní tostado ($280), bruschetta ($180), mollejas y curry verde ($280) y clásicos como la tabla de quesos ($560). 

Más información:
Cavia 2985, Palermo Chico.
4809 8600
info@casacavia.com 
http://www.casacavia.com/

Por María Paula Bandera 


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios