08.05.2015

Casa de Uco: relax en los viñedos

En el corazón del Valle de Uco se emplaza este hotel boutique, con un diseño fuera de serie y una especial atención a los detalles.


Como una placa tectónica que emerge de la tierra: el diseño de Casa de Uco, proyecto iniciado en el año  2006 y concluido a fines de 2014, es lo primero que sorprende, con su techo de losa irregular, su construcción de hormigón y grandes superficies vidriadas. Es obra del estudio de arquitectura de Alberto Tonconogy, a su vez alma máter de este wine hotel instalado en el corazón de Valle de Uco, Mendoza. Junto a sus dos hijos –Juan y Julia, project y creative managers, respectivamente–, creó un enclave turístico en una finca de 320 hectáreas al pie de la Cordillera de los Andes. Un oasis de confort, lujo, gastronomía y enología, con atención personalizada y cuidado en los detalles.

HOTELERÍA BOUTIQUE
Nueve suites, algunas con balcón, que se despliegan orientadas hacia el valle y las dos lagunas que rodean a Casa de Uco, con piscina descubierta, viñedos y montañas de fondo. Siete rooms, que se abren de forma más acotada hacia el exterior pero ofrecen, igualmente, una singular vista de la Cordillera y las plantaciones de vid. Hacia adentro, ambas categorías de tienen sábanas de algodón egipcio, almohadones con textiles teñidos a mano por la artista Ana Fuchs, muebles italianos, tv smart, dock mp3, wi-fi de alta velocidad, impecables amenities de baño, infusiones premium, refrigerios y vinos de la región. Una botella de Malbec Casa de Uco (añada 2012) de cortesía se deposita en cada uno de los cuartos. En la planta baja, un numeroso staff recibe a los turistas con un copón de jugo natural en mano (puede ser, por ejemplo, de manzana y miel) y los invitan a diseñar su experiencia: no hay horario estipulado para ninguna de las comidas en el restaurante, ni siquiera para el desayuno; las actividades –desde cabalgatas por los viñedos hasta días de spa con tratamientos a base de vino, pasando por el uso de las canchas de tenis o del driving range de golf– se programan a gusto y todos los espacios de esparcimiento, como la sala de juegos, el deck exterior y los múltiples livings, son accesibles en todo momento. También hay un quincho preparado para eventos (ideal para organizar un asado chic) y próximamente se inaugurarán 10 bungalows con terrazas y jardines para quienes prefieran mayor intimidad en su alojamiento. Por último, pero no menos importante, en el edificio principal se puede visitar la cava subterránea, conocer etiquetas de la región (todas son de Valle de Uco) y asistir a una cata guiada por el sommelier Juan Pablo Nieva.

 

EL BRAZO ENOLÓGICO
Además de hospedaje, Casa de Uco ofrece lotes productivos para quienes sueñen con tener su viñedo privado. Son parcelas a partir de los 7000 metros cuadrados que pueden ser autos administradas o bien gerenciadas por la administración común. El asesoramiento, tanto para la bodega Casa de Uco como para los vinos que quieran elaborar quienes formen parte del proyecto, está a cargo del conocido enólogo italiano Alberto Antonini. La casa, por el momento, tiene un rico Malbec embotellado y viñedos plantados de esta cepa, Cabernet Sauvignon y Pinot Noir.

FOOD & COCKTAILS
Un equipo organizado por el famoso chef mendocino Pablo del Río (Siete Cocinas) está detrás de los fuegos. A partir de los cultivos estacionales de la huerta propia –con planas aromáticas y vegetales como tomates, zucchinis, zapallos y distintos verdes-, los chefs Pablo y Carlos Torres crean y ejecutan un menú enfocado en el producto: preparaciones sencillas y genuinas, que apuntan a realzar el sabor y la frescura de la materia prima con un twist. Durante el verano, por ejemplo, se podía degustar un interesante ceviche de trucha con una leche de tigre reversionada (con frambuesa y remolacha, entre otros ingredientes) o unos ñoquis asados con vegetales, tan simples como sabrosos. El asado es otra pata fuerte: carnes y achuras de primera combinadas con salsas originales, ensaladas y verduras. La barra, en el primer piso del hotel, con ventanales a los viñedos y un cálido sector con libros, pool, tv y sillones para relajarse bebiendo, está en manos de Martín Torres, también maitre general. De una carta de tragos diseñada por el bartender Tato Giovannoni, se sirven algunas perlitas como el Negroni ahumado (al tacho, sobre brasas) y el Gin Tonic con Príncipe de los Apóstoles y tunas.

DATOS ÚTILES
Casa de Uco está en la Ruta 94, Km.14,5, camino al Manzano Histórico, Tunuyán, Valle de Uco, Mendoza). Para acceder desde el aeropuerto se puede contratar un transfer aunque, si se va a recorrer la zona durante el viaje, conviene alquilar un auto. Para reservas y consultas, comunicarse vía mail a  info@casadeuco.com o por teléfono a (0261) 4769831. Para ver disponibilidad, precios y más datos del emprendimiento, ingresar a www.casadeuco.com.


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios