08.02.2017

Chau plástico: imprimen etiquetas en la propia cáscara de los alimentos

Una empresa desarrolló un sistema láser para marcar el exterior de frutas y vegetales con el objetivo de reducir la cantidad de basura.


Las frutas y verduras vienen en su propio packaging, piel o cáscara, pero muchas veces traen adheridas etiquetas plásticas que indican datos el origen y la marca del producto, por ejemplo. Esos stickers son no solo molestos al momento de lavar y comer una fruta, o de cortar un vegetal, si no que también resultan ser una cantidad considerable de desechos plásticos que muchas veces no son reciclables.

Para reducir la cantidad de basura una empresa española llamada Laserfood desarrolló un sistema de impresión láser que permite marcar las frutas o verduras en su propia piel o cáscara. El proceso se realiza mediante el grabado y un líquido de contraste para que el mensaje quede visible, y no produce ningún daño en los alimentos. Esta marca que queda en el exterior de los alimentos es, por supuesto, apto para el consumo, como si el logo o el nombre no estuviera allí.

 

Para tomar dimensión, con esta tecnología Laserfood hace que su principal cliente, ICA –el principal retailer alimenticio de Suecia-, sea capaz de evitar el uso de 725000 etiquetas y ahorrar 225 kilómetros de plástico, según FoodBeast.

Además de marcas, logos y procedencias, los alimentos pueden venir con mensajes informativos y hasta divertidos, como una naranja con la inscripción “¡no te agarres un resfrío!”, los tomates llegar con una sonrisa estampada, una nuez indicar que contiene Omega 3 y una piña asegurar que es súper dulce. Menos desperdicios y mayor protagonismo para el propio producto.

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dej� tus comentarios