21.02.2011

Coctelería de Oriente: 6 barras para probar tragos asiáticos

Si te gustan los sabores thai, japoneses y vietnamitas, éstos son tus cocktails. Aquí, los restaurantes donde pedirlos.


A lo largo de las últimas dos décadas, la gastronomía del Lejano Oriente se desarrolló en todo el planeta. Cualquier comensal ávido de sabores exóticos conoce restaurantes chinos, pero también japoneses, indios, vietnamitas, tailandeses y más. Y todo esto llevó a que también se desarrolle una coctelería de estilo oriental: tragos elaborados con ingredientes típicos del Lejano Oriente, desde frutas y especias hasta destilados y fermentos.

Es verdad que estos tragos no tienen nada que ver con la tradición de sus países de origen: a fin de cuentas, la coctelería es un invento occidental. Pero también es verdad que hoy Oriente tomó mucho de Occidente para rearmar su propia identidad. Tokio, por caso, es una ciudad donde se elabora la mejor coctelería clásica del mundo. Buenos Aires no está al margen de esta movida. Estos son los mejores restaurantes para probar tragos exóticos y creativos, con ingredientes e inspiración asiática.

1. MOSHI MOSHI
Este japonés de Cañitas es la primera parada para quienes busquen sabores orientales en su vaso. Allí, en su terraza, se erige una verdadera barra de sake con variedades difíciles de conseguir en el país, incluyendo estilos como Junmai Daiginjo, Ginjo, Baisho-Zukuri, Yamahai Ginjo, Honjozo y el dorado Junmai con pétalos de oro. Elegir un sólo trago es imposible: desde los ya clásicos Saketini ($20) pasando por invenciones a base de otras bebidas de Japón como el shōchū (un destilado de 25% de alcohol, en base a cebada, batatas o arroz) y el choia (un licor de ciruela). Dos ejemplos: el Shiori ($22), con shōchū, maracuyá, limas y almíbar de canela y el Edo ($20) con shōchū, choia, mango y pimienta rosa.
(Ortega y Gasset 1707, Cañitas / T. 4772-2005)

2. TO
Una de las aperturas más interesantes de 2009, donde se elabora una fusión de cocina francesa y japonesa (si bien apunta mucho más a lo japonés). Tras la barra está Ezequiel Rodríguez, una de las caras jóvenes entre los mejores nuevos bartenders de la ciudad. Tragos divertidos, de ingredientes extraños que en este caso se ven además justificados por la estética y propuesta del lugar. Dos opciones: el Aloe Martini, con vodka, sake, lima, miel y agua de aloe vera (el aloe es muy usado en bebidas en China y Japón; andá al supermercado del Barrio Chino, y buscá una lata de “jugo de aloe”, que viene con unas perlas de aloe adentro); y el Ruby, con shōchū macerado con piel de pomelo, choia, pomelo rosado y miel.
(Costa Rica 6000, Palermo / T. 4772-8569)

3. DUDUI
Otra novedad entre las barras porteñas, y una de las aperturas más felices de 2009, que tiene como bartender a Peter Van Den Bossche, quien supo estar a cargo por varios años de la barra del vecino Green Bamboo, el restó vietnamita más reconocido de Buenos Aires. Allí, Peter completó su estilo propio con los secretos de esos sabores profundamente intensos de Vietnam. La carta de DuDui ofrece tragos entre $20 y $25, incluyendo al fresquísimo Sake Pepin (sake vodka, Martini Bianco, pepino, lima), el especiado Kill Bill (gin, vodka, triple sec y cardamomo, $25) o el Velvet Green (vodka, sake, albahaca, lima, jengibre). Pero a la hora de recomendarnos, probamos un cocktail que supo mezclar los aromas de ambos orientes, el Lejano y el Medio, en base a sake, vodka, jengibre y damasco. Fantástico.
(Costa Rica 5709, Palermo / T. 4777 2136)

4. LA CASA DE VIETNAM
La Casa de Vietnam es un lugar extraño. Metido en medio del Palermo más cheto, pretende ser un centro cultural vietnamita, con venta de indumentaria, eventos culturales y un restaurante comandado por las esposas de los diplomáticos de la embajada de Vietnam. Aquí no hay bartender ni barra, pero ofrecen jugos de mango y lima (una lima especial, de piel rugosa, importada de Colombia) y de lemongrass y de jengibre que vienen en vasos de trago corto con hielo. En simultáneo, traen una botellita de Snkhe (media medida $5; una medida $7) que según nos explicaron es un destilado de alcohol de arroz y granos de cacao, de entre 39 y 48% de alcohol. A la mesa llega tibio, en un recipiente de cerámica; la idea es que uno mezcle este destilado con el jugo de su elección, en la cantidad que lo desee. El alcohol casi no se nota (¿realmente tendrá esa graduación?), pero acompañando unos deliciosos arrollados de papel de arroz Nem Ram con cerdo y verduras, es una experiencia más que interesante.
(Gurruchaga 1776, Palermo / T. 4833-2311)

5. SUSHI CLUB
La apuesta de Sushi Club es muy exitosa: una cocina de aires orientales, que no busca ser japonesa, sino que –incluyendo variedad de sushis– es antes que nada moderna. Por eso, la decoración de los locales, la música, el estilo de los camareros. Y por eso los tragos: preparaciones simples que apuntan a satisfacer a un público sediento de frozen y sabores frutados. No busques ni esperes alta coctelería; más bien apuntá a las dos opciones con sake que serán un buen aperitivo antes de tus tablas combinadas. A muy económicos 12 pesos, tenés una Capi Sake (que podés elegir en base a qué fruta la querés, entre lima, kiwi, frutilla y maracuyá) y un Orange Sake que suma jugo de naranja, lima, miel y jengibre. Fácil, económico y efectivo.
(Direcciones y teléfonos en www.sushiclubweb.com)

6. OSAKA
Uno de los primeros restaurantes en prestarle atención a la barra de tragos. Muy buenos bartenders que saben lo que preparan, que se animan a los clásicos, y que tienen también un impecable recetario de autor. Obviamente, los tragos con Pisco son la opción más pedida, pero también hay sabores que remiten a lo más lejano del Oriente, como el Ginger Osaka (una caipira de jengibre, lima, vodka y tónica), la caipiuva (lima, sake y uva). Pero nuestra elección cae dos opciones: el Martini Osaka Sour, con vodka Absolut, sake, cranberry y Pucker (un licor de manzana verde), o el Kyuri Martini que lleva vodka, vermouth dry y kyuri, el pepino japonés que se usa para el sushi. Para acompañar todo esto, elegí el tiradito nikkei.
(Soler 5608, Palermo / T. 4775-6964)


Por Ignacio Rivera

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios

más leidasmás comentadas