01.03.2018

Colegiales: nuevo circuito cervecero con aire de barrio

A pocas cuadras del atestado Palermo, el polo cervecero tiene eco en el barrio de Colegiales, donde en un radio de 10 cuadras se concentran 7 cervecerías.


En Buenos Aires las cervecerías ya son una plaga. Colegiales, un barrio que no tiene tradición gastronómica, da un claro ejemplo de esta situación, es que, tan solo en un radio de 10 cuadras, hay 7 cervecerías y una próxima a inaugurarse.

Aquí el recorrido:

BUENA BIRRA SOCIAL CLUB

Si sos cervecero de ley, conocés este lugar, o al menos lo escuchaste. Es que Buena Birra Social Club abrió sus puertas allá por 2010, cuando las cervecerías no estaban de moda -sí, hubo una época en la que tomar cerveza no era moda-.

Todo comenzó cuando Ariel Golia, más conocido como Toti, empezó a cocinar cerveza en el fondo de la casa de sus padres. Cada semana se juntaba con sus amigos y probaba sus creaciones; la aceptación era tan buena (no por nada Toti fue bicampeón del Concurso Nacional de Cerveza Artesanal) que esos amigos, llamaban a más amigos y así la casa se colmaba de gente. Fue entonces, cuando junto a Eugenia, su hermana, decidieron abrir como un brewpub a puertas cerradas. 

Al poco tiempo, esa modalidad también les quedó chica y entonces llegó el momento de abrir al público. 

Hoy, con un nuevo y amplio local adyacente al original, ese espíritu de camarería cervecera se conserva. En la barra o en sus mesas, hay clientes de la primera hora y se escuchan conversaciones sobre estilos de cerveza, marcas, etc.

 

El salón tiene una parte cubierta y dos patios descubiertos; uno más rústico, el original, donde se vislumbra el césped y otro que acaba de inaugurarse, donde reinan las sillas y mesas altas. Además, pronto abrirán otro salón interno que se centrará en beer cocktails.

Cuentan con 8 canillas propias que salen a $55 la pinta hasta las 21 (luego a $85), las más pedidas son la IPA y la Golden. Por ahora, es la única manera de probar las cervezas de “Buena Birra”, ya que no dan abasto con la producción para ofrecerlas en otros locales.

Si querés aprender sobre cervezas, este es el lugar ideal porque todo el personal está -muy- capacitado y predispuesto a explicar. 

Dónde:
Zapiola 1353

CHARLONE

Charlone llegó al barrio en octubre de 2016. A diferencia de otras cervecerías de la zona, la “planta elaboradora” queda en el local, por eso los clientes beben y al mismo tiempo pueden ver dónde se fabrica lo que consumen. 

“La elaboración se realiza fuera del horario de servicio, que arranca a las 18, tiene que ver con una cuestión de seguridad, pero sí están los equipos y el espacio a la vista”, explican a Planeta Joy.

También es un spot indicado si querés aprender más sobre esta bebida, ya que todo el personal está capacitado para recomendar y explicar las características de cada estilo. 

 

Otro diferencial es que sirven cada estilo en su vaso correspondiente, “cada estilo tiene su historia. Cuando elaboramos buscamos los ingredientes originales de cada país, siempre que se pueda, y luego la servimos en su vaso típico. Porque somos un espacio de difusión de la cerveza”, cuentan.

Además de las canillas fijas, cuentan con productores invitados que todas las semanas. En febrero las canillas invitadas fueron Minga, 920, Filidoro, Federal, Deneben, Moebius, Strange, Lumpen y MUR.

Dónde:
Freire 745
https://www.facebook.com/cerveceriacharlone/

THE BEER PLACE

The Beer Place comenzó como una tienda de venta de cerveza -en botella y barril-, pero el mes pasado consiguió la habilitación para funcionar como bar y ahora cuenta con mesas en la vereda, más algunas internas, que siempre se llenan.

Tienen 171 estilos disponibles de alrededor de 70 marcas; casi todas en versión helada -para llevar y tomar en el momento- y a temperatura ambiente, para enfriar en casa. Con tanta oferta los precios son variopintos, arrancan en $50 y llegan $350.

Además, también tienen tres canillas para ofrecer cerveza tirada (hoy ofrecen dos de Stobel y una de Otro Mundo). 

Para comer ofrecen picadas de Boquería, la fiambrería boutique que se encuentra a una cuadra.

Dónde:
Zapiola 1399.

BERNA

Berna es una de las últimas aperturas del barrio; en una de las esquinas más cotizadas (Zapiola y Virrey Avilés), en sus mesas exteriores hay desde grupos de amigos hasta parejas con cochecitos. La clave es beber de manera descontracturada, acá no hay poses, ni aires de levante; los clientes pasan para relajarse después del trabajo o hacen una parada breve antes de llegar a su casa, la idea es disfrutar y listo.

“Fomentamos que sea un espacio para todo público, hasta vienen con mascotas y bicicleta. Nos encanta que los clientes se sientan como en su casa”, sostiene Juan Manuel Lunghi Agnès, uno de los dueños del lugar.

 

Cuentan con 12 canillas, todas rotan, 3 o 4 lo hacen de forma semanal. Las que se podrían incluirse casi como fijas son Bossanfolk – Porter; Quiquia - Irish Red; Gante – APA; Berlina – IPA y Bronx – Trippel, entre otras.

Para comer, no fallan el tridente (papas, nachos y Nuggets de pollo) o la Berna Burger, que sale con acompañada de cheddar, bacon, cebolla caramelizada y huevo. Además, en breve, ofrecerán platos con cerdo braseado.

Dónde:
Zapiola 1502
https://www.facebook.com/bernabrothers/

DARTFORD

Dartford está un poco más alejado del circuito, sobre la Avenida Federico Lacroze. Allí ofrecen 15 canillas, 10 fijas y el resto con rotación, aunque sin periodicidad definida. Las que se pueden considerar de la casa son Session Ipa de cheverry, Frank´s Apa de Grunge, Hazelnut de Crafter e English brown de Cheberry, todas muy buscadas por la clientela.

Además, este spot es imperdible para los amantes de la música, en sus parlantes siempre suena el pop, el rock y algo de hip hop.

Hay happy hour hasta las 20.30 y los martes promociones en mesas femeninas.

Dónde:
Av. Federico Lacroze 3074
https://www.facebook.com/CerveceriaDartford/

CULTURAL FREIRE

La última incorporación cervecera del barrio marida arte y gastronomía, es que Cultural Freire funciona al mismo tiempo como una cervecería y un espacio artístico, donde hay desde instalaciones hasta performances y recitales.

Sin embargo, juntos no significa mezclados, el local está bien delimitado en sus espacios; con una doble entrada, sobre Zabala se encuentra la cervecería y por Freire se ingresa al sector cultural.

El fuerte son las birras importadas, hay etiquetas de Inglaterra, Alemania, Bélgica, Perú, Republica Checa y hasta Rusia, para ponerse a tono con el próximo mundial. La mayoría en lata y botella, pero algunas como la peruana Cusqueña ($100 el porrón), la belga Chimay (desde $200) o la holandesa La Trappe ($200) salen tiradas.

Dónde:
Freire 1090
Zabala 3116.
www.culturalfreire.com

BONUS TRACK

Si bien la última apertura es Cultural Freire, justo en diagonal a On Tap (Freire 1101), pronto no podrá ostentar el título del más nuevo, ya que, el 9 de marzo, abrirá sus puertas una nueva sucursal de La Birrería a menos de cinco cuadras, en Av. Elcano y Freire.

 


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios