14.06.2016

Con una nueva marca de alta gama, la moda del gin no deja de crecer en la Argentina

Buenas noticias en la barra: el gin escocés Hendrick’s empieza a llegar al país de forma regular. Su Brand Ambassador le contó a JOY hacia dónde se encamina el destilado del momento.


Se llama Charlotte Voisey, es inglesa, vive en Nueva York, pero habla un español muy fluido. Lo habrá aprendido en el año 2000 cuando llegó a trabajar como bar manager en Buenos Aires en el mítico bar Henry J. Beans de Recoleta. Casualmente en ese mismo año nacía en Escocia el gin Hendrick’s, marca de la cual ahora es Brand Ambassador. Su botella oscura con forma de antiguo frasco de boticario se convirtió, desde entonces, en un objeto preciado de las buenas barras.

Si bien Hendrick’s se ve desde hace tiempo en varios bares de Buenos Aires, a partir de este año comienza a importarse con regularidad y podrá conseguirse en más barras y en las principales vinotecas de la ciudad (precio sugerido: $1290). Por eso, la semana pasada Voisey regresó para presentar el producto a las distribuidoras y bartenders de la región.

 

En una charla telefónica con Planeta JOY, Charlotte habla sobre la marca que es furor en Estados Unidos donde se vende casi la mitad de su producción (unas 300.000 cajas anuales) y de las nuevas tendencias del destilado a base de enebro que es la base de algunos de los cócteles más clásicos de la historia (Dry Martini, Negroni y Gin Tonic a la cabeza).

¿En un mercado que ya tiene a los tres grandes tanques de la industria como Bombay, Tanqueray y Beefeater, cómo busca posicionarse una nueva marca?
Este es un gin totalmente diferente. Está hecho de manera distinta y entonces tiene un sabor muy distinto. Se hace en alambique de cobre pero lo más interesante es que se hace con pepino y pétalos de rosa y eso es completamente nuevo y único. Y sirve para mezclarse en otro tipo de cocteles. El pepino y la rosa se agregan al gin como esencia después de la destilación porque no lleva una cantidad de aceites esenciales suficientes para perdurar soportar la destilación.

¿En qué tragos uno utilizaría un gin de este tipo?
Los mejores tragos con Hendrick’s son los livianos y refrescantes para verano. Por ejemplo en la presentación en el bar Victoria Brown preparé el Cucumber Basil Mash: Hendrick’s, pepino, albahaca fresca, jugo de limón y un toque de jarabe. Batido y servido sobre hielo. Y de los clásicos, va muy bien con el French 75, típico de los años 20, a base de gin y champagne, que combina bien por el pepino que le da un toque refrescante.

¿Pensás que la moda del gin tonic ya llegó a su tope?
Me parece interesante que algo vuelva a estar de moda y que tengamos cientos de versiones de algo clásico. Creo que esa experimentación sí está al tope pero es uno de los tragos más tradicionales y la gente lo va a seguir eligiendo. Nuestro producto es para hacer la versión de siempre: una buena tónica, una rodaja de pepino y listo. Si le agregás más cosas puede quedar muy lindo, pero se ocultan las notas del gin. 

 

El vodka estuvo muy de moda en los 90 y luego llegó un punto de saturación. ¿Podría llegar a pasar lo mismo con el gin?
Ese es el peligro. Cuando salió Hendrick’s en 2000 no había tantas marcas de gin como ahora. Para mí la experimentación va a seguir, pero lo que quedará será un grupo de gins que ofrezcan calidad. Que en la barra el bartender no tenga una cantidad tan grande sino unos 10 o 12 estilos diferentes para mezclar. Los de calidad y los que tengan recetas botánicas que ofrezcan algo diferente son los que van a sobrevivir.

¿En qué mercado son más fuertes?
En Estados Unidos. Después en España y después el Reino Unido.

¿Qué trago con Hendrick’s es el más vendido en Estados Unidos?
El Unusual Negroni. El Negroni es un trago que está muy de moda, pero es difícil para el Hendrick’s porque el peso del sabor del Campari y vermouth rojo oculta las notas del Hendrick’s. Entonces reformulamos la receta: partes iguales de gin, Aperol (más liviano que el Campari) y vermouth blanco. Le sumamos una cáscara de pomelo en lugar de la rodaja de naranja. 
 
Por Claudio Weissfeld
 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios

más leidasmás comentadas