10.09.2015

Del Toro: buenas hamburguesas en el centro de la ciudad

En el barrio de Monserrat, en una antigua farmacia del siglo XX, abrió un local que ofrece interesantes versiones del típico sándwich estadounidense.


La apertura de nuevas hamburgueserías es una de las tendencias gastronómicas más fuertes del año. Basta pasear un rato por Palermo para ver marquesinas como Burger Joint (una de las pioneras), The Burger House, Dean & Dennys, Eisenburger, Perez H, Mi Barrio y siguen las firmas. Se trata de locales pequeños, que ofrecen algo muy simple: hamburguesas caseras, cerveza tirada y limonada. Algunos de ellos cuentan con el asesoramiento de chefs reconocidos en el ambiente. 

Del Toro, inaugurado a mediados de este año, forma parte de esa movida, con algunas particularidades. La primera es que está situado en una zona de oficinas que (teniendo en cuenta el afluente de público que se ve cada mediodía) necesitaba de un local así. Queda sobre Bernardo de Irigoyen, a metros de Avenida Belgrano. 

Otra particularidad es que hay un aura ibérica alrededor del típico sándwich norteamericano: su propietario es Pedro Bello Aras, hijo de un español que fue uno de los fundadores de El Palacio de la Papa Frita y actual dueño de Rioja, un tradicional restaurante español situado a la vuelta. No es casual entonces que contratara a otro español para asesorarlo: Yago Márquez (ex Unik y Bernata), que hace su gran aporte a la calidad del producto. Insistió, por ejemplo, para que la carne sea picada in situ (a partir de paleta y rosbeef para la vacuna y carré para la de cerdo) y para que se ofrezca una cerveza tirada artesanal. Así hay dos chopperas de grunge: IPA y Blond Ale ($50 la pinta). En cuanto al pan, no es casero: lo mandan a hacer en una panadería de la zona y está muy bien; sabroso y esponjoso.

Las hamburguesas llevan 160 gramos de carne sutilmente condimentada y en varias opciones, que van desde la Del Toro ($85, cordero, cebolla caramelizada, tomate, berenjenas asadas, lechuga y mayonesa de curry), a la Joselito ($75, carne vacuna, queso azul, champiñones y rúcula) que se pueden acompañar con papas al romero ($15) o soufflé ($20). También se destaca la tonada francesa de la Belmondo, ($75) con queso brie, rúcula y cebolla caramelizada. Además, siempre está la hamburguesa del mes, que va variando y puede llevar, por ejemplo, nachos y guacamole. Suelen sacarlas a punto, pero si querés que salgan bien jugosas, lo podés aclarar.

Fuera del horario de almuerzo, Del Toro se llena entre las 17 y las 19 horas, cuando hay happy hour en cervezas (dos por $75).

Todo esto en un local para 45 personas que pueden acomodarse en mesas, en la barra o en una mesa comunitaria situada en el entrepiso. También hay lugar para sentarse en la vereda. Como detalle, el ladrillo a la vista del lugar data de algún lejano año del siglo XX, cuando en ese local todavía funcionaba una farmacia: se encontraron con esas paredes y techos originales cuando comenzaron la obra.

Del Toro está en Bernardo de Irigoyen 366, Monserrat / T. 5368-6388.  Abre de lunes a viernes a partir de las 9 y hasta las 20 horas; jueves y viernes hasta las 23.

Por Claudio Weissfeld 


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas