26.07.2018

Dime qué quieres beber y te diré cuál es el mejor bar de Buenos Aires para hacerlo

¿Whisky?, ¿gin?, ¿ron?, ¿aperitivos?, vos pensá que querés tomar, que en en esta nota te contamos cuál es el bar indicado para hacerlo.


Si lo que se busca en una salida es encontrar un buen bar o restaurante en donde sirvan buenos cocktails, Buenos Aires tiene, desde hace un tiempo, una oferta amplia de opciones para elegir. Sin embargo, ¿qué pasa si lo que se está buscando es una exploración más a fondo de una bebida en particular? 

Es que lugares, como dijimos, hay muchos. Sin embargo, el número se reduce cuando se apunta a un tipo de bebida en particular. 

Ya sea por la cantidad de etiquetas que manejan, o por la calidad del producto que ofrecen, a continuación, una breve guía para encontrar en el mapa de ofertas, los sitios indicados para degustar, por ejemplo, un buen mezcal, ron o whisky.

APERITIVOS, EN LOS GALGOS

La gastronomía porteña está representada de una punta a la otra en este clásico de avenida Callao y en esta categoría, los aperitivos no se pueden eludir. En Los Galgos no solo los incluyeron en su carta, sino que les dieron un lugar de importancia. Por un lado, están los “del mundo”: Jägermeister (Alemania), la italiana línea Cocchi (y aquí hay rosados, americano, storico, entre otras variedades), el gran Carpano Antica Fórmula (Italia) y Pimm’s (Inglaterra). Luego están las marcas nacionales, 13 en total, con Hesperidina, Amargo Obrero, Lunfa, Pineral, entre otros. Y si bien esta carta es una auténtica puesta en valor de los aperitivos, Los Galgos ofrece un plus: los “grifos” de aperitivos, de donde se extraen un vermú de la casa, Cinzano rosso y Negroni. El dato para los amantes de esta bebida ideal para el picoteo post laboral: de 18 a 20 hay 2x1 en Cinzano con soda y Campari con soda o tónica (a $100 y $130 respectivamente). 

Av. Callao 501, San Nicolás / T. 4371-3561. 

WHISKYS, EN WHEREVER BAR 

Los socios (y bartenders) Ignacio Urcelay, Damián Carosella y Javier García Moreno de Wherever son tres fans del whisky. Y si bien aclaran que no quieren ser reconocidos como un lugar donde solo se puede encontrar esta bebida (porque de hecho tiene una amplia variedad de cocktails, cervezas y más opciones), en la barra brillan los cristales de alrededor de 170/180 etiquetas de whiskys, con marcas de nacionalidades varias: hay de Irlanda, Escocia, EE.UU., Japón y también nacionales. 

La carta, además, tiene una clara y detallada guía de las distintas clases de whisky, ideal para amateurs en el tema. Un Chivas Century Malt, hecho a partir de cien destilerías distintas; otro de 17 años, Jameson de 15 y 17 años, o un single malt de  Bruichladdich, son, según “Nacho” Urcelay, algunas de las perlitas de Wherever. 

Por el lado de los tragos, están los clásicos, y las creaciones de la casa, como el Birra collins, con whisky escocés, jugo de limón, almíbar de cerveza negra y lager, que puede ir para acompañar con alguna comida; o alguno con más “power”, como el Aneurysm, con whisky irlandés infusionado en manzana verde y jenjibre, bitter de menta y manzana verde.  

Tienen también dos tours de whisky: en uno se muestran las diferencias entre los escoceses, irlandeses y estadounidenses; y otro para profundizar sobre los distintos whiskys dentro de Escocia.

Sta. María de Oro 2476, Palermo / T. 4777-8029.

 

RON, EN PRADO Y NEPTUNO

En una esquina brillante detrás de las vidrieras en donde se exhiben los más exclusivos habanos, una barra guarda una muy rica variedad de rones. Prado y Neptuno, además de ser un sobrio club de fumadores, también tiene una exquisita colección de rones, que suman entre 20 y 25 etiquetas, de distintos orígenes: Cuba, Puerto Rico, República Dominicana, Nicaragua, Venezuela, algunos con siete años. Havanna Club (tienen el premium Selección de Maestros), Diplomático, Santa Teresa, Botran y  Zacapa Xo son algunas de las marcas y botellas que se pueden encontrar aquí. “El ron es una de las bebidas más versátiles que hay, para mezclar me parece increíble”, dice Juan Policella, a cargo de la barra y uno de los responsables del lugar, muy visitado por turistas. Él puede orientar y sugerir qué ron tomar y con qué acompañarlo (más allá de los habanos, otras opciones pueden ser con chocolate o café, y sin hielo). 

Aquí no hay carta de tragos, pero esto no es un problema: basta con contar las preferencias para que Policella ponga manos a la obra y cree el cocktail. Sin embargo, el lugar sí tiene sus fuertes: el Daiquiri de lima, ideal para volver sobre un cóctel -un clásico a base de ron, claro- que se prepara en muchos lugares, pero que en muy pocos sale tan rico y delicado. Lo mismo sucede con tragos como el Mojito, Presidente, Piña colada, entre otros. Disfrutar un cocktail con ron en este rincón escondido de Recoleta es una gran experiencia.

Ayacucho 2134, Recoleta / T. 4802-9872.

 

SAKE, EN KOMYüN

Japón y el sudeste asiático dominan de punta a punta la carta en Komyün, recientemente inaugurado en los Arcos del Rosedal y, en este sentido, las bebidas y cocktails no son ajenos a este concepto. 

El sake, elaborado a partir de la fermentación de arroz, y los tragos que lo tienen como base, son un punto fuerte del lugar. A partir de las marcas de sake Yaegaki y Sho Chiku Bai, en Komyün se preparan cocktails de alto vuelo para acompañar tiraditos, ceviches y sushi, entre otras comidas. 

Kensho, en tanto, es la tercera opción de sakes, una bebida traída del exterior y que no se vende en el país. En cuanto a los tragos, el Suzaku, con sake, gin macerado con pimienta negra, albahaca, lima, almíbar de rosas, y un bitter de cardamomo, funciona como trampolín -por su tono cítrico y carácter más amable al paladar- para otros brevajes, más complejos en sabor. También a base de sake y gin, el cocktail Genbu lleva lima, pepino, almíbar de wasabi y granos de pimienta negra (el amargo del pepino y el picante dan una combinación más que interesante).

En todos los cócteles vale la pena prestar atención a los hielos redondos creados por la jefa de barra, Agostina Elena, quien también prepara, a pedido, el sake de la forma tradicional, para beberlo tibio y encontrar, de esta manera, todos los matices de la bebida milenaria y por ahora poco habitual en Buenos Aires. 

Av. Libertador 3883 Arco 9 / T.  2272-9152.

MEZCAL, EN MEZCAL

El nombre lo dice todo: Mezcal es la primera mezcalería (y por el momento la única) de Argentina. 

Con un promedio de 15 mezcales estables, hay productos -todos importados- como Papadiablo, San Cosme, el orgánico Amores y Bruxo, entre otros. Pero los que Alejandro Alferrone, jefe de Barra, destaca como verdaderas joyas con el 400 conejos y Montelobos: dos productos con más de seis destilaciones, y un ahumado equilibrado que, no obstante, permite apreciar el resto de las cualidades de la bebida

También el mezcal está presente en cócteles, como el Paraíso beach -mezcal, ron, ananá, pomelo y almíbar de moras- aunque también se puede conocer la bebida por sí sola (entre $150 y $175): con rodajas de naranja bañadas en sal de gusano de maguey. Se trata del bicho que crecen en la planta con la cual se hace el mezcal (el agave): con el animalito se hace una reducción con chiles y sal, y ese polvo picante es esparcido encima de los trozos de la naranja. El picante y el salado del gusano, más el dulzor de la naranja y el ahumado del destilado mexicano -sin hielo- conforman la experiencia completa en Mezcal. 

Costa Rica 4512, Palermo. 

 

PISCO, EN TANTA

En Tanta, la última creación del reconocido chef peruano Gastón Acurio, una bebida sobresale, tanto para los cocktails como para beber sin otros agregado. El pisco, claro está, sobrevuela los tragos creados por el bartender Hugo De La Silva. La materia prima es de la línea Viñas de oro, tal vez lo mejor en cuanto a la bebida. En cuanto a las variedades, en Tanta cuentan con el Acholado, que es el que más se usa y es un blend de tres uvas; el Quebranta, que da un toque más seco; y el Italia, más dulce y amigable. 

En la carta de tragos no faltan los clásicos peruanos, como el Pisco punch, Pisco sour, Capitán y el cocktail de algarrobina. En cambio, si se busca algo de la casa, se sugiere el  “¡Qué tal chela!”, que lleva pisco, maracuyá, mandarina, y espuma de jengibre (que imita a la espuma de la cerveza).

Otra opción tiene que ver con una bebida que se encuentra por encima de las ya mencionadas. También de Viñas de oro, Mosto verde es un pisco premium ideal para la degustación y beberlo solo. 

Esmeralda 938, Retiro

GIN, EN JOHNNY B. GOOD 

Dicen que el gin está de moda. Sin embargo, no es tan sencillo encontrar una carta de bebidas con 11 gins distintos. El bar restaurante Johnny B. Good tiene opciones para todos los gustos entre sus comidas y cocktails, y también si hablamos de esta bebida en particular: las opciones incluyen marcas destacadas como Bombay Sapphire, Beefeater, el escocés Botanist 22, Monkey 47, Gordon’s, entre otros. Los cócteles son un capítulo aparte, porque el gin está presente en varios de ellos, en particular entre los “legend cocktails”, aquellos con una historia en su haber, y por supuesto en los tonics. Además, y para tener en cuenta, JBG también tiene la opción de la experiencia gin & tonic, que permite elegir el gin, y agregarle un garnish, también a elección (puede ser romero, salvia, lima, por nombrar solo algunas alternativas).

Armenia 1540, Palermo / T.  156-506-6916.

TEQUILA, EN LUPITA

Sal, limón y fondo blanco. La fórmula, extendida en la noche argentina, es conocida por mucha gente que alguna vez buscó la borrachera rápido de la mano del tequila. Sin embargo, esta forma de tomar el destilado mexicano está lejos de seguir las tradiciones de origen. En Lupita, sí se busca disfrutar esta bebida, el bartender Patrick Kennedy sugiere acompañarla con un poco de “sangrita”, a base de jugo de tomate, salsa inglesa, limón, naranja y tabasco. La forma, entonces, es intercalar un sorbo de cada shot, y disfrutar del tequila, una bebida oriunda de Jalisco con denominación de origen. 

En Lupita, la carta cuenta con siete las marcas estables: El Jimador (blanco y reposado), José Cuervo (oro y blanco), 1800 (reposado, blanco y añejo), Don Julio (reposado), Corralejo (reposado), Susa (blanco y oro) y Herradura (reposado). 

Pero si lo que se desea es nada más que un buen trago con tequila, entonces lo mejor es apuntar a los clásicos margaritas, que tienen un lugar preponderante en la carta de Lupita y todos están elaborados con la marca El Jimador.

Baez 227, Las Cañitas y sucursales / T. 5197-5149

Lo que viene, lo que viene: El primer fernet bar

El nombre: N53. La idea: ser la primera fernetería de la ciudad. La inauguración será el jueves 26 de julio, en Uriarte 1657, Palermo. Prometen cinco canillas de fernet artesanal y finger food para acompañar. Para estar atentos a una apertura que, ya por la idea, sin dudas promete.

Por Nicolás de la Barrera. 

Foto de portada: gentileza Mezcal.

 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios