08.01.2018

Dos lugares para merendar en serio

Si te gusta cortar el día con una buena merienda, tenés que conocer estos dos bares porteños.


Si se trata de almorzar o cenar afuera, las opciones abundan, pero a la hora de merendar el panorama se complica, no solo porque la oferta es más chica, también es difícil encontrar propuestas de buena calidad. 

El combo de buena pastelería, té en hebras, café de especialidad y tostadas de pan casero, no se consigue en cualquier bar. Por eso, si querés merendar como Dios manda, visitá estos dos lugares:

Moshu

En plena ciudad de la furia, merendar con el canto de los pájaros de fondo es casi una utopía, pero en Moshu se cumple. Es que este bar, que abrió sus puertas en agosto del año pasado, se emplaza en una esquina que da a Parque Saavedra y su diseño de puertas abiertas, con grandes ventanales que se abren por completo, logra que el exterior se integre al local.

La premisa es ofrecer productos frescos, caseros y de calidad, todo se hace con las manos. Ese espíritu craft se refleja también en la ambientación y la vibra del lugar.

El “atendido por sus dueños” acá es religión, Lucas Villalba está siempre detrás del mostrador, atento a los pedidos de los clientes. Marta Dubroff, su madre, se encargó de la decoración del lugar, donde se lucen muebles heredados de su progenitor, Santos Atilio Villalba. La cocina, a la vista del público, le pone el broche al ambiente familiar.

Para los golosos Moshu es la tierra prometida. En su heladera se lucen variedades de tortas: cheesecake de dulce de leche y Oreo, marquise de chocolate, de frutos rojos, de maracuyá y Red Velvet ($92), la estrella del repertorio.

 

También hay scons ($71), alfajores sablé -en un tamaño muy generoso-, Babka (rollo de chocolate), muffins  ($42), budines ($39) y biscotti de almendras caramelizadas, una delicia ineludible. El cinnamon roll ($69) sale tibio y se sirve con un glasé que se vierte en el momento. 

Hay combos amigos del bolsillo que incluyen tortas, muffins y budines e incluyen café o té y exprimido de naranja.

Para los que prefieren lo salado también hay buenas opciones: bruschettas de pan de maíz con salmón ahumado y queso crema con eneldo ($188) y tostadas con pan de masa madre ($115), entre otras opciones.

El té es en hebras y el café, 100% arábico de Colombia, orgánico. 

Además, aprovechan la locación con un servicio inédito, el de picnic. Los clientes que lo prefieran pueden disfrutar de una comida en el parque, ya que piden a la carta y en Moshu les entregan una canasta y un mantel. 

Dónde:
Moldes 3802, CABA.
Martes a domingos de 8 a 20.

PL Deli Café

PL se emplaza en Gorriti y Dorrego, donde Palermo todavía conserva la calma de barrio. Ese mood relajado también se vive puertas adentro, o afuera, ya que el local cuenta con un patio super amplío, capaz de hacerle frente a la concurrencia de los sábados y domingos por la tarde.

Las briques -unas mini cakes en formato ladrillo- son uno de los hits del lugar. Se destacan la Chocosal (brownie con praliné de sésamo, ganache de chocolate y sal Maldón); la Chocoletra, una versión de la chocotorta con galletitas home made, y el Key lime, con panna cotta de albahaca.

 

La carrot cake también se lleva todos los puntos, esponjosa y fresca, es todo lo que se espera de este clásico norteamericano. 

Los alfajores ($35), repletos de buen dulce de leche y con masa de chocolate o de vainilla, son otro must.

Hay varias opciones de wafles, como el de palta ($120), que sale con huevo a la plancha y cilantro, y clásicos ($85): dulce de leche -con crema batida y frutos rojos- y el de miel y frutas de estación.

Los tés son de Penton y vienen en seis variedades, desde el tradicional Earl Grey hasta un rooibos (Almond Rooibos, con láminas de almendra, cáscara de naranja, cilantro y granos de pimienta). Y el café es un blend de granos colombianos.

 

Los que curten la onda healthy pueden pedir los batidos, hay energizante (banana, frutilla, yogurt y leche), detox (naranja, zanahoria, jengibre y manzana) y verde (kiwi, espinaca, manzana). 

PL, además, es vegano friendly hay opciones de platos para ellos y se puede pedir leche vegana en todas sus bebidas.

Dónde:
Gorriti 6046, Palermo.

Por María Paula Bandera. 


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios