22.08.2018

Jagüel: la fórmula -probable- del éxito

Ubicada en el lugar donde antes estaba Olsen, visitamos esta parrilla que abrió hace menos de un mes y ya promete convertirse en furor; te contamos porqué.


Un poco por moda y otro por necesidad de ajuste, las últimas aperturas gastronómicas de Buenos Aires están copadas por las cervecerías, los burgers bars y algunas pizzerías. Pero los locales de esa impronta no son los únicos que permiten brindar un servicio self service -y así abaratar costos-, Jagüel es el mejor ejemplo, ya que justamente se centra en un tipo de cocina que requiere tiempo e insumos de primera calidad.

Se trata de una parrilla que abrió en el espacio privilegiado, donde antes se encontraba Olsen. La locación puede asustar al bolsillo, ya que, su antecesor era caro y algunos pueden creer que Jagüel sigue la misma línea. 

Pero quien desconoce ese dato también puede entrar con el paso temeroso, porque se trata de uno de los patios más lindos de la Ciudad de Buenos Aires, y el argentino sabe que -salvo contadas excepciones- cuando un lugar está muy bien puesto, la billetera va a sufrirlo. 

Ahí, entonces, es cuando se cae otro lugar común, basta seguir unos pasos, adentrarse en el local y leer los precios que exhiben las pizarras, para que se dibuje una sonrisa en el rostro: los precios son accesibles.

Dos a cero, hermoso lugar y precios accesibles. El comensal elige lo que quiere comer, paga en la caja y se sienta a esperar a que suene el beeper para retirar su pedido. Entonces, aparece otra vez el temor; si se va en grupo, el amigo más escéptico seguro apuesta que la carne será dura, que la falla estará en la comida, que nada puede salir tan bien; y otra vez, el prejuicio se irá al tacho porque la comida suma más puntos al marcador: está bien hecha y es rica.

La parrilla a la vista permite ver a los cocineros en acción. Desde allí también se despachan las entradas, ya que el eje es la cocina parrillera. Algunas sugeridas, las empandas de carne, con masa de elaboración propia y cocidas al horno de barro ($40 cada una) y la provoleta ($140), que sale con tomates confitados y chimichurri. El estrellato es para las croquetas de morcilla ($100), están rebosadas en panko, se sirven con alioli, salsa criolla y medio limón y son tan ricas que le gustan incluso al que no es amante de este embutido.

A la hora de los principales, ofrecen cortes clásicos, como la entraña ($260), el ojo de bife -suculenta porción de 350 gramos, $300) y otros no tanto, como la Arañita (300 gr, $220), super sabrosa, pero no apta para los amantes de la carne bien cocida, ya que para asegurar la terneza es necesario comerla jugosa, algo que el chef Dan Alterman y su equipo saben muy bien.

Claro que también hay otra barra a la que vale la pena prestar atención, la que está en perpendicular a la de la parrilla. Es que allí funciona un gran salad bar con propuestas aptas para todo público, como la papa con huevo o el mix de verdes, y otras creativas que cambian según la estacionalidad y la disponibilidad de los productos. Hay dos opciones disponibles, 250 gramos, por $150, o 500 gramos, a $250.

 


Las ensaladas no están solas, descansan justo a unas muy buenas botellas de vino, que se pueden pedir enteras o disfrutar en copas. La selección se destaca por etiquetas de autor, como Traslapiedra Blend, Desquiciado Pinot Gris, Finca Suarez Malbec, Anko-Flor de Cardón Malbec, Manos Negras Pinot Noir, etc. 

Es increíble que todavía en el Jagüel sea fácil conseguir mesa, pero no es necesario ser adivino para pronosticar largas filas de comensales cuando la temperatura suba unos grados. Encima en la parte delantera del patio, casi sobre la calle, abrirán una heladería artesanal y boutique, donde solo se ofrecerán 12 sabores.

DATO EXTRA

Tienen una promo Early Dinner, hasta las 19:45 toda la carta con 35% de descuento.

Por María Paula Bandera
@paubande 

Más información:

Gorriti 5870, Palermo.
Martes a sábados desde las 18.30 al cierre. Domingos de 12.30 a 17.30.

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios