10.11.2014

Jardín Japonés: de la tradición a la fusión

Con vista al espléndido jardín con puentes, estanques y bonsais, cuenta con una carta renovada, amplia y variada de platos que van desde la costumbrista gastronomía japonesa a las innovadoras fusiones contemporáneas.


En los últimos diez años, el restaurante del Jardín Japonés pasó de ser un secreto a voces a convertirse en uno de los restaurantes de comida japonesa más reconocidos en Buenos Aires. Los motivos son varios. Por un lado su comodidad: está al margen de los grandes polos gastronómicos, con fácil acceso y estacionamiento propio. Además, se luce el lugar: elevado sobre el espléndido jardín con puentes, estanques y bonsais, es perfecto para una salida en parejas, sobre todo si se reservan las mesas situadas al lado del ventanal. Pero, ante todo, siempre sobresalió por su cocina, muy apegada a las tradiciones niponas.

Esta primavera, la carta del Jardín  se renovó y propone una modernización que se vislumbra claramente en sus piezas de sushi, como el Gunma Roll ($115), a base de queso crema de cabra, nueces y salmón ahumado, cubiertos con frutilla, kiwi y coronados con huevas. Otro ejemplo -que se aleja de lo que solían comer Akira Kurosawa y el emperador Hirohito- es el Akita Roll ($95), de rúcula, tomate seco y queso philadeplhia. Los rolls son de buen tamaño y llegan en porciones de cinco unidades, aunque para probar un poco de todo, lo mejor es elegir los combinados de entre 15 y 75 piezas (van de 225 a 1245 pesos).

Pero hay vida más allá del sushi. La carta, que divide sus platos en “los 4 elementos que componen el mundo: agua, tierra, mar y fuego”, ofrece fusiones como la entraña al sésamo con salsa criolla japonesa y puré zanahoria con coriandro ($215), o (ya más cerca de la tradición oriental), el magret de pato sobre salsa de tamarindo con chutney de mangos, ajo negro y pack choi ($215).

La variedad de platos y sabores es muy amplia: una de esas cartas que uno tarda un rato en analizar y decidir qué comer. El atento servicio del restaurante ayuda a elegir los platos correctos. Vas a gastar aproximadamente unos $350 por persona.

VINOS
La carta de vinos es uno de los puntos fuertes del Jardín Japonés, con una gran variedad de blancos, maridaje ideal para la mayoría de los platos. Podés probar desde etiquetas clásicas hasta otras menos masivas como el Vicentin blanco a base de Malbec, Pietro Marini Torrontés, de Bodega el Transito. La carta incluye una cuidada y breve explicación de cada una de las botellas. Entre las cervezas, lo ideal es pedir la japonesa Asahi, aunque a veces no está disponible por problemas de importación.

PESCADOS
Si bien la variedad de platos es amplia, claramente el Jardín Japonés debería ser un lugar elegido por quienes busquen buenos platos a base de pescado. Ya en el sushi bar están a la vista los frescos filetes de salmón, atún rojo y pescado blanco que van a parar a rolls, niguiris y sashimis. De la cocina, en tanto, sobresale el lenguado con costra de sésamo tostado y frutos secos, puré de brócoli y olivas crocantes.

El restaurante del Jardín Japonés está ubicado dentro del complejo, en Av. Figueroa Alcorta esq. Casares, Palermo. Abre de lunes a domingo de 12 a 16 y de 19:30 al cierre. El teléfono es  4800-1322.

Por Claudio Weissfeld

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas