24.08.2009

La nueva moda: después de las energizantes, llegan las bebidas que te tranquilizan

¿Estás nervioso? Los energizantes ya fueron. Lo nuevo son las bebidas que, lejos de ponerte las pilas, te dejan de cama.

drank malava VIB

Si hasta ayer una de la categorías de bebidas que más velozmente crecía eran la de las energizantes, tentando al consumidor con velocidad, nervio y lucidez instantánea, ahora le llega el turno a una nueva camada que busca exactamente lo contrario: mezcla rara de somníferos y ansiolíticos, estas bebidas proponen un trago para el relajo, e incluso la anestesia.

Se las conoce como antienergizantes o rivodrinks, por su efecto similar al ansiolítico Rivotril, el calmante favorito de los argentinos más nerviosos. Aparecieron en Estados Unidos en el curso del último año y cuestan entre dos y tres dólares la lata. Las marcas más conocidas son Drank, ViB, Blue Cow y Malava Relax. Mientras los energizantes se mixean con spirits para evitar la palma causada por el alcohol y ponerle pilas a la noche, estas nuevas bebidas buscan lo contrario: combatir el estrés de un modo light, con bajas calorías, y sin efectos nocivos. Hoy se posicionan como una opción de diseño ante un mundo en aceleración constante.

Drank es la marca más vendida del grupo. A un año y medio de su tibia aparición, sólo en el primer trimestre de 2009 generó ganancias por un millón y medio de dólares y es la única que tiene distribución en todo los Estados Unidos. De paso, resulta un caso emblemático de estas bebidas funcionales posicionadas en el filo de la legalidad. Partamos de su nombre, que se traduce como “bebido” en su doble acepción del pasado de beber y de borrachera. Su slogan, “Slow your roll”, dice en perfecto slang –la lengua de la calle-, lo que nosotros acá decimos con la frase “bajá un cambio”.

El marketing ha sido la llave del éxito para Drank, “la bebida de la extrema relajación” como anuncia su lata. Innovative Beverage Group, la empresa productora, elegió el color púrpura para la lata y el producto. Desde el sillón de tu casa parece más bien un detalle sonso. Pero en el sur de los Estados Unidos, de donde es originaria, el Purple Drank es el término callejero para una combinación sedante usada por los hip hoperos: una mezcla de un jarabe púrpura para la tos con Seven Up, que libera codeína en el hígado. El anzuelo está puesto ahí, ya que la codeína es uno de los precursores de la morfina y, según ciertas investigaciones médicas citadas en New York Times Magazine, una botella del menjunje te pone a volar primero y luego a dormir como una piedra.

EL GENIO DE LA BOTELLA
Pero no todo es hip hop en la calmante senda de las nuevas bebidas. Blue Cow Drink, por ejemplo, se sustenta en la increíble historia del mendigo que llega a millonario y luego lo pierde todo en la timba bursátil. En el site cuentan cómo el fundador de RelaxCo, después de quedar en la lona a fines de los 90, pasó insomne varios años retirado en un motorhome (una especie de casa rodante) hasta que una idea le iluminó el camino: su misión sería ayudar a conciliar el sueño a los miles de norteamericanos que, como él, tenían los nervios destrozados.

Así nació Blue Cow Drink, una bebida que, a juzgar por lo que dicen sus productores, viene a “relajar el cuerpo, reducir los efectos de la cafeína y atemperar los nervios crispados por el estrés”. Algo que no escapa a otra de las marcas llamada ViB, cuyas siglas quieren decir Vacations in a Bottle (Vacaciones en botella): una propuesta sedante, cuyo posicionamiento se reduce a comparar el placer que proporcionan unas vacaciones con el placer causado por los efectos placenteros de su formulación.

LA FORMULA SECRETA
Si bien este segmento de bebidas funcionales apunta a un mismo efecto (la relajación fácil y el placer embriagador sin alcohol) cada una tiene ingredientes distintos. Drank es una bebida ligeramente carbonatada de color púrpura y sabor dulzón, que encierra una buena dosis de melatonina, raíz de valeriana y pimpollos de rosa. La melatonina es la hormona del sueño, secretada por una glándula ubicada en el cerebro, y viene a ser algo así como seteador del reloj corporal. Valeriana y rosas fueron históricamente usadas en la medicina como calmantes. El combo promete aflojar la tensión y entrar en una suerte de estado alfa con los 450ml que tiene la lata.

ViB, en cambio, es una especie de Frankenstein de la alquimia. Cada unidad finamente gasificada, en sus 240 ml cuenta con 40 calorías y un mix de L-Theanine, también encontrado en el té verde y un psicoactivo poderoso según sea la dosis, cuya deficiencia en el cuerpo estaría asociada a la irritabilidad nerviosa. Además, aporta vitaminas B12, B3 y B6. Todo muy lenitivo y prometedor, aunque con sólo pensar en un sorbo nos provoque escalofríos.

Malava Relax, “la bebida antienergizante” como la promocionan, viene en una deslucida botella de plástico y propone sabores que a un estresado oficinista neoyorquino seguro le resultan atractivos en copa tulipán: cranberries, pomelo, frutos del bosque. También llamada Malava Novocaine, incorpora en su formulación el anestésico quirúrgico que le da nombre. Para más, su slogan es “Don’t Stress… Get Numb”, algo así como “No te estreses… Anestesiate.”

Todas estas bebidas tienen higiénica precaución de aclarar que son libres de cafeína y que no causan adicción. Y si bien no recomiendan su abuso, proponen una dosis diaria para calmar el pulso agitado de los días. Más allá de la promesa de sueño y distensión al alcance de la mano, y del escepticismo que provocan los paraísos artificiales, la prestigiosa revista New Yorker comentó la experiencia de consumo de Drank en un artículo publicado en enero de este año. Los resultados, según el autor, estuvieron dentro de lo esperado.

America Latina aparece como próximo mercado para expandirse en el 2010. 

Por Joaquín Hidalgo

 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios

más leidasmás comentadas