08.02.2011

Las Piedras: el nuevo complejo hotelero top de Punta del Este

Se inauguró el complejo "Las Piedras Villas & Hotel Fasano". Lujo y sofisticación que combinan playa, mar y campo.


Este verano habrá una redefinición de lo top en Punta del Este. La familia Fasano, con su tradición de más de un siglo en gastronomía y buena vida en Brasil, ha desembarcado con todo en el balneario más exclusivo de América Latina, de la mano del grupo desarrollador JHSF. La apuesta fue concebir el complejo hotelero más lujoso de Punta, llamado Las Piedras Villas & Hotel Fasano, que se inaugura oficialmente este verano, a sólo ocho kilómetros de La Barra. Este establecimiento contará en su primera etapa con 20 bungalows a puro lujo y tendrá spa, una piscina tallada en las rocas y un restaurante que marcará tendencia durante la temporada que se avecina.

Cuentan que Rogerio Fasano -cuarta generación de una dinastía familiar brasileña asociada al glamour- quedó perdidamente enamorado cuando vio por primera vez las tierras en donde hoy está ubicado su nuevo hotel: un campo que mira al río Maldonado, con una formación rocosa elevada que vigila una exuberante naturaleza, desde dónde se disfrutan atardeceres de novela.

“Es una de las propiedades más lindas que he visto en mi vida, con un romanticismo mágico”, recuerda hoy el empresario cuando se le pregunta qué lo llevó a hacer pie en este lugar. Hay que tener en cuenta que, en Brasil, la marca Fasano es el lujo personificado, con su magnífico hotel de San Pablo (elegido recientemente como el mejor de América Latina por la guía Condé Nast Traveler) y otro bellísimo en las doradas playas de Ipanema, Río de Janeiro.

Para entender la importancia de este flamante emprendimiento, vale decir que se trata del primer Fasano que se construye fuera de Brasil y representa una vidriera muy importante para el grupo, que planea su pronto desembarco en ciudades como Nueva York y Trancoso, en el Estado de Bahía. “La empresa está redoblando su apuesta en Punta del Este y Rogerio se puso especialmente a cargo de este proyecto”, cuentan los voceros del complejo. Tanto es así que para diseñar esta joyita campestre, el empresario eligió a un arquitecto mundialmente conocido: Isay Weinfeld (con obras concentradas mayormente en Estados Unidos, Europa y Asia).

Fasano y Weinfeld se tomaron el trabajo muy a pecho y eligieron uno por uno los objetos que componen el interior del hotel. Inclusive, Fasano se encargó de probar cada colchón de los bungalows. “Rogelio es un obsesivo de los colchones y se considera un verdadero catador en esta materia. La anécdota más graciosa es que hace poco llevaron uno al complejo de Las Piedras y él lo mandó de vuelta porque se acostó y no lo sintió cómodo”, aseguran quienes presenciaron el episodio.

EL LUJO DE LO SIMPLE
Weinfeld, quien también diseñó el Hotel Fasano de San Pablo, se puso al frente de este proyecto en septiembre de 2009 y concibió cada uno de los bungalows, en sus formato de luxe y suite, que vigilan un campo abierto de 480 hectáreas. “El hotel respeta el lujo de lo simple: nunca va a faltar, pero tampoco va a haber de más”, explican los voceros.

Un bungalow del Fasano tiene entre 80 y 120 metros cuadrados y escapa al formato típico de “habitación”. La idea de Weinfeld fue apostar al concepto de “chacra de mar”, muy en boga en los últimos cinco años en Punta del Este (ver recuadro), para que el huésped se sienta más en una casa propia que en un hotel. A esto se suma que los bungalows están perfectamente integrados al paisaje; de hecho, está contemplado que dentro de muy poco cada uno de ellos se vea cubierto por enredaderas y plantas.

Más allá de esta sensación de “casa propia”, el equipamiento es de última generación, con tecnología de punta en artefactos, mobiliarios y extravagancias como que las sábanas son de algodón egipcio de 300 hilos, con almohadas de pluma de ganso. Además, existe un servicio de mayordomo personalizado para atender cada necesidad. En alta temporada, el bungalow de luxe costará u$s 850 por día y, en la baja, 600 dólares. En tanto, el bungalow suite tendrá valores de 1300 y 900 dólares, respectivamente.

El hotel está coronado por el Spa Fasano Renata de Abreu –una de las líneas de spa más prestigiosas de Brasil-, que cuenta con una piscina climatizada interna, sauna seco y húmedo, gimnasio y seis salas de masajes. La otra piscina, la exterior, fue esculpida en una gran roca y se despliega desde uno de los puntos más altos del terreno, lo cual le da una panorámica espectacular sobre el campo. Allí hay un pool bar en donde se sirven tragos y comidas livianas.

No es poco decir que Las Piedras-Fasano ya pasó a formar parte de The Leading Hotels of the World, uno de los sellos de calidad más prestigiosos del mundo en materia hotelera.

FASANO RESTAURANTE
Por otra parte, el emprendimiento tendrá uno de los puntos de encuentro más top del verano, en donde seguramente se reunirá la crema del glamour esteño. Se trata del restaurante Fasano, algo así como la “joya de la corona” de los hoteles de esa insignia. El chef a cargo será el ítalo brasileño Salvatore Loi y se servirá cocina “italiana moderna”, según precisaron fuentes de prensa.

“Estará abierto sólo para cenas durante la alta temporada y apunta a ser el más exclusivo y trendy del verano 2010-2011”, adelantan.

El restaurante -donde el cordero será una de las estrellas indiscutidas- tiene dos terrazas VIP, cada una de ellas con un fogón propio y capacidad para un máximo de 12 comensales que tendrán una vista privilegiada de los mejores atardeceres de Uruguay. El restaurante tiene un total de 80 cubiertos y su cava albergará las más distinguidas etiquetas de vinos uruguayos e italianos.
El mismísimo Rogerio oficiará de anfitrión algunas noches, ya que tiene una mesa propia con la mejor vista sobre la apacible campiña uruguaya.

VILLAS, GOLF Y GLAMOUR ESTEÑO
La apertura de los 20 bungalows del hotel, junto al restaurante Fasano, el spa, la piscina y el resto de los servicios es sólo la primera etapa de este desarrollo de JHSF. Para el verano 2011-2012 estarán operativas 38 villas de entre 200 y 550 m2 cada una, en terrenos de 5000 m2. Las unidades contarán con servicios pay per use de alquiler y mantenimiento, además de un servicio de conserjería y room service del Hotel Fasano. Cada villa tiene un valor de venta que varía entre 750.000 y 2 millones de dólares.
La infraestructura de Las Piedras Villas y Hotel Fasano contará con un centro ecuestre, canchas de polo, de tenis, un boat house sobre el Río Maldonado -con playa privada- y una exclusiva cancha de golf de nueve hoyos, diseñada por el célebre ex golfista Arnold Palmer.

La tercera unidad de negocios son las Chacras Las Piedras, gigantescas propiedades exclusivas, de tres hectáreas, que también tendrán acceso a la conserjería del Fasano. Esto quiere decir que los dueños no deberán preocuparse por la seguridad, la limpieza o que falte el champagne en la heladera. El hotel todo lo proveerá.

Las Piedras-Fasano apunta principalmente a un público extranjero con un nivel de exigencia mucho mayor a los estándares conocidos en la hotelería de Punta del Este. Por ende, la apertura de este complejo implica un salto de calidad con respecto a los establecimientos de lujo que ya funcionan en el balneario.

En suma, el concepto que intenta imponer el Fasano es  que los huéspedes se sientan chacareros vip en el Este, ya sea que pasen la noche en los bungalows o sean dueños de una de las lujosas villas o chacras del complejo.

por José Totah  

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas