14.05.2018

Lo que tenés que saber para que todos los días sean el #hummusday

Ayer el mundo celebró el Día Internacional del Hummus y no queríamos quedarnos afuera. Un poco de historia y tips para disfrutar de este plato clásico.


Vamos a echarle la culpa a la diferencia horaria. Como sucede todos los años desde 2012, ayer el mundo entero celebró el Día Internacional del Hummus y no queríamos quedar afuera del homenaje a una receta que tantas alegrías nos ha dado. Va entonces un repaso por su historia, ingredientes y tips básicos para hacerlo en casa y tres restaurantes en los que todos los días es el #hummusday.

Empecemos por el nombre que no es más ni menos que “garbanzo” en árabe. El origen de la receta se remonta al Imperio Otomano y por eso hay versiones de esta pasta en el recetario de la mayoría de los países de Medio Oriente. Las disputas entre Líbano e Israel sobre el origen del plato dieron pie al documental Make Hummus, Not War).

El blog Hummus 101 recopila datos curiosos, recetas y cuestiones alrededor de la pasta de garbanzos en todo el mundo. ¿Ejemplos? En Israel el ciudadano promedio come 10 kilos de hummus por año. En una competencia, Matt Stonie llegó a comer 2,5 kilos en seis minutos. Hay un estudio científico que asegura que el aporte de aminoácidos esenciales como el triptófano el hummus… da felicidad.

¿Cómo prepararlo en casa? Los más puristas dirán que hay que partir de garbanzos secos, hidratarlos, hervirlos y pelarlos, pero los de lata van perfecto. En la base dos tazas de garbanzos, dos cucharadas grandes de tahina (si lo querés bien cremoso ponele un poco más), cuatro cucharadas de limón, medio vaso de agua, uno o dos dientes de ajo, dos cucharadas de aceite de oliva + sal, pimienta, comino + pimentón y/o perejil para decorar. El secreto para lograr una textura más untuosa es incorporarle aire a medida que se va procesando.

En muchos restaurantes, mercados gourmet y tiendas de alimentos de las comunidades árabe y judía podés encontrar hummus. ¿Tres destacados?

La versión callejera: en Tetuán Brasero Marroquí

Ayer celebraron con un 2x1 en Hummus con Pan Pita. La preparación forma parte de las guarniciones de todos los sándwiches de la carta del gastropub. Los cortes de pollo, cordero, carne molida y ojo de bife que se cocina en el brasero combinan con la pasta de garbanzos, papas rústicas y otros vegetales.

Queda en Ravignani 1780.

En El Manto, clásico y orgánico

“Usamos solo garbanzos orgánicos nacionales. Además, una pasta de tahine de origen armenio acompañado de aceite de ajo y limón exprimido. Y en lugar de una corona de perejil picado, tiene clorofila de esa planta y una pequeña ensalada de garbanzos frescos en el centro, para que la puerta de entrada a la comida armenia, que es el hummus, sea un viaje sensorial de texturas y aromas”, detalla Alvaro de Frutos, chef de El Manto.

Queda en Costa Rica 5801.


En Fayer, el sello israelí
Para Tomás Kalika, una de las claves para que el hummus quede suave y delicado es prepararlo con casi igual cantidad de tahina y garbanzos. En su carta hay distintas opciones, el plato estilo israelí que se puede comer solo, con carne, pollo o verduras. Y también versiones que van cambiando por temporada, entre las que se destacan la de remolacha y la de calabaza.

Queda en Avenida Cerviño 4417.


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios