29.11.2018

Locos por el matcha: dónde probarlo en Buenos Aires

Este té en polvo contiene mayor cantidad de antioxidantes que cualquier otro té verde; se puede consumir de manera clásica, con leche (Matcha Latte) y también en preparaciones dulces.


En la clásica ceremonia del té, los japoneses beben té matcha; y aunque su consumo en Occidente está lejos de ese ritual estructurado, cada vez son más los paladares de este lado del mundo que sucumben a su encanto. 

Claro que, en el camino hacia la occidentalización, el matcha se mezcla con otras bebidas, como la leche y todo tipo de verduras, hierbas y frutas para dar lugar a smoothies y jugos.

Aunque es un té verde, es diferente a cualquier otro. “Antes de cosechar las hojas para moler, se cubren las plantas con una media sombra, ocultándolas del sol, de esa forma cambia la manera en la que éstas realizan su fotosíntesis y se logran hojas de un verde más oscuro”, cuentan desde Tea connection, uno de los lugares donde se lo puede adquirir en Buenos Aires, y agregan: “El té gana aminoácidos, lo que lo hace más dulce naturalmente y más nutritivo”.

En el paladar se siente fresco, algo intenso, con notas vegetales y un final delciadamente dulce. Claro que depende mucho de la calidad que se elija; en Teaconnection, por ejemplo, utilizan uno de la zona de Uji, Kioto, “es de las calidades más altas que existen en el mundo”, aseguran.

Amo mi matcha es otro de los lugares donde se puede comprar; comenzaron con un pequeñísimo local en el barrio chino y hoy trabajan mediante distribuidores, como dietéticas y delis. Venden un matcha premium y otro al que bautizaron “culinario”, ideal para agregarlo a licuados, jugos, yogures, gelatinas, granolas y leche. Además, puede utilizarse para preparaciones de pastelería como muffins, alfajores, etc.

 

En Alchemy, por ejemplo, utilizan el té de “Amo mi matcha” para preparar un riquísimo y refrescante helado de matcha.

En Lab Sucré, una pastelería marcada por influencias orientales, también utilizan el matcha en varias de sus preparaciones, como tortas, lingotes y budines. Además, también ofrecen el matcha en bebidas como lattes fríos y calientes.

Super healthy

El matcha, además, es un superalimento y esa, quizás, fue la puerta grande para que ingresara a Occidente. “Una taza de matcha equivale a 10 tazas de té verde en propiedades. Esto se debe a que este té no es una infusión sino que literalmente se consume la hoja entera (en polvo)”, explican en Tea Connection.

¿Cómo se prepara?

Existen dos formas de prepararlo, la tradicional y la moderna. La primera es la que se realiza en la ceremonia japonesa del té, “el matcha se coloca en un bowl grande llamado chavwan al que se le agrega agua caliente y se emulsiona con un batidor de bamboo llamado chasen hasta que la mezcla adquiere una consistencia homogénea y se forma una capa de espuma en la superficia”, explica Victoria Bisogno, tea master y fundadora de El Club del Té.

El estilo moderno, en cambio, “consiste en mezclarlo enérgicamente con el agua o incorporarlo en la batidora al momento de hacer un licuado saludable”, agrega la especialista.

 

En Tea Connection recomiendan:

- Utilizar 1 gr de matcha por taza.

- Tamizar antes de infusionarlo, para quitarle los grumos.

- Agregar agua caliente, que no sobrepase los 85 grados. A más temperatura, se quema.

- Batir, hasta que se forme una capa de espuma en la parte superior de la taza.

- Se recomienda endulzar con miel o agave.

 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios