13.07.2016

Los 10 restaurantes que arrasan en New York

No son los más caros ni los más tradicionales, son los favoritos del 2016. Te mostramos a dónde tienes que ir para probar los mejores bocados de la Gran Manzana.


Lejos de los clásicos y lujosos lugares que se alzan en diferentes puntos de los cinco boroughs neoyorkinos, existe una serie de nuevos -y no tanto- restaurantes que se volvieron los predilectos de los locales y de los turistas. Conocé los mejores sitios que alimentan a la ciudad que nunca duerme. 

Luego de 10 exitosos años en Filadelfia, el chef José Garces inaguró una sucursal de su Amada (nombrado así en honor a su abuela) en New York. El punto fuerte de este lugar son las tapas españolas, que se disfrutan en un amplio salón de techos altos y cocina abierta. Otros de los platillos más destacados son el pulpo grillado y el filete tártaro de cordero. Por supuesto, la carta de vinos tiene una amplia variedad de tintos y blancos españoles. 

Nadie juega mejor con el diseño que los italianos, y La Sirena de Mario Batali es un recordatorio de ello. Ubicado en el segundo piso del hotel Chelsea’s Maritime, esta trattoria recibe a los comensales con extensa barra de mármol, pisos de mosaicos y mobiliario inspirado en la década del ’60. Si buscas deleitarte con las más fabulosas y caseras pastas, este restaurante debería estar ubicado primero en tu lista.  

La definición de “BBQ spot” es la exacta para este grill que, además de ser uno de los mejores de la ciudad, es uno de los más recomendados del país. Aquí podrás comer la clásica barbacoa americana y platillos menos tradicionales como alitas de pollo a la vietnamita y salchichas de queso parmesano. Hometown Bar-B-Que es una cita obligada si cruzas el puente de Brooklyn.

Tras 12 años de ininterrumpido servicio, Hearth renovó su imagen y su carta. Con diseño moderno y un menú orientado a alimentos saludables, allí puedes degustar bacalao asado y coles a la parrilla. Los viejos fanáticos de esta parada del East Village pueden respirar aliviados: el chef Marco Canora ha respetado los clásicos, por lo que podrás seguir comiendo hamburguesas y albóndigas de carne y ricota. 

The Cecil, en Harlem, sigue haciendo algunos de los platillos más interesantes de los cinco boroughs. Su carta destaca por la comida típica afro-americana, pero añade guisos de pescado ahumado característicos de Brasil. El ambiente es sobrio y las piezas decorativas más llamativas son los inmensos cuadros que cubren las paredes, con retrato de hombres y mujeres de la comunidad con más soul del mundo. 

De vuelta en el East Village, con Ducks Eatery. Si su nombre no te ha dado ninguna pista, te contamos que aquí comerás pato preparado en decenas de formas diferentes. La mayoría de los platillos son para compartir. Si te animas, puedes probar las orejas de cerdo ahumadas o el cuello de pato ahumado. Es un grill pequeño, por lo que sugerimos que hagas una reserva para asegurarte un lugar. 

El mundo de la pizza sigue evolucionando en New York y Emmy Squared le presenta a la ciudad nuevas y fascinantes variedades, que nadie imaginaba que podían ser tan necesarias. Además de la ya tradicional grande de mozzarella, la carta incluye pizzas con chile, chorizo, crema y un interesante mix de banana con cebollas. Además, hay sándwiches en pretzels y un bar de hamburguesas.

Limpio, despojado, austero. Japonés. Porque ningún viaje a la Gran Manzana estaría completo sin una visita a la 5 Avenida, nos detenemos en Sushi Ginza Onodera, que abrió una sucursal en Estados Unidos. Ofrece los pescados más frescos de la ciudad (ninguno proviene de criadero) y cada pieza es una obra artesanal, cuidadosamente evaluada por el chef Masaki Saito, que viajó desde Tokyo a supervisar el nuevo restaurante. Cuesta entre 300 y 400 dólares por persona. 

Upland está considerado como uno de los mejores destinos de la ciudad en lo que a alta cocina se refiere. Aunque la comida está mayormente inspirada en los platillos clásicos de California, cuenta con una buena oferta de pastas y una carta extensa de postres. Con dos amplios y luminosos salones, todo el lugar está inmerso en las vibraciones de la Costa Oeste. Tiene precios accesibles y un brunch recomendable. 

París conoce a New York, en el Sauvage del barrio de Brooklyn. Se trata de un restaurant que sirve platillos americanos y franceses. Sus menús no tienen pretensiones demasiado elegantes, pero todo es excelente. Los favoritos son la terrina de puerros con almejas y el cerdo confitado. Si no estás pensando en el almuerzo o en la cena, puedes pasar a beber cócteles, ya que la barra de este frenchie neoyorkino tiene una amplia variedad de espirituosas. 

 


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dej� tus comentarios