07.09.2009

Los 5 mejores restaurantes chinos de Buenos Aires

La cocina china merece otra oportunidad. Aquí, 5 lugares para redescubrirla.

Restaurantes Chinos
2 3 4 5 6 7 8 9

Pensamos en comida china y visualizamos un chop suey, o un pollo con almendras. Platos que a los argentinos hoy por hoy nos resultan tan familiares como la milanesa o la ensalada mixta. Hay que decirlo: la comida china se ha banalizado. Ya no sorprende y, además, gracias a algunos emprendimientos de poca monta, por lo general se la asocia con aceite y dolor de panza. Pero algunos restaurantes chinos mantienen sus raíces y su nivel: lejos de los grandes polos gastronómicos, brillan con platos ricos y únicos. ¿Sabías que en Buenos Aires podés comer fondues chinos,  tacos de masa fila, caranchear corvinas y beber destilados a base de sorgo? No todo es empanaditas y chau mien. Acá te contamos cuáles son los 5 mejores restaurantes chinos de la ciudad.

 1. HSIANG TING TANG. En pleno Chinatown de Belgrano, al lado del famoso restaurante Palitos, Hsiang Ting Tang, (“melodía de campana”) está a cargo del lacónico, casi monosilábico Apu Chen (tataranieto de restaurateurs, allá en Taiwan). Se trata de un local rectangular, de luces bajas, donde priman farolillos y grabados. Hay un simpático tatami medio escondido que hace las veces de petit salon privé  y se lo puede reservar para comidas con grupos de amigos. Su cocina se define como de China-Taiwan. Prestan especial atención a la calidad de los ingredientes y a los puntos de cocción. Tienen más de un plato que lleva el nombre de Norma Aleandro, habitué de la casa; uno de ellos es un pollo a los tres aromas, muy demandado por los clientes. Se recomienda el pollo en todas sus variantes, los mariscos y el pato ahumado. Según explica Apu, se bebe mucho té ya que los chinos acostumbran a tomar bebidas calientes con la comida (tratan de evitar los cambios bruscos de temperaturas); sin embargo, la cerveza y el vino también son buenas opciones. El precio por persona es de unos $65, aprox.
Arribeños 2245, Belgrano  / T. 4788-0125
Lunes a viernes al mediodía. Sábado y domingos, mediodía y noche.


2. CHINO CENTRAL. El restaurante chino más antiguo de Buenos Aires. Al menos eso aseguró su dueño, Chiu Man, que si bien nació en Hong Kong, hace más de cuarenta años que vive en la Argentina. Su local de la Avenida Rivadavia es un clásico del microcentro: un salón amplio y sencillote, decorado con abanicos y bordados de seda con escenas bucólicas colgados de las paredes. En su momento, cuenta Chiu, era muy difícil proveerse de materia prima para cocinar porque no existía el Barrio Chino, fenómeno reciente que ha solucionado muchas de las antiguas carencias. Suele concurrir una buena cantidad de clientes orientales y no es raro encontrarse con el personal de la embajada. Entre las especialidades están las sopas, como la Han Mien, hecha a base de fideos, mariscos y vegetales servida en un tazón. Chino Central tiene también un local en La Horqueta en el que sirven Pou-Pin una especie de tacos de masa fina, similares a los mexicanos, pero chinos. Son tortillas de harina y cada comensal las rellena con mariscos, cerdo y diferentes tipos de verduras. A pesar de que la carta está hecha a la medida del porteñaje, Chiu es optimista con respecto a la evolución de los paladares criollos: afirma que de a poco nos hemos ido abriendo a nuevos sabores y que más de un audaz se anima a pedir cosas no ortodoxas. El costo promedio por persona oscila entre los $60-$70.
Av. Rivadavia 656, Microcentro / T. 4331-3670 - Blanco Encalada 2096, La Horqueta / T. 4719-6505
Todos los días, mediodía y noche.


3. HONG KONG STYLE. Local sencillo, prolijo y de atención hacendosa. Aquí se sirve una especialidad típica de Hong Kong llamada Tim Sum: una serie de entradas cocinadas en canastas de bambú, como pechito de cerdo, garras de pollo, porotos negros y gyozas con camarones, entre otras. Otra particularidad es que se come en las tradicionales mesas giratorias que permiten compartir varios platos entre los comensales; refleja la idea del banquete, de la variedad típica de todas las cocinas chinas. Por ejemplo, ocho personas comparten seis platos grandes y una sopa; diez personas comparten nueve platos y una sopa. Eso sí: si querés ir a una de estas mesas, conviene reservar con anticipación. Otro de los fuertes de la casa son los pescados y mariscos, pero ojo que sirven el pescado entero, con cola y cabeza (ojos incluidos), tal como le gusta comerlo a los chinos, algo a lo que los argentinos no estamos muy acostumbrados. Capítulo aparte para la ensalada de mango con langosta: de antología. Costo aprox por persona: entre 60 y $100.
Montañeses 2149, Belgrano / T. 4786-3456
Lunes, martes y miércoles de noche. Viernes, sábado y domingo mediodía y noche.

 


4. TOU-FU. Una perlita prácticamente inidentificable, ya que su cartel está en caracteres chinos. En el Tou-Fu se come la famosa Huoguo, un tipo de fondue cuyo caldero va encastrado en el medio de una mesa circular. El caldero -o marmita- está dividido en dos secciones: ambos llevan caldo pero uno suele ser más picante que el otro. Este plato no es muy conocido en Buenos Aires, aunque se come en toda China, si bien cada región tiene su propia receta. Comerlo es toda una experiencia. Los chinos locales coinciden en que este es el mejor lugar para comer la especialidad que preparan con pollo, cerdo, cordero, carne vacuna, guarniciones y caldo con pimienta de Sichuan. Conviene reservar alguno de los salones privados (no hay sala común) e ir con un grupo de 6 a 10 amigos, de forma de compartir los costos que oscilan entre $40-$60 por persona. Es aconsejable visitarlo antes de que lleguen los calores, so pena de sudar a mares. Y si vas pronto, podés convertirte en el primer argentino en visitarlo: casi todos los clientes son chinos.
Castro Barros 59, Caballito / T. 4958-0842
Todos los días excepto martes y jueves al mediodía. 



5. SHI YUAN. Shi Yuan es el mejor restaurante de la ciudad para comer el pato laqueado. Su chef, Li Xiu Ying es oriundo de Beijing y conoce todos los secretos de esta clásica preparación. El local es un tanto kitsch, con una entrada flanqueada por una cascada artificial y un pequeño lago en el que habitan unas carpas. Se ingresa cruzando un pequeño puente de madera para encontrarse con un salón amplio y sencillo con aire setentoso. Además de las típicas minutas chinas se comen pescados como la corvina en forma de ardilla, uno de los highlights de la casa; viene entera, abierta, crocante, desespinada y con una salsa agridulce. El público es muy variado, una mezcla de vecinos, chinos de la colectividad y gente que llega por recomendación. En el primer piso hay un salón para eventos privados. Aunque ahora no tienen, a veces sirven el típico baiju, un licor de alta graduación alcohólica destilado del sorgo que parece napalm. El precio promedio por persona es de unos $60-$70.
Tagle 2531, Barrio Norte / T. 4804-0607
Todos los días, mediodía y noche excepto los lunes al mediodía. 


Por Luis Lahitte / Fotos: Pablo Mehanna

 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas