18.12.2009

Los 10 mejores restaurantes inaugurados en el 2009

Conocé las aperturas más importantes del año que se termina.

2 3 4 5 6 7 8

El 2009 no fue un buen año para la gastronomía en la Argentina. La apertura de restaurantes se desaceleró y muchos cerraron. Pero así todo, hubo quienes se animaron a batallar contra la recesión y tan mal no les fue. 

¿Cuáles son las novedades más importantes del año en términos generales?

- La apertura de restaurantes de alta gama con importantes inversiones extranjeras. No tan curiosamente, muchas de estas grandes aperturas tienen como protagonista a la gastronomía de moda: la peruana.

- Un retorno a las fuentes: pequeños restós que tienen como propietarios a sus propios cocineros que están allí todos los días, al pie de los hornos. Suelen estar en las afueras de grandes polos gastronómicos y de alguna forma reeditan el fenómeno que se vivió a principios de esta década en Palermo, cuando abundaban los bistrós de autor.

- Todavía es incipiente pero, sobre todo en Palermo, se ven cada vez más restaurantes orgánicos con almacenes de productos, por supuesto, orgánicos.

Estas son las 10 mejores aperturas de 2009. Si todavía no fuiste, es hora de que lo hagas.

1) Astrid & Gastón
Imaginate que sos un fanático del rock y vienen los Rolling Stones a tocar a Buenos Aires. Bueno: algo así es lo que sintieron los amantes de la comida peruana cuando en marzo de este año inauguró Astrid & Gastón en la zona del Botánico. Creado por el famoso chef Gastón Acurio, este restó con presencia en ocho países es un referente en materia de causas y ceviches. Acá podés probar los mejores platos peruanos tradicionales, aunque lo más original pasa por los de autor, como los chipirones rellenos de lomo saltado. El salón es formal, aunque algo ruidoso. Si no lo conocés, andá al menos una vez en tu vida. Si ya fuiste, tenés una excusa para volver: acaban de renovar toda la carta. Precio per cápita: 130 pesos.
(Lafinur 3222, Palermo / T. 4802-2991)

2)
En menos de seis meses, Tô se convirtió en el nuevo bastión fashion de Palermo. Alta onda la de este restaurante, tal vez el más original de Buenos Aires, no sólo por su cortísimo nombre (abreviación de Toufic Reda, su dueño de origen franco libanés), sino también por su estilo “frapanese”, fusión de cocina francesa y japonesa, y también por su sistema de servicio mediante un keitán: una cinta que transporta los platos que uno se va sirviendo desde la barra. Muy buena propuesta de tragos con sake. No apto para reuniones familiares; la onda es con amigos cool o en pareja. El precio es muy variable. Podés gastar desde 100 hasta más de 200 pesos.
(Costa Rica 6000, Palermo / T. 4772-8569)

3) Caseros
Rico, casero y simple. Sin vueltas. Caseros reúne todas las características del prototipo de restaurante nuevo de Buenos Aires: un salón despojado y muy luminoso, con toques retro (fruteros en las mesas y vajilla onda años 40), una ubicación apenas alejada de una zona turística como San Telma y una carta de platos sin otra pretensión que la de ser muy ricos. Bifes, pescados, papas, risottos y flanes. Todo abundante y fresco. Al mediodía, hay buenos menús de entrada, plato, bebida y Nespresso ($32). De noche, se pide a la carta y se puede gastar entre 70 y 80 pesos per cápita.
(Av. Caseros 486, San Telmo / T. 4307-4729)

4) Sagardi Euskal Taberna
Al fin un lugar para salir de tapas en Buenos Aires como si uno estuviera en San Sebastián. La cadena Sagardi, con 12 sucursales en España desembarcó en San Telmo con un local puesto “a todo trapo”. Basada en la gastronomía vasca, lo más original pasa por la barra pintxos ($7 cada uno), ideal para picar algo al paso acompañado de una buena sidra y gastando poco. Además, un salón con mesas permite pedir a la carta platos típicos Euskadi, como pescados (bacalao frito) y carnes (txuleton a la parrilla). Claro que en este sector se manejan los precios bastante altos y se pueden gastar cerca de $150 per cápita. Interesante carta de vinos por sus especialidades en etiquetas españolas.
(Humberto Primo 319/333, San Telmo / T. 4361-2538)

5) Moreno Restaurante
En Buenos Aires la gastronomía molecular avanza lentamente, pero avanza. El paso hacia delante en 2009 lo dio Moreno con una propuesta de “cocina tecno-emocional”. Se trata básicamente de las conocidas técnicas de vanguardia como espumas, esferificaciones y gelificaciones que desembocan en platos de nombres extraños como el Iglú de Queso Azul, o la Zanahoria en Evolución. Para una noche especial, es una de las mejores experiencias culinarias de la ciudad. Excelente carta de vinos y buena coctelería con tragos moleculares. Eso sí, es caro: el menú de siete pasos (sin bebida) sale 220 per cápita. Y el de diez pasos, 300 pesos.
(Moreno 372, San Telmo / T. 5291-2380)

6) Pozo Santo
Pozo Santo es el restaurante peruano que eligirías para una cena de negocios, o para un encuentro con amigos en el que querés comer bien, charlando largo y tranquilo. El salón, perfectamente acustizado, tiene una increíble decoración colonial con objetos traídos especialmente desde Perú, y mesas bien separadas entre sí. La carta rescata las tradicionales recetas peruanas criollas (lomo saltado, seco de cordero con risotto de quinoa) en platos muy bien presentados. Excelentes tragos de autor para acompañar. Podés gastar unos 140 pesos por persona. Lo vale.
(El Salvador 4968, Palermo / T. 4833-1611 / 4833-1711)

7) Almacén de los Milagros
Restó chiquito y coqueto para una cena romántica o simplemente para ir a comer bien (pero muy bien en serio). En la esquina de Quintana y Montevideo, con un gran ventanal a la vereda, se sirven platos de autor con aires mediterráneos creados por el chef Martín Baquero (ex Almanza y Doppio Zero). Lo mejor es elegir alguno de los dos menús degustación de cuatro pasos ($120 con copa de espumante) y así probar cosas como terrina de canard confit con chutney inglés y hojas de remolacha, o la pesca del día con legumbres calamertti y huacatay. Al mediodía, hay sólo un plato del día, más algunas opciones de sándwiches y ensaladas. Sin dudas, de lo mejor del año en materia de platos de autor.
(Manuel Quintana 210, Recoleta / T. 4814-0533)

8) Tegui

Te suena Germán Martitegui, ¿no? Es uno de los chefs más renombrados en el mundillo gastronómico argentino, conocido por sus platos en restaurantes como Olsen y Casa Cruz. A principios de este año abrió su propio lugar. Se llama Tegui y ya forma parte del circuito de restaurantes top de Buenos Aires, de esos que merecen ser conocidos, más allá de sus precios. La carta varía constantemente y para probar un poco de todo, lo mejor es elegir el menú degustación ($180), que incluye partes de dos entradas, tres principales y dos postres. Eso sí: toda la mesa debe pedir lo mismo. Sino, se ordena a la carta. No vas a gastar menos de 200 pesos por persona, pero vas a salir contento.
(Costa Rica 5852, Palermo Hollywood / T. 5291-3333)

9) Páru
Si te gusta Osaka, pero tenés ganas de variar, andá a Páru, otra de las grandes aperturas peruanas del año, esta vez tendiente a la fusión con la gastronomía japonesa. No es casual que Jann Van Oordt, su chef y dueño, haya sido uno de los fundadores de Osaka, piedra fundamental para el crecimiento de la gastronomía peruana en Buenos Aires. Parú sigue esa línea: platos frescos, con gran predominancia de pescados y mariscos, buena coctelería de autor y un ambiente cool, con muchos espacios diferentes, incluida una muy buena terraza. Los platos salen todos muy bien: lo peruano (ceviches y tiraditos), lo japonés (muy buenos rolls) y las fusiones, como por ejemplo el Garlic Sour de langostinos (en manteca compuesta con ajo confitado, picante japonés y limón). Precio promedio por persona: 130 pesos.
(Bonpland 1823, Palermo Hollywood / T. 4778-3307) 

10) Las Pizarras
“Acá nunca vas a comer 10 puntos; pero nunca vas a comer debajo de 8 puntos”, se enorgullece Rodrigo Castillo, chef y dueño de este restaurancito, uno de los grandes hits del año en el lado más solitario de Palermo Soho. Las Pizarras parece sacado de 1999, cuando en la zona abundaban los restaurantes informales, rústicos y sin otras pretensiones más que servir platos ricos a buen precio. Todo el menú está anotado en las pizarras sobre las paredes del lugar. Cocina de mercado en serio, que se ve en platos súper frescos, desde la raya en escabeche, hasta pesca del día y el vacío de cerdo braseado. Se pueden llevar vinos para descorchar. Precio promedio: entre 60 y 70 pesos.
(Thames 2296, Palermo / T. 4775-0625)

De los restaurantes que abrieron este año, ¿cuál te parece el mejor? ¿Nos contás?



Por Claudio Weissfeld

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas