05.07.2016

Los bares más extravagantes del mundo

Dentro de cavernas, en refugios antiaéreos o en el medio del océano. Cualquier lugar es bueno para instalar un bar original. En esta nota, te mostramos cuáles son los mejores y más extraños sitios del mundo para vivir una experiencia fuera de lo común.


Viaja 10 mil años al pasado en Alux Caverna Lounge, un bar de Playa del Carmen, que ostenta el título de "restaurant subterráneo más grande del mundo". Aquí, cualquier cocktail es on the rocks, porque si bien tiene cómodos sillones puedes tener una experiencia algo más cavernícola y sentarte en alguna de las cientos de rocas que hay en el interior. 

Si quieres enamorarte de un doctor, The Clinic de Singapur es para ti. Tiene sillas de ruedas, sillones de dentista y mesas de operaciones para acomodar a sus clientes. Los platillos se sirven en recipientes con forma de riñon y lo mejor es que están lejísimos de ser la desabrida comida de hospital.

El espectáculo de auténticas sirenas nadando en tanques aéreos y los duelos de piano son dos de las más extravagantes cosas que podrás disfrutar en Dive Bar, ubicado en Sacramento, California. Como no podía ser de otra forma, su menú destaca por su oferta de pescados y mariscos. La capacidad del sitio es limitada, por lo que tendrás que esperar en una fila para entrar. 

Carrousel Bar es un bar giratorio ubicado en el histórico y pintoresco French quarter de New Orleans. La barra gira a una revolución cada 15 minutos y está rodeada por 25 asientos. Sin dudas es el mejor lugar para acomodarse, pero si no consigues una silla, puedes optar por cualquiera de las mesas del salón. Toda la decoración es exquisita y hay shows de jazz y soul en vivo cada noche.

Dog friendly, colorido y hecho con siete containers reciclados. Ese es Container, ubicado en Austin, que resalta por sus espacios interiores abiertos y por la disco que funciona en el primer piso, donde todas las noches tocan DJs locales. Los dueños de Container Bar son tan amantes de las mascotas que ofrecen happy hours para aquellos clientes que asistan acompañados por sus perros.

Un viejo refugio antiaéreo de la Segunda Guerra Mundial esconde al Cahoots Bar, un pub londinense ambientado como una estación de metro, con estética inspirada en los años ´30 y ´40. Los cócteles clásicos y la posibilidad de sentarse dentro de un antiguo vagón, son algunos de los puntos que vuelven especial a este lugar.

 

H.R. Giger Museum Bar es un nombre un poco extenso, por eso los habitués lo llaman Skeleton Bar. Ubicado en Suiza, los clientes podrán sentir que están dentro de una ballena, o que forman parte del universo de la película Alien. El creador de toda la ambientación fue el director de arte de esta película, H.R. Giger, y de ahí su denominación. 

El muy (demasiado) rústico Floyd’s Pelican se volvió uno de los bares favoritos de los turistas que visitan Jamaica. Su precaria estructura contrasta con el paraísso caribeño que lo rodea. Además, el servicio es rápido y los platos (pescados y mariscos, desde luego) son de primera calidad. Si estás en medio del océano, es el mejor lugar para conseguir una cerveza helada. 

En la pequeña Islandia se encuentra el Northern Lights Bar, un espectacular lounge para dejarse maravillar por la iridiscencia de la aurora boreal. Si bien forma parte del exclusivo Ion Hotel, puede visitarse sin estar alojado allí y degustar tradicional comida nórdica. 

 

En Bucarest, la capital de Rumania, encontramos el Vintage Bicycle Bar: sitio obligado para cualquier amante del ciclismo. La responsable del estilo peculiar de este lugar es Alina Turdean, una diseñadora de interiores que empleo antiguas bicicletas para crear todo el mobiliario. 


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios