21.08.2014

Manteca de maní: el fetiche yanqui tiene su versión argentina

¿Ubicás esa pasta que los estadounidenses suelen incluir en sándwiches con mermelada? La marca nacional Mil Mantecas elabora una variante casi igual, pero sin ingredientes de origen animal, conservantes ni aditivos.


De la mano de productores independientes, la manteca de maní, típico producto estadounidense, se introduce poco a poco en la oferta argentina de alimentos envasados. Mil Mantecas es el emprendimiento más reciente del rubro: una marca que elabora esta pasta a base de maní, aceite de maní, azúcar y sal de forma natural y sustentable.

Chris Sorrentino, new yorker de nacimiento y ahora porteño, es la mente detrás de la idea. Más allá de innovar en nuestro país con una versión lo más fidedigna posible de este producto tan difundido en su tierra natal, su iniciativa tiene una meta social: impulsar el consumo de maní a nivel local (hoy, gran parte de la producción se exporta) y colocar a esta manteca como una alternativa económica, nutritiva y calórica en la góndola del supermercado, a la que familias con grandes necesidades y bajos recursos puedan acceder fácilmente, y así reemplazar otros productos más costosos y menos saludables de la canasta mensual. Además, plantea un objetivo ambiental: recuperar mediante el cultivo de maní –leguminosa que cuenta con una alta capacidad de devolver nitrógeno al suelo– los terrenos del noroeste argentino que están desgastados por el cultivo de algodón. Una apuesta similar a lo que se hizo en el territorio sur de Estados Unidos un siglo atrás.


Esta manteca de maní de sabor clásico –dulce, pero también bastante salada; para nada similar al relleno de Bon o Bon, que muchos piensan que es semejante a la receta original– es el primer producto de Mil Mantecas. Luego de arruinar varias multiprocesadoras domésticas, Sorrentino decidió delegar el proceso de triturado del maní a una empresa familiar localizada en Córdoba, y se encarga personalmente del envasado y la distribución. La materia prima es maní no transgénico, al que se suman aceite de maní, azúcar de caña, sal y una pequeña cantidad de estabilizante vegetal. El resultado es un alimento 100% vegano y apto para celíacos. 

¿En qué usarla? Como la comen los yanquis: en un sándwich con mermelada. También puede ser un dip ideal para snacks naturales, como frutas (banana) y vegetales (zanahoria, apio), y un ingrediente interesante en tortas y postres, entre otras opciones. En la página web de la marca hay algunas recetas disponibles.

Mil Mantecas se comercializa en potes de 400 gramos ($40), 775 gramos ($65) y 1,7 kilos ($120). En Buenos Aires, la encontrás en los siguientes puntos de venta físicos y virtuales:

Almacen Natural Kcero (Almagro): Gascón 894 

Organic Way (Caballito): Beauchef 505 

CHOCHÁN Restaurante (San Telmo): Piedras 672 

Tianguez Almacen Gourmet (Caballito): Formosa 559 

Almacen Gourmet: Online, delivery nacional

Tienda Holandesa: Online, delivery CABA

Mil Mantecas: Online, delivery CABA

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dej� tus comentarios