14.11.2017

New & vibrant: ¿qué es el té morado?

Descubierta hace 25 años, esta variedad de la planta Camellia Sinensis sorprende por su tonalidad, pero también por sus aromas y sabores.


El milenario mundo del té y su prolífica industria, tan trendy en la actualidad,  tienen su origen en una única planta: Camellia Sinensis. Sus distintas variedades –o el tratamiento al que se somete a las hojas tras ser recolectadas- son las responsables de los diferentes sabores, aromas y cantidad de antioxidantes. Negro, verde, blanco y ahora morado.

¿Morado? Sí, té morado. Se trata del último tipo de té en ser descubierto, en Kenia hace 25 años. Fueron los colonos ingleses quienes llevaron a la zona la planta a comienzos de siglo XX. Gracias a las condiciones climáticas, la adaptación fue total, tal es así que el país es el tercer productor de té a nivel mundial, detrás de China e India. Casi la totalidad de su producción se procesa con máquinas y se destina a la elaboración de saquitos. Con el morado, es otra la historia.



LOS SECRETOS DEL TÉ MORADO
Los campos de té son para cuadros. Grandes extensiones de arbustos de tonalidades verdes intensas, que se replican hacia el horizonte. El de este tipo aún más. El TRFK 306, como fue catalogado en Kenia, es una variedad genética natural del té verde que se cosecha de forma manual. La plata tiene una mutación que le provoca este particular color. Durante la estación seca, las hojas son como las de cualquier otra planta, pero tras la época de lluvia, se ponen moradas.

Al prepararlo, el líquido adquiere una tonalidad que varía entre el dorado y el rosa intenso. Al beberlo caliente –infusionado durante dos minutos con agua a 75º- tiene un sabor intenso, con notas de nuez y verdura hervida, astringencia y cuerpo liviano. También se lo puede tomar bien frío, tras dejarlo seis horas en agua. De esta manera, es más floral, fresco, amargo, liviano y astringente. Otra posibilidad es agregarle unas gotas de limón que le dan un sabor más equilibrado y le quita las notas vegetales. Sirve como truquito de magia para sorprender a todos: cuando el limón toca el agua, automáticamente cambia el color a rosa intenso. 



Además del TRFK 306 de Kenia, en el mundo se pueden encontrar otros tés de tonalidades violáceas, como el de Puerh Ya Zin en China. Se comercializa comprimido y para prepararlo se utiliza el método tradicional de este país, con tetera de cerámica, agua a 90 grados e infusión de 30 a 60 segundos. ¿El resultado? Un té sofisticado y elegante, que se caracteriza por ser dulce, ahumado, liviano, de nula astringencia, textura fina y poca pingencia.

DÓNDE COMPRAR
¿Querés probar té morado? Seguramente ya llegará a esos spots de buena boulangerie e infusiones modernas. Mientras tanto, podés comunicarte con El Club del Té. Allí realizan catas de esta y otras variedades y cuentan con muestras para la venta. Encontrá toda la info en su cuenta de Facebook o en su web.

Por Mercedes Spinosa


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dej� tus comentarios