20.07.2009

Nuestros 3 bares favoritos para beber bueno, bonito y barato

¿Harto de que te recomienden barras de 50 mangos el trago? Acá tenés tres bares para ir de copas sin perder el sueldo en cada sorbo.


Beber bueno, bonito y barato conforman las cuatro “B” de la utopía coctelera. En Buenos Aires hay decenas de bares bonitos, donde se bebe barato pero malo. También, abundan lindos lugares donde se consigue gran calidad, pero pagando a cambio un alto precio. A un costo promedio de $27 o más por cocktail de entre 4 y 7 onzas (entre 120 y 210ml) de líquido cada uno, beber puede transformarse en un verdadero presupuesto. Mencionar la cantidad de líquido no es superfluo: todo bebedor de alta coctelería sabe que un trago le dura en sus manos no más de diez minutos. Y mientras la noche continúa, la copa no debe quedar vacía.
 
Por suerte, la utopía no es tal: existen unos pocos lugares donde las cuatro B confluyen para felicidad del bebedor. Espacios que, a fuerza de largos happy hours o directamente por una política de precios amable, ofrecen una buena coctelería, con materias primas Premium e importadas, y con bartenders que saben lo que hacen, a precios muy razonables. Aquí, nuestros elegidos.

1. 788 FOOD BAR
788 Food Bar queda en Barrio Norte, y posee todas las incongruencias típicas del barrio, donde se mixea el público after office con los adolescentes rebelde way de Recoleta. Pero todo los días, entre las 18 y las 24, 788 ofrece un very happy hour que lo transforma en un templo para la mejor coctelería. El responsable de esto es Federico (de nombre artístico “Cuco”), un bartender que vive, respira y sueña coctelería: guarda bajo la barra de 788 sus joyitas personales, conoce a todo el mundillo de las barras, y en su brazo izquierdo lleva tatuada una copa de Martini. Si bien las opciones de descuentos cambian semana a semana, un par de ejemplos resultan contundentes: dos Amarula por $ 20 (a las chicas les encanta), dos Gin Tonic –preparados con limones de la casa de la mamá de Cuco- por $20, dos porrones de Quilmes a $10, marcan la dirección de la carta. Un buen lugar donde refugiarse durante seis horas de la tarde porteña.
(Arenales 1877 / T. 3535-0261)


2. JACK THE RIPPER
Una casona antigua, de varias salas (incluyendo una para fumadores), con una barra importante a la cual se debe acudir para solicitar la bebida. El ambiente se forma con pocas mesas y mucha gente de pie. Todo muy british y oscuro: apenas unas pocas luces iluminan con su halo amarillo. Un verdadero “antro”, en el mejor se los sentidos, donde se puede ir a beber en serio. Sean whiskies, tragos o cervezas importadas. Aquí también se destaca el happy hour, que si bien resulta más breve que el de 788, es más completo. De 18 a 21 los días de semana, de 20 a 23 los sábados, desde las 20 al cierre los domingos, Jack The Ripper ofrece “The real happy hour”: todas (pero todas) las bebidas alcohólicas a 2x1, algo excepcional en Buenos Aires. Allí podés ir y pedir tu exclusivo Macallan 12 años, y te darán dos por $55. También podés optar por dos Manhattan con Jim Beam a $30, Dry Martini con gin Tanqueray o con vodka Wyborowa a $25. Todo con bebidas importadas. Los jueves, Ladies Night: 2x1 para las chicas toda la noche. En Jack The Ripper atiende Ariel Lombán, un referente en la coctelería nacional, quien sabe lo que hace, y lo hace muy bien. Un solo consejo: si querés mantener la cuenta final, no pidas agua: solo venden marcas francesas a $15 la botella.
(Libertad 1275 / T .4816-7508)

3. LA PUERTA ROJA
Advertimos: La Puerta Roja es bastante trash. No es un espacio palermitano de diseño, sino un lugar under del corazón de San Telmo: una puerta roja que conduce a una escalera que a su vez conduce a un primer piso despojado. Allí, una barra, un par de salones, mesas bajas, sillones desvencijados, gran ventanal a la calle, una mesa de pool, y muchos extranjeros de hostels de la zona. Lo fuerte pasa por su oferta de cervezas tiradas (Heineken, Quilmes y Antares a $12 la pinta) y sus tragos directos (con ron Havana Club, whisky Teacher’s, o vodka Smirnoff, a $12) y una buena opción de whiskies, como el Jameson a $15, o el Jack Daniels $18. Se destaca aparte la especialidad en tequilas, incluyendo los básicos como José Cuervo a $12, pero también inhallables como Don Julio, Cabo Wabo y Patrón Añejo a $35). De 18 a 22, el happy hour baja aún más los precios, con dos pintas de cerveza o dos tragos directos por $16. Para acompañar, se ofrecen hamburguesas y tapeos de la cocina: papas fritas con dip, albóndigas suecas, wrap de pollo con rúcula, tomate y palta son buenos ejemplos, con precios que van de los $12 a los $24. Que quede claro; La Puerta Roja no tiene pretensiones de gran bar, pero sí logra triunfar donde tantos otros fallan: el lugar tiene vida. Y su política de precios tiene mucho que ver con esto.
(Chacabuco 733 / T. 4362-5649)

Por Ignacio Rivera 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios

más leidasmás comentadas