01.03.2012

Pampas de Areco: hotelería de alta gama en un entorno rural

En San Antonio de Areco, una de las poblaciones más antiguas y características de la llanura pampeana, ahora también es posible disfrutar de su atmósfera de otros tiempos alojándose en un hotel de lujo, que rompe con todo lo conocido en la región.


San Antonio de Areco es una buena opción para oponerse a la rutina de los fines de semana, en plan de escapada corta. En este pueblo de 23.000 habitantes, ubicado a 113 kilómetros de Buenos Aires -que se recorren en una hora y media- se respira tradición y encanto criollo. Es ideal para disfrutar de su casco histórico, sus bares tradicionales, su costanera y el silencio a la hora de la siesta, en un entorno de arquitectura colonial y renacentista de fines del siglo XIX, con casas bajas, veredas angostas y calles adoquinadas que generan una atmósfera de otros tiempos.

En esta tierra atravesada por las bellezas de la tradición gauchesca, la oferta de alojamiento es amplia y variada, pero hay un nuevo establecimiento que sorprende por su infraestructura de hotel cinco estrellas, aunque sin rendirse a los cantos de sirena de la modernidad. Hablamos de Pampas de Areco, un resort de campo y spa, ubicado a pocos minutos del casco histórico de la ciudad.

Esta propuesta, que se propone renovar el turismo rural y de estancia, conjuga lujo y confort en una imponente construcción de dos plantas, de estilo clásico neo colonial, que evoca las viejas estancias bonaerenses, con galerías que dan a la piscina exterior e interiores con pisos de madera y paredes en colores cálidos, en tonos terracota y beige.  El edificio principal tiene 30 amplias habitaciones en suite (de 40, 50 y 60 metros cuadrados), equipadas con mobiliario de madera labrada artesanalmente, LCD de 42 pulgadas con Direct TV, wifi, cuidados detalles de diseño en cuero y camas king size; todas con una magnífica vista al campo.

Confort urbano en un entorno campestre. Esa parece ser la consigna que guió a su propietario y diseñador, Francisco de Guevara, a la hora de concebir este proyecto erigido desde cero en un inmenso entorno verde, que incluye una laguna, un parque majestuoso y un maravilloso lobby con grandes ventanales que integran el paisaje con el interior de la propiedad.  

Nada falta en Pampas de Areco. En su restaurante, Federales, se preparan especialidades de la región como carnes al asador y a la parrilla. El señorial bar Polo es el lugar ideal para disfrutar de los clásicos de la coctelería tradicional. Por los pasillos laterales se accede a los espacios comunes: la sala de juegos y de lectura, el salón para fumadores, un drugstore y el Business Center, con un living íntimo, una sala de directorio y un salón de reuniones con capacidad para 100 personas. Cruzando una galería de arte subterránea, se ingresa al spa “Aguaribay”, que a orillas de la laguna y con vista al campo, cuenta con un sauna seco y uno húmedo, jacuzzi, ducha escocesa, gym aeróbico, salones de masajes, una piscina climatizada in -out y beauty center.


Pampas de Areco ofrece atractivos paquetes de dos días y una noche, lo cual permite hospedarse desde las 11 de la mañana hasta las 18 y 19 horas del día siguiente, sin necesidad de tener que pagar un late check out para no tener que salir corriendo luego del mediodía. La tarifa incluye desayuno, cena con menú de tres pasos y acceso libre al spa. Para consultas y más información, se puede llamar al (02326) 15405170, o visitar su web: www.pampasdeareco.com

Es un establecimiento para vivir y disfrutar. Tranquilamente se puede pasar todo el tiempo de la estadía dentro del hotel, sin aburrirse y sin que nada falte. Su confort, servicio y buen gusto garantizan plenitud.

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios