04.12.2015

Peanut butter para todos: el auge de las mantequillas de maní

En supermercados y dietéticas se ven cada vez más marcas del típico dulce de Estados Unidos elaborado por productores locales.


Durante años te habrás tentado al ver cómo en las películas de Estados Unidos los protagonistas untaban peanut butter sobre sus tostadas, o lo comían de a cucharadas. Probablemente hayas sentido curiosidad por probar la famosa mantequilla de maní, que muchos creían que era el relleno del Bon o Bon, pero no.

Hoy la intriga es parte del pasado: se ven en el mercado local cada vez más marcas de mantequilla de maní, un producto que ganó varios adeptos. Por un lado, los veganos que la utilizan en reemplazo de mantecas o el queso crema; pero también deportistas que lo consumen por su alto contenido de proteína, así como quienes adoptaron la dieta paleo y comen productos naturales sin procesos ni azúcares de por medio.

Hay que tener en cuenta que no todas las mantequillas de maní son iguales. Es fundamental leer las etiquetas y ver el listado de ingredientes, buscando siempre la opción más natural y pura posible para evitar un producto híper procesado, lleno de azúcares refinados, conservantes y demás químicos que lo convierten, por el contrario, en una bomba de calorías no nutritivas.

Mientras que se controle la porción, ya que es alto en calorías, se puede aprovechar al máximo sus proteínas, fibras y grasas buenas. Una buena idea es utilizarlo como snack untando una cucharada a una fruta (manzana o banana son las mejores combinaciones). También se puede consumir junto a tostadas, galletas de arroz o para rellenar o cubrir tortas, o agregar una cucharada a un licuado para extra nutrientes y cremosidad. Además, pueden servir para quienes son intolerantes a la lactosa, diabéticos y celíacos (siempre constatar la marca elegida para que no tenga stevia o gluten, respectivamente).

Con esto en mente, podés salir a recorrer el mercado, empezar a probar y elegir tu peanut butter favorita.

SNACK EAT: la naturista
Un emprendimiento familiar que nace entre Sara y Janine, madre e hija, con el objetivo de acercar un producto artesanal natural a quienes comienzan a incorporar nuevos hábitos en su alimentación. Aquellos que por falta de tiempo o de energía muchas veces terminan comprando productos llenos de azúcar o harinas refinadas, o productos light con químicos y grasas hidrogenadas. Por eso es que, al ver la poca oferta en el mercado de productos realmente saludables, decidieron producir algo accesible que fuera a la vez placentero de consumir. Hacen foco también en un envase que entra por los ojos, ya que mantienen una estética moderna que se diferencia de los típicos packagings de las dietéticas. Su propuesta se basa en cremas de frutos secos que son elaborados con ingredientes 100% naturales. Vienen en tres gustos: crema de maní, crema de nuez y crema de nuez con cacao amargo. Se caracterizan por ser pastas espesas de sabor intenso y dulce exquisito. Ideales para comer a cucharadas, rellenos o toppings que requieran ser más estables sin deslizarse por las superficies. Como se piden por encargo a través de su fan page de Facebook (https://www.facebook.com/Snackeat), mail o página web se puede solicitar que sean endulzados con miel, dátiles (opción vegana) o stevia. Cada frasco contiene 150 gramos y cuesta 70 pesos. Muy pronto en dietéticas. Más info en www.snackeat.com.ar.



BE YOUR FOOD: alimento como medicina
“Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento”. Frase célebre de Hipócrates en la cual se inspira la marca, que surge con la idea de ofrecer una alternativa rica, saludable y nutritiva para aquellos que quieren mantener un estilo de vida sana y natural. Toda la gama de sabores son endulzados con stevia: crema de maní, castañas de cajú, almendras, choco y avellanas. Ofrecen cuatro presentaciones que van de los 95 a los 400 gramos y su precio oscila entre los 45 y los 149 pesos. Su consistencia es untuosa: ni muy líquida ni espesa, un punto intermedio justo. La textura es levemente grumosa, donde se perciben granitos de los propios frutos secos. Es ligeramente dulce, ideal para los que se empalagan fácil. Muy bueno para combinar con otros ingredientes dulces en recetas o para untar tostadas con rodajas de banana. A casi un año de lanzarse al mercado, lograron sumar nuevos puntos de venta. En su página web se puede ver el listado de las dietéticas en las que se consigue. También se pueden encargar a través de www.byourfood.com y su novedoso carrito de compras online.

DAME MANÍ: la más conocida
Dame Maní se puede encontrar en la mayoría de los supermercados y se podría decir que tiene un perfil más masivo que el resto de las marcas. Grandes promotores de la industria argentina, en lo que hacen mucho énfasis ya que –para sorpresa de muchos– el 70% de las producciones argentinas de maní van destinadas a Europa, Estados Unidos, Canadá y México, entre otros destinos. Entre uno de los principales competidores se encuentra Estados Unidos, y como mencionamos antes, es protagonista de su cultura. Es por eso que Dame Maní, consciente de la magnitud de producción local, decide explotarla a nivel local. Tiene una propuesta novedosa ya que cuentan con tres versiones de mantequilla de maní: cremosa, crocante y extra crocante. La crocante tienen pedacitos de maní que le dan un muy buen toque de textura que lo hace adictivo. ¡Atentos los compulsivos! La presentan en envases de 510 gramos y se consigue a 50 pesos.

LE FIT: para deportistas
La marca Le Fit surge de un grupo de deportistas que comenzaron elaborando su propia mantequilla de maní para uso personal por la exigencia física y mental que requiere su actividad. Una forma saludable de obtener energía de forma natural para rendir al máximo. Destacan las propiedades “fit” del producto: fibra para que la energía se libere lentamente de forma constante, grasas cardio protectoras para optimizar el sistema cardiovascular y proteínas con aminoácidos esenciales para regenerar el músculo. Su misión está enfocada a transformar el concepto erróneo que se suele tener localmente al creer que es un producto prohibido para los que quieren mantener un estilo de vida saludable. Sus frases de cabecera lo dicen todo: “keep it simple”, pocos ingredientes naturales pero lleno de nutrientes, y “beast mode on”, una forma de incentivar a desafiarse y crecer día a día superando límites. Tienen gran variedad de sabores: natural, endulzada con stevia, stevia y cacao amargo, stevia y coco y por último stevia y vainilla. Y se caracterizan por tener una consistencia cremosa de sabor dulce (en el caso de las endulzadas con stevia) que se deshace en la boca por su textura sedosa. Ideal para untar en tostadas, frutas o bañar una torta o budín. Vienen en frascos de 400 gramos a entre 65 y 85 pesos. Realizan envíos a todo el país y también se pueden conseguir en dietéticas de Capital Federal y alrededores. También en Mar del Plata y otras ciudades del interior. Toda la info en www.le-fit.com.ar. 



MIL MANTECAS: eco-friendly
Una empresa familiar ubicada en Córdoba, que cultiva y produce derivados de maní no transgénicos respetando el medioambiente. Se destaca por basarse en la receta típica americana de peanut butter garantizando un fiel sabor a la fórmula original. Es por eso que son muy reconocidos en la comunidad ex pat que reside en la Argentina. El sabor es suave y levemente dulce. La textura consistente pero corrediza lo convierte en una pasta muy versátil, apta para todo uso. Es un hit entre las comunidades veggie por ser un producto vegano libre de cualquier ingrediente animal. Su lema “personas, planeta y posibilidades” es el eje de la marca: quieren ofrecer un producto local, accesible, que no requiera heladera ni un gasto significativo. Su veta social se ve reflejada en las donaciones que hicieron de sus productos a diversas fundaciones. Además, es de producción 100% sustentable y orgánica, y garantiza el desarrollo de empresas sociales. Se pueden conseguir desde $50 a través de su web (www.mantecademani.com), en dietéticas o locales gourmet en potes de 250 y 500 gramos.

HASTA EN LOS ALFAJORES
Successo es una marca de galletitas y alfajores con más de diez años en el mercado y acaba de lanzar su última novedad: un alfajor relleno de mantequilla de maní cubierto con chocolate, una combinación que apunta a ser un nuevo hit fuera de las opciones clásicas del kiosco. Para aquellos foodies golosos que suelen estar al tanto de las actualizaciones de góndola, es un infaltable para degustar como snack, postre o merienda. Ojo: es bien contundente. Como para comer la mitad y guardar para el día siguiente.

por Nanin Fernández
fotos: Erika Rojas

 


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas