21.12.2010

Ponta dos Ganchos, un paraíso para enamorados, a dos horas de Buenos Aires

En una península privada a 40 kilómetros de Florianapolis, este resort es el lugar perfecto para enamorados: 25 bungalows, en uno de los escenarios naturales más deslumbrantes de Brasil.


A menos de dos horas de avión desde el aeropuerto de Ezeiza se encuentra uno de esos paraísos que toda pareja de mieleros -recién casados- debería conocer para arrancar el matrimonio con el pie derecho. Se trata del resort Ponta Dos Ganchos, ubicado en una península privada, a 40 kilómetros de Florianópolis, y reconocido como uno de los mejores hoteles de playa de Brasil.

El complejo está emplazado en el punto justo en donde la selva se abraza con el mar, creando un deslumbrante paisaje natural. Con el sello de Relais & Chateaux y las mejores reseñas de quienes lo descubrieron (Tripadvisor nunca miente), tiene además una excelente oferta gastronómica y el primer “Spa by Christian Dior” de América.

Para hacerse una idea de donde está emplazado el Ponta Dos Ganchos, hay que imaginar una vegetación espesa, con todos los tonos verdes posibles, que baja hasta un océano turquesa, en una región que parece estancada en el “viejo Brasil”, aquel de los pueblitos de pescadores, cuya población desciende de los primeros inmigrantes de las Azores de la costa de Santa Catarina.

La historia del lugar es muy interesante: estamos en el municipio Governador Celso Ramos -dentro del Estado de Santa Catarina-, colonizado hace más de 200 años con la llegada de los portugueses, atraídos por la pesca de ballenas. Actualmente especializada en la extracción de moluscos, esta localidad es considerada una de las mayores productoras de mejillones de cultivo de Brasil y un importante centro pesquero. Como las cercanas playas de Armação da Piedade no proporcionaban condiciones para el desarrollo, sus habitantes se transfirieron a un pueblo llamado Ganchos, bendecido con hermosas playas, bahías, penínsulas de aguas calientes y reservas ecológicas.

En ese entorno se despliega uno de los resorts de playa más exclusivos de Brasil, con 25 bungalows recostados sobre la vegetación y un confort privilegiado, con un estilo rústico y elegante. El Ponta dos Ganchos no sólo tiene piscina climatizada, tiendas de masajes, spa, canchas de tenis, senderos ecológicos y todos los servicios imaginables sino que también es el trampolín a uno de los mejores sitios para hacer buceo en este país: la Isla do Arvoredo.

En verdad, Arvoredo forma parte de una reserva, que además integran las islas Deserta, Galés y Calhau de São Pedro, en donde convergen las corrientes de Brasil (aguas cálidas) y de las Malvinas (aguas frías). El área es riquísima en biodiversidad y alberga, a lo largo de todo el año, especies típicas de ambos climas. Ballenas francas y tortugas verdes suelen visitar la reserva durante su migración, sumadas a pulpos, tortugas gigantes, calamares, hipocampos, delfines, langostas, mantarrayas y una enorme variedad de peces.

La visibilidad para bucear va de los tres a casi 25 metros de profundidad, según la época del calendario, en la mayor parte de la reserva. El lugar es considerado un sitio arqueológico e histórico, con vestigios de ocupación humana de hasta 4.000 años atrás, como sambaquíes, grabados rupestres e incluso antiguas sepulturas.

UN DIA COMO CUALQUIER OTRO

“Desacelere el ritmo para sentir la vida, la brisa del mar, el toque del viento, el aroma de la vegetación, la arena bajo sus pies, la frescura de la lluvia, el vaivén del mar. En Ponta dos Ganchos procuramos brindar algunas actividades que permiten a nuestros huéspedes un contacto más profundo con la cultura local y con la naturaleza, actividades en las que la belleza reside en su simplicidad intrínseca: en el ver, en el tocar, en el oler, en el sentir”. Esta es la invitación que hace el resort, una elevada definición de principios que tiene beneficios terrenales (muchos de los servicios están incluidos sin costo, como la pesca en la playa y en la isla, caminatas, snorkel, barcos a vela y kayaks, entre otras).

Así sería un día típico en el Ponta dos Ganchos: despertarse con los ruidos de la selva, frente a una bahía de aguas mansas y color verde esmeralda; desayunar en el deck del bungalow y bajar hasta la playa para hacer un paseo al borde del mar, con el respectivo chapuzón.

Luego, un segundo baño en la piscina climatizada y una escapada hasta uno de los atractivos locales, la Capilla de Nossa Senhora da Piedade, que data de 1738. Con su estilo colonial portugués, está ubicada en el pueblo de Armação da Piedade, fue declarada patrimonio histórico y considerada como la primera iglesia edificada en el Estado.

Luego, una visita a la Baía dos Golfinhos, una reserva de protección ambiental destinada a la preservación de los delfines, en la que viven aproximadamente 70 mamíferos de esta especie. Muy cerca de allí está la Isla de Anhatomirim, en donde se erige la Fortaleza de Santa Cruz de Anhatomirim, uno de los más antiguos fuertes de Brasil, que merece una visita. Desde allí se pueden ver las islas de Arvoredo, de Ratones y de Santa Catarina (Florianópolis).

CAIPIS, SPA Y MASAJES
Otras interesantes opciones de paseo son la ciudad de Santo Antonio de Lisboa, con sus pintorescas ferias de artesanos y las edificaciones de los colonizadores azorianos, que tienen cuatro siglos de antigüedad; o una recorrida en barcaza para ver de muy cerca el cultivo de ostras y degustarlas in situ; o visitar la bodega en donde Ivo Scherer produce, en cantidades mínimas, su cachaça artesanal.

Pero ya son demasiadas actividades para una pareja de recién casados, sobre todo si se han salteado el almuerzo. Es hora de regresar al hotel y ver la puesta del sol desde el Ponta dos Ganchos, en el bar Cantinho da Veleza, en donde se puede disfrutar un happy hour de caipirinhas junto a una barbacoa de frutos de mar frescos. Uno de los tips de la cantina es un trago de la casa llamado The Hook, elaborado con aguardiente Gancheira -producida especialmente para el Ponta dos Ganchos- y phisalys, fruta originaria de la Amazonia, aromática y suave.

Después de la Caipi, no viene mal un masaje con piedras calientes en una de las tres pequeñas tiendas a orillas del mar. Cada una de ellas está rodeada de un jardín y tiene vistas distintas: una hacia la puesta del sol, otra hacia el canal entre las islas y la tercera hacia la entrada de la Bahía de Ganchos. En el rubro spa, vale decir que el Ponta dos Ganchos es el primero de América que se unió a Christian Dior para crear el Spa Dior, en donde todos los tratamientos se realizan con los mejores productos de la reconocida marca francesa.

Al día siguiente el plan puede ser quedarse en el bungalow, que siempre tiene un horizonte de mar y selva, echado en la hamaca del balcón (las habitaciones tienen todas las comodidades que se puedan pedir: aire acondicionado, internet, cafetera Nespresso y hasta una bodega propia). El costo de hospedaje en el Ponta es acorde al lujo del lugar y varía entre los 900 y los 2500 dólares la noche durante la temporada alta, según el bungalow que uno elija (son siete las opciones posibles); en la baja, esa franja se ubica entre los 700 y 2000 dólares.

Si esto no es romanticismo, más vale devolver el anillo y regresar a aquellas inquietantes noches de soltero. De hecho, el establecimiento ha sido reconocido por la revista estadounidense Travel & Leisure como uno de los 50 lugares más románticos del mundo. También el sitio LuxuryTravel.com lo consagró como “una de las 10 mejores escapadas para mieleros”; y, en 2007, la famosa guía de turismo de lujo, Condé Nast Johansens, consideró el Ponta como uno de los tres destinos ideales para enamorados en Sudamérica. Con semejantes pedigrees, más vale que la relación sea un éxito.

por José Barki

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios
más leidasmás comentadas