28.12.2018

SEDE: oda al whisky en clave millennial

Si sos amante del whisky y buscas un bar con onda para disfrutarlo, SEDE es el lugar; lo visitamos y te contamos porque le ponemos todas las fichas a esta apertura de 2018.


Los estereotipos gastronómicos vienen en baja, pero todavía existen; el whisky, por ejemplo, fue una de las últimas bebidas en perder algunos ropajes que llevó durante décadas: que es para hombres, que solo está ligado a gente de poder adquisitivo alto, que para disfrutarlo se requieren determinados rituales, como un lugar tranquilo, etc.

SEDE viene a patear el tablero y tira por la borda cada uno de esos preconceptos: los precios son super accesibles, la gente bebe parada, hay Dj sets y un cartel reza: “El whisky no tiene género”.

Y no solo eso, el barrio en el que abrió –el pujante polo gastronómico de Chacarita- y la ambientación del lugar van en el mismo sentido. Paredes de ladrillo a la vista, mesas altas, cemento alisado… un mix entre industrial y vintage, bien cerca de lo hípster y muy lejos de lo sofisticado.

Acá se viene a beber whisky, por eso toda la carta de cócteles tiene a este destilado como base alcohólica; se puede optar por los clásicos, como el Mint Julep, el Boulevardier o el Manhattan, y también hay versiones de autor como el Alfonsina (Johnnie Walker Red Label, maracuyá, jugo de limón y reducción de Malbec, $175) y hasta aperitivos, como el Ginger (whisky, ginger ale Pulpo Blanco, soda y rodaja de pomelo, $100) o el de Manzana (whisky, jugo de manzana, soda y rodaja de manzana, $100).

 

Lo más curioso, quizás, es que SEDE es un lugar ideal tanto para los que quieren dar sus primeros pasos en el mundo del whisky como para los consumidores regulares. Los primeros quizás empiecen con los cócteles o hasta pidan catas en las que se pueden elegir 3 copas degustación según el origen (Irlanda, Estados Unidos y Escocia, $250); la materia prima (centeno, malta y maíz, $320) o regiones (con las clásicas de Escocia: Highlands, Speyside, etc.).

Mientras que los paladares avanzados tienen más de 50 etiquetas para elegir, casi todas por medida y algunas disponibles por botella.  

Para comer todo es a modo tapeo -aunque super abundante- y tampoco se andan con vueltas, van a lo simple y sabroso. Muy buenas las milanesitas de bondiola y de lomo con salsa tártara y las provoletitas en panko.

Si la idea es ir por el lado de las picadas, también ofrecen quesos, variedad de escabeches (champignones, berenjenas y ave), pan de masa madre y aceitunas. 

Dónde:
Guevara 421, Chacarita.
Miér y Jue 18 a 1hs | Vie 18 a 3hs | Sáb 19 a 3hs

 


comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios