12.11.2009

Smoothies, el nuevo nombre del licuado fashion

Son furor en Estados Unidos y en Europa y en Argentina recién dan sus primeros pasos. Todos aman los smoothies, pero nadie tiene del todo claro qué son. En Planeta JOY te lo contamos.


En los últimos años, en todo el mundo todos hablan de los smoothies, pero pocos coinciden a la hora de definir exactamente qué es esa bebida que en Buenos Aires se ofrece cada vez más. Tiene algo de licuado, algo de milk shake, algo de jugo y algo de frozen yogurt.
 
Smoothie se dice así: smudi. En inglés, smooth quiere decir suave, por lo que smoothie vendría a ser algo así como "suavecito". La referencia tiene que ver con la textura de la bebida que es, obviamente, suave y espumosa.
En todo el mundo se lo relaciona con la vida sana y ha cobrado mayor protagonismo desde que se los comenzó a vender en góndolas de supermercados en botellas de 32 onzas. Naked y Tropicana son algunas de las marcas más conocidas. Rachel Bilson y Kirsten Dunst, algunas de las famosas actrices que se declararon fanáticas de los smoothies, haciendo que esta bebida sea aún más fashion.

Acá el smoothie recién da sus primeros pasos y cada uno utiliza ese nombre para bautizar la receta que más le conviene. Suena mucho más cool y novedoso hablar de smoothie que de un liso y llano licuado, o jugo de fruta, aunque a final de cuentas sean lo mismo, o algo muy parecido.
 
En el Planeta JOY salimos a consultarle a algunos de los mejores bares, cafés y heladerías de la ciudad que ofrecen smoothies para que nos expliquen su versión del producto. A continuación encontrarás sus respuestas. No te preocupes si te mareás: el recorrido para conocer la ruta suave de la ciudad recién comienza.

Para Chungo un batido de fruta congelada: La cadena de heladerías Chungo sumó su propuesta de smoothies el año pasado. “Es un batido de fruta y jugo de frutas. Como la fruta está congelada, no lleva hielo, o sea que el granizado se lo da la fruta misma y mantiene sus propiedades de sabor y vitaminas”, nos contó Pablo García, gerente operativo de la cadena que cuenta con once sucursales en la ciudad. Según García, el smoothie se diferencia del licuado porque no tiene hielo, y del milk shake porque no lleva leche o crema. Por ahora, en Chungo ofrecen dos sabores: frutilla + banana + jugo de naranja, y arándano + banana + jugo de naranja. Cuestan $13 y se sirven en vasos de vidrio tipo sundae, como los de las películas hollywoodense de los años 50. También hay para llevar, pero no delivery, ya que al ser un producto fresco no se mantiene durante el viaje en moto. Si querés algo refrescante, sin llenarte con ¼ kilo, es una opción. (pinchá en www.chungo.com.ar y buscá la sucursal más cercana)

Para Buenos Aires Verde, lo mismo que un licuado: Mauro Massimino, dueño de Buenos Aires Verde, un buen restó vegetariano con propuestas de raw food, derriba el mito del smoothie con un lapidario “es lo mismo que el licuado, pero en inglés”. Lo que en muchos bares del mundo se ofrecen como smoothies, en este reducto palermitano son simplemente licuados, como el de arándanos, el de moras o el de frambuesas, todos con leche de almendras ($13) o con jugo ($12). Más allá de su nomenclatura, si querés energía sana en un líquido fresco, probate alguno de los licuados de Buenos Aires Verde. Recomendados.
Gorriti 5657, Palermo Hollywood

Para Pura Vida, un licuado con agregados: En Pura Vida, un bar de jugos, wraps y rolls livianos y muy ricos los smoothies sólo aparecen el menú en inglés. En castellano dice simplemente “licuados” y encontrás 15 variedades. Algunos ejemplos: ananá + kiwi; maracuyá + ananá + banana; pera + manzana + zanahoria. Todos con jugo de naranja. Salen $8, $9, o $10 dependiendo del tamaño y se sirven en vasos de plástico con sorbete, ideales para llevar y maridar con el fragor del pavimento. Pero, según nos explicaron en el local de la calle Uriburu, estos licuados se transforman en smoothies si se le agrega algún complemento como goji, whetgrass, maca, polen o spirulina. Estos agregados hacen que la bebida sea un poco más pesada que un licuado pero, claro, más sana y energética.
Reconquista 516, Centro, y  Uriburu 1489, Barrio Norte

Para Voselli, un batido de helado: El caso de la heladería Voselli, de Palermo, prueba que los smoothies son como una película de Luis Buñuel: cada uno tiene una versión diferente de lo que significa. Acá el smoothie es “una especie y batido de helado”, es decir: nada que ver con lo que se sirve en los demás lugares. La materia prima es el helado. Tienen, entre otros, el mocachino, con helado de café y de chocolate; el frutelli, con yogur y helado de frutos del bosque; y uno de dulce de leche y dulce de leche granizado. Los precios oscilan entre los 10 y 15 pesos. Poco tienen de livianos y energéticos, pero tientan.
Güemes 4144, Palermo
 
Por Claudio Weissfeld

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios

más leidasmás comentadas