05.06.2015

Snacks gourmet: los nuevos apóstoles del picoteo

Chips de remolacha, maní con soja y wasabi, frutas y verduras liofilizadas. El mercado local abre paso a una nueva generación de productos que prioriza la calidad de la materia prima y la originalidad de los sabores.


Hasta hace no mucho tiempo, los snacks eran sinónimo de sodio, grasas, harinas, saborizantes, colorantes y conservantes varios. Papas fritas, palitos y maní se habían adueñado del término que, originalmente, servía para hacer referencia a un alimento ligero entre comidas. Además, el término “gourmet” asociado a los snacks era, por lo general, la forma que tenían las marcas más tradicionales de presentar nuevos y marketineros sabores (muchas veces demasiado rebuscados) y justificar el lanzamiento de productos.
 
Por suerte, desde hace unos tres años, las cosas están cambiando. Los snacks, como categoría, se están adaptando cada vez más a los tiempos que corren gracias a una nueva camada de pequeños y medianos productores, que llegaron dispuestos a adueñarse del genérico con un foco totalmente distinto: materia prima de calidad, opciones pensadas para diferentes situaciones de consumo, sabores bien logrados y un minucioso cuidado del proceso de elaboración. 

Todo esto da como resultado productos muy superiores a los tradicionales snacks, a veces más nutritivos y saludables y, en la mayoría de los casos, mucho más sabrosos. Frutas y verduras desecadas, mix de frutos secos, crackers a base de semillas activadas y tubérculos alternativos a la papa son algunos de los ingredientes base que hoy podemos encontrar para calmar un antojo, recuperar energías luego de alguna actividad física o, simplemente, comer algo rico y sano en horario laboral. Si a eso le agregamos especias, sales especiales, endulzantes naturales y una idea de fondo, el resultado es un snack gourmet hecho y derecho.

Si bien los grandes players siguen vigentes y lideran el grueso de las ventas del segmento, con el correr del tiempo empezamos a ver cada vez más y mejores opciones fuera de los circuitos de nicho como pueden ser las dietéticas o ferias de alimentos. Son cada vez más los que aparecen en cadenas de supermercados, kioscos y hasta en las máquinas expendedoras de algunas empresas. 

“Veo muy ligados los snacks gourmet al concepto de lo natural, mucho más dentro de los nuevos productores que surgen en este segmento”, dice Hernán Nelli, socio gerente de Nuestros Sabores SRL que elabora Batatitas y Yukitas. “En nuestro caso estamos migrando al uso de la sal marina por todas sus virtudes y tomamos como conducta no usar saborizantes ni agregados químicos”, subraya. 

Dicho esto, vayamos a la góndola y prestemos atención: este es un listado de las mejores opciones en snacks gourmet que se pueden encontrar hoy en el mercado.

YUKITAS: mandioca frita
Lo que comenzó como un simple proyecto de MBA, en 2012 se transformó en un emprendimiento que pudo ver la luz al ganar el primer premio en un programa de emprendedores del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Por ahora tienen dos productos y, si bien las Batatitas están muy bien, las Yukitas son las que, en nuestra opinión, están un paso adelante. Se trata de chips de mandioca de un calibre más bien grueso, fritos y salados. Son crocantes, de buen tamaño, súper sabrosos y una buena alternativa para reemplazar a las papas fritas de siempre. Debido al éxito de sus dos primeros productos, están próximos a lanzar una línea a base de papas más gruesas, con cáscara, sales marinas y especias. Se las puede encontrar en los principales supermercados del país, kioscos, ferias de alimentos y dietéticas, a 18 pesos.



KRIKOS: maíz tostado
Hace algunos años, en Madrid, Víctor Alonso renunció a su trabajo para emprender un viaje alrededor del mundo. Luego de varios meses viajando, llegó a la Argentina decidido a quedarse. Su snack favorito, maíz crujiente y salado, no existía en el mercado local; entonces decidió producirlo. Y así nació Krikos, una suerte del maíz cancha peruano pero hecho con maíz pisingallo. La primera tanda (muy buena, por cierto) fue simple: maíz y sal; pero, ahora, en los supermercados chinos, Jumbo, Vea y en varios kioscos de la ciudad se pueden encontrar sus dos nuevas versiones ($10): barbacoa y queso. Este último es, sin dudas, el que más se destaca. Súper crocante, su delicado sabor a queso y la sal justa hacen que sea el complemento ideal para acompañar la cerveza o el vermut. Otro punto a resaltar de Krikos es su curioso packaging, que lleva impreso dos ojos y juega con la idea de un antifaz.

SNAT: frutas y verduras
Sin conservantes ni aditivos, secas, crocantes y selladas al vacío, de modo que conservan intactos todos los nutrientes, el sabor y el color original. ¿Cómo se logra esto? Por un proceso de deshidratado por frío y vacío denominado liofilización. En la antigüedad, los Incas lo hacían de forma rudimentaria para convertir la papa en chuño. Hoy, con maquinaria especialmente diseñada para este fin, Snat produce seis variedades: tres de frutas (banana, manzana y frutilla) y tres de verduras (choclo, arvejas y zucchini). Cada tanto, agregan nuevas opciones. Se pueden comer solos, o usarlos con leche, yogur, helado, ensaladas y hasta sopas. Son prácticos, livianos y fáciles de transportar y se consiguen en dietéticas y en ferias de alimentación saludable. Cuestan entre 18 y 25 pesos.

DELI & RAW: crackers
Toda la línea de productos de Deli & Raw está realizada a base de ingredientes de origen vegetal y natural. Además de incorporar semillas, frutos secos, frutas, verduras, algas, sales y especias, estas “crackers” apuntan a una alimentación consciente y saludable. Se elaboran artesanalmente y se deshidratan por debajo de los 45 grados, lo que hace que estos snacks “vivos” tengan sabor un bien concentrado. Con ocho opciones saladas y tres dulces, el abanico va desde la zanahoria o cebolla hasta una versión oriental o mediterránea. Todas están muy bien logradas, pero mejor empezar por la clásica: semillas de lino y girasol activadas y sal rosada del Himalaya. Se consiguen en dietéticas, en ferias de alimentación saludable y en su web: www.deliandraw.com. El precio ronda los 40 pesos.



ZAFRÁN: frutos secos
Ingredientes naturales y 100% integrales. Así son los snacks de frutos secos, semillas y fruta deshidratada que ofrece Zafrán, una empresa creada por dos amigos ingenieros en 2012. Vienen en simpáticas porciones individuales que equivalen a un puñado grande y son perfectos para recargar energías después de haber realizado algún deporte o para matar ese antojo pre-cena. Tienen cuatro opciones ($17): Aminopiñada (almendras, pasas de uva, miel y chía), Karicajú (castañas de cajú, arándanos, sésamo y curry), Dádóu (almendras, cajú, maní, pistacho, girasol y salsa de soja) y Pecoco (pecán, zapallo, girasol, coco rallado y vainilla). Todas se consiguen en dietéticas, kioscos y almacenes gourmet.

NUEVO MUNDO: batatas y remolachas
Fue la primera marca de snacks que ofreció, en los grandes supermercados, una alternativa diferente a lo que existía hasta ese momento. Claro que no fue casualidad: tres años les llevó investigar el mercado, ver qué se hacía en otros países, hacer pruebas, conseguir inversionistas y lograr un producto afín al gusto local. Para fines de 2012, Nuevo Mundo era una realidad y con sus mix de vegetales se posicionaron como referentes del segmento. Luego vinieron los frutos secos, y por último, las papas rejilla, que rápidamente se convirtieron en el producto estrella. De toda la gama de productos ($25), el Mix de la Toscana es el que sobresale: batatas y remolachas, finitas y crocantes, dulzonas, saladas y llenas de sabor. Se consiguen en los principales supermercados, kioscos y también en los locales de la cadena Farmacity.



PIRAÑA: maní saborizado
Es una de las empresas de snacks más recientes. Detrás de ella están los hermanos emprendedores Pablo y Marcelo Hitters. Piraña desembarcó hace apenas unos meses ofreciendo cuatro variedades de maní tostado con sabores reales, bien logrados y muy intensos ($14): Sal Marina Ahumada, Texas Barbeque, Thai Sweet Chili y nuestro favorito, el Wasabi Soy Sauce. Si bien recién empiezan, ya vienen pisando fuerte. Tanto que están por lanzar un nuevo producto: papas cocción estilo kettle. Se los consigue en supermercados de barrio, vinotecas, almacenes gourmet y aseguran que próximamente llegarán a kioscos y supermercados de cadena.

EL UPGRADE DE LAS GALLETITAS
Si bien la mayoría de los snacks que encontramos en el mercado son salados, lentamente están comenzando a aparecer opciones dulces pensadas. Son galletitas, sí, pero están muy lejos de las versiones industrializadas que, con algunas excepciones, ofrecen productos llenos aceites y edulcorantes. Zafrán, por ejemplo, lanzó en marzo una línea de galletitas integrales con azúcar mascabo, harina integral, semillas, avena y maní. Deli & Raw, por su parte, cuenta con tres opciones dulces entre las que encontramos sabores como almendra, cacao o limón. Otro ejemplo son las Koo!, la versión local de las famosas galletitas de manteca danesas que, si bien no están dentro de la categoría saludable, incorporan productos como jengibre, coco, cardamomo, sal y pimienta. 

Por Maximiliano Kupferman
Fotos: Erika Rojas

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dej� tus comentarios