19.12.2014

Strange bubbles: 6 espumantes raros para buscar

Le quedan pocos días al 2014 y lo queremos terminar a lo grande. Por eso, te recomendamos seis espumantes no convencionales para ponerle un broche de oro a la cena del 31.

Strange bubbles

Deseado ($100)
Este vino hoy no luce tan novedoso, porque el mercado se cansó de copiarlo. Pero visto en detalle es una absoluta rareza. De partida es un Torrontés de Río Negro y Neuquén, al que en segundo término se lo champanizó –cuando no se usaba la variedad para ello– y, por último, nació con paladar dulce cuando las burbujas dulces aún eran mala palabra en la góndola de los especialistas. A punto de cumplir diez años, es un espumoso que merece su lugar en el podio.

Amalaya Brut Nature ($100)
Si Amalaya blanco es  un corte de Torrontés y Riesling, el flamante corte espumoso de la casa invierte el plan y le da más preponderancia al segundo. De ahí que el vino resultante sea aromáticamente novedoso, además de gustativamente singular: con volumen de paladar, alta frescura y burbujas de un andar seco, el resultado es producto nuevo y destacable en la góndola. Para más datos, es salteño, lo que se traduce en una completa agradable extrañeza. Probar para creer.

Vicentín Blanc de Malbec ($130)
Bodega Vicentín es, entre el pelotón de las nuevas, la que más ha innovado con estilos raros y productos curiosos. Este es un ejemplo perfecto. Un espumante elaborado con Malbec, como si fuese un blanco escurrido, que conserva entonces el carácter frutal de la variedad y su buena boca, amable y universal, pero espumoso y con un delicadísimo, casi etéreo color rosado. Otra singularidad del mercado, que fue furor entre los consumidores del wine system.

Alma 4 Bonarda ($130)
¿Un espumante tinto? Claro que sí. No abundan, pero los hay en el mundo. En nuestro mercado hay unos poquitos ejemplares, erráticos, que este vino de Alma 4 galvaniza con su persistencia en la góndola. Frutado y levemente dulce, los taninos moderados y el gas forman un combo que al primer paladar resulta algo absolutamente exótico pero que, con una picadita de fiambres, se vuelve una experiencia tan novedosa como placentera.

Colonia las Liebres Rosé Brut Nature ($180)
Bodega Altos Las Hormigas sigue creciendo con su Bonarda Colonia Las Liebres y, luego de haber lanzado un Reserva en 2013, avanza sobre los espumosos con este rosado 100% varietal. Elaborado por el método tradicional, ofrece un color salmón delicado, con aromas frutales suaves y cordiales. Al paladar es seco, con una alta frescura atractiva y una textura que recuerda a la buena mousse. Para descubrir cosas nuevas. Probalo.

Los Stradiviarius de Bianchi Cabernet Sauvignon 1998 ($580)
La cosecha 1998 será recordada por su mala calidad. Pero si algo tiene el negocio del vino, es que de lo malo siempre se aprende. Este vino es el caso: como el Cabernet no maduró y hubo que cosecharlo verde, la idea fue elaborarlo como si fuera un blanco y champanizarlo, para que perdiera el costado verde. Hoy, 16 años más tarde, es una joyita rara y exquisita, cuyas botellas se están terminando. Para bebedores conocedores, un Extra Brut que es un must.

Por Joaquín Hidalgo 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios

más leidasmás comentadas