03.02.2017

Summer red wine: 6 tintos frescos para beber en verano

Te recomendamos 6 etiquetas que tenés que probar esta temporada veraniega. Además, tips para que los marides a la perfección: con platos y con momentos.


No todo es blanco en el verano. En esta nota, seis tintos ideales para los días más calurosos.

LA PODEROSA PINOT NOIR 2015 ($130)
Bodega del Fin del Mundo comienza a explotar ahora una de las marcas más potentes de su porfolio: La Poderosa. Y pone en el mercado este Pinot Noir que, por definición, es una variedad para tintos de verano: se bebe fresco, entre 10 y 14 ºC, cuyo paladar lleno de sabor frutado y con el trazo apenas delicado de unos taninos nuevos, lo convierte en un ejemplar de ley para acompañar desde tapeos de terraza a entradas más sofisticadas, como un carpaccio con alcaparras.

140 CARACTERES CABERNET SAUVIGNON 2015 ($140)
¿Qué tiene que tener un tinto para ser una bebida de verano? 140 Caracteres Cabernet Sauvignon tiene la respuesta. Elaborado con uvas de Uco –Gualtallary y Altamira– se ofrece como un tinto de expresión abierta y frutada, cuyo paladar es de cuerpo medio a ligero, andar suelto y con una frescura deliciosa. Así, este vino desmiente el viejo adagio acerca de que el Cabernet es una variedad potente y tánica. Ideal para comer, la tapa a rosca y su espíritu twittero lo ponen como fija para encuentros a la sombra.



COLONIA LAS LIEBRES CLÁSICA 2015 ($140)
Probablemente el primer tinto de verano que -sin ser llamado así- salió a la góndola, este Bonarda de Altos Las Hormigas marcó la cancha con un estilo que se anticipó en al menos una década a lo que vemos hoy. Tinto de color intenso, aromas claramente frutales y diáfanos, con estructura media, paladar ligero y casi sin taninos, es el modelo perfecto para enfriar un rato antes de que salgan las pizzas del horno o para tener en la frapera junto a la pileta.

SANTA JULIA TINTILLO 2016 ($180)
En la vieja tradición de los tintos de verano, que se beben fríos o con hielo, Santa Julia lanza ahora un vino novedoso y que dará que hablar con el tiempo. Tintillo es un blend de Malbec y Bonarda, cuya estructura es novedosa: de trazo frutado y apenas vegetal, es delgado, con frescura evidente y un andar suelto y jovial que lo convierte en un vino veraniego. Perfecto para tomar a la sombra mientras transcurre la siesta pesada de enero o bien entrada la noche, casi a la temperatura de un blanco.



JIJIJI 2016, ($220)
Otro de los tintos que rompieron con el molde local. Jijiji, además de tener un nombre ricotero y estar en la antípoda de la cultura vinera local, supuso un salto adelante a la hora de los estilos de vinos al combinar dos variedades a priori imposibles: Malbec y Pinot Noir, cofermentadas para más datos. El resultado es un tinto ligero, de aromas herbales y frutales, muy rica frescura y taninos justos. Refrescado en frapera o con un golpe de heladera, se convierte en el tinto de verano del que hablamos. 

ANIMAL NATURAL VINEYARD MALBEC 2015 ($230)
En la nueva sintonía de tintos delgados y con poca estructura, este Malbec orgánico de Ernesto Catena Vineyard se ofrece como la mejor opción dentro de los tintos más clásicos. Elaborado con uvas de Vista Flores, resulta un Malbec delicado en sus formas: frutado y apenas herbal, al paladar es un tinto suelto, de frescura moderada y taninos bien delicados, de forma que si se lo bebe refrescado no pierde carácter ni se vuelve áspero. Eso sí, siempre será puro sabor frutal.

Por Joaquín Hidalgo

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios

más leidasmás comentadas