10.05.2010

Top 5: los platos y restaurantes favoritos de Alejandro Rozitchner

Estos son los imperdibles del escritor y filósofo. ¿Cuál es tu top 5?

restaurantes de buenos aires

Cada uno tiene sus restaurantes. A veces ni siquiera son restaurantes, sino bares, lugarcitos en los que el espíritu personal calza de alguna manera misteriosa y perfecta. Y además cada uno tiene, en esos lugares, sus platos especiales, sus favoritos del cuerpo y del alma, sus encarnaciones trascendentes.

Tal vez fuimos comida en otras vidas, y por eso en esta vivimos esos amores en la experiencia del sabor. Hablo de esos platos que parecen creados para el regocijo del cuerpo que somos, exactas muestras de la sensualidad terrena que representamos.

A continuación, mi lista de platos preferidos, y de los lugares en los que tales emisiones angélicas han tenido lugar:

1. Pollo al oreganato en el Bar Norte

No logro saber el secreto. ¿Será que no le sacan toda la grasa al pollo? ¿Usan limón de verdad o embotellado? ¿Por qué esas papas embebidas en la salsita de la preparación son tan espléndidas? Desde hace años como este plato en este lugar. Ibamos con un grupo de estudio que éramos en realidad amigos y nos aludíamos como “los Nietzsche”. Hemos envejecido junto con el alto y elegante mozo. No quiero exagerar, ni hacer promesas falsas, pero no puedo evitar decirlo: vayan, pruébenlo. Déjense tomar por el verdadero espíritu del pollo.
(Ecuador y Arenales, Barrio Norte)

2. Zapallitos a la parmesana en Albamonte
Este templo de la alimentación, el restaurante Albamonte, es mi restaurante preferido y un espacio reconocido en la tradicional cocina porteña. Una cantina famosa y perfecta, dedicada y logradísima. Pero el plato al que hago alusión es tal vez una de sus mayores perfecciones: los zapallitos saben a otra cosa sepultados en el queso y la salsa de tomate. Tuvo lugar una mutación genética, algo pasó: no es verosímil que este plato sea tan delicioso, ¡son unos pobres zapallitos emocionados por el queso derretido! Ver para creer…
(Av. Corrientes 6735, Chacarita)

3. Entraña a la parrilla en Don Julio
Los mozos se hacen los cancheros y te la cortan con la cuchara (la entraña), para que veas. Ternura, sí, como la del Arjona (puaj) pero mil veces mejor. Porque no es ternura sin carne, es carne pura, sabor profundo, sangre (si uno la pide así) que es jugo de los dioses para fortalecer personas. Levanta a los muertos, diría mi extinta abuela Antonia. Perfecto para mostrarle a un extranjero la verdad de la carne nacional. Perfecto para entender por qué somos argentinos, para captar el sentido patriótico en el año del bicentenario.
(Guatemala y Gurruchaga, Palermo)

4. Pizza de Pollo, en Güerrin
Mucho pollo con mucho queso y mucha salsa de tomate encharcando una media masa caliente y perfumada. Quien no la haya probado no tiene derecho a hablar. Sí, la pizza de pollo parece un rebusque. Hagan silencio. Vayan. El mundo trastocado, una satisfacción inobjetable. Silencio. Pizza de pollo. Shhhh. Hay que pedir dos, me parece, ¿no querés un pedacito más?
(Av. Corrientes 1368, Centro)

5. Pasta con tuco y pesto, en Pippo
Me refiero, sí al restaurante sagrado de la calle Montevideo entre Sarmiento y Corrientes, que hace también su aparición por la calle Paraná. Mi primer amor de restaurateur. Cuando era chico primaban los ravioles, luego fueron los tallarines. Yo vivía en otro país, y cuando venía de visita a Buenos Aires el primer almuerzo era en Pippo, emocionado por volver a la calidez del lugar propio. La síntesis de esferas emotivas y sensibles que han logrado mediante una alquimia desconocida y probablemente secreta, hacen de este mix algo que no se olvida fácilmente. Y no me refiero al gusto a ajo que te queda en la boca, o no sólo, sino a la poesía pura de comer hasta sentirse demasiado bien.
(Montevideo 341, Congreso)

¿Me cuentan ustedes ahora?


Por Alejandro Rozitchner

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios