20.04.2015

Torrontés: 6 vinos recomendados de distintos puntos del país

Tradicionales, modernos, frescos o criados en roble, elaborados de Salta a la Patagonia. En esta nota, un recorrido por el mapa argentino del vino blanco más aromático.


1. SANTA FLORENTINA 2014 ($40)
El Torrontés es conocido por su sabor salteño, pero es en La Rioja donde ofrece algunas de sus mejores expresiones. Entre los de perfil renovado, Santa Florentina, de Cooperativa La Riojana, tiene el mérito de ser uno de los vinos que reinventó el varietal con un perfil moderno: de aromática floral y boca delgada y fresca sin trazo de amargura. Es un blanco accesible, perfecto para un tapeo de quesos, una picada o una copa previa a las comidas.

2. CAFAYATE 2014 ($47)
Así como el emblema del Torrontés tradicional es Etchart Privado, el ícono de los modernos hay que buscarlos en Cafayate, de la misma bodega. Elaborado con uvas calchaquíes, ofrece un blanco bien perfumado de azahar y jazmín, cuya boca es delgada y chispeante, rica en sabor y buena frescura. Como ícono de consumo veraniego, este blanco es una fija. Mucho mejor aún si se lo acompaña con empanadas recién salidas del horno.

3. CALLIA RESERVE 2014 ($48)
San Juan tiene su propio Torrontés. Genéticamente es pariente del riojano, en tanto son la cruza de Negra Criolla y Moscatel, pero el resultado es diferente: uva de poco rendimiento y trazo algo atemperado. Así, se destaca este ejemplar por su trazo cítrico, su boca apenas voluminosa y de buena frescura, como es menester a un blanco. A diferencia de sus pares norteños, sobresale su excelente boca, que lo pone como número fijo a la hora de comer unas ricas pizzas.

4. DESEADO ($120)
Vino espumoso dulce natural, Deseado es un raro entre los raros. Primero, porque el Torrontés empleado proviene de Río Negro y Neuquén. Segundo, porque lleva burbujas y es dulce. Pero precisamente por su extrañeza ejemplifica mejor que otros la plasticidad del varietal para originar vinos diversos. Fragante y con recuerdo a muscat –el típico aroma “dulce” de la Moscatel– ofrece un paladar edulcorado y buena efervescencia, con rico regusto final.

5. DOÑA PAULA TORRONTÉS 2014 ($124)
Elaborado con uvas Valle de Uco, donde la variedad fue muy cultivada en otro tiempo, es del tipo riojano en su perfil varietal. Pero el terroir puede más que la variedad en este caso y el vino no resulta azaharado, sino más bien cítrico y con trazo de jazmín, con una boca amplia y de frescura algo nerviosa. Para las comidas, un excelente blanco, más si hablamos de un ceviche bien macerado en leche de tigre, con camote dulce, cebolla dorada, choclo blanco y canchitas.

6. LABORUM OAK FERMENTED 2013 ($137)
Originario de Salta, este vino cierra el recorrido por las provincias, no tanto por su origen sino por su estilo. Raro ejemplar con crianza en roble, es un blanco de delicada fragancia floral y frutada que suma trazos ligeros de vainilla a un paladar austero y a la vez amplio debido a la presencia de la barrica. Suave en su andar, es todo lo que un Torrontés quisiera ser cuando sea grande, con un plus de sofisticación cosmopolita que lo transforma en un joya blanca para buscadores de perlitas.

Por Joaquín Hidalgo 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios