11.11.2016

Williamsburg: Hamburguesería con aires neoyorquinos en Palermo

La moda de las hamburguesas caseras no encuentra techo y suma nuevos espacios en la ciudad, sobre todo en Palermo, donde acaba de inaugurar este amplio local con diseño de Horacio Gallo.


En Williamsburg, inaugurado en septiembre de este año, se conjugan varias modas gastronómicas de este momento. Primero, la zona de Palermo Soho que nunca dejó de estar en boga. Segundo, la especialidad en hamburguesas caseras (un fenómeno gastronómico que sigue creciendo y no parece encontrar su techo). Tercero, la estética a cargo de Horacio Gallo.


 
Si bien lo de Gallo no es estrictamente una moda, el arquitecto imaginador de restaurantes le ha impreso su sello a varios locales en los últimos años: desde Tegui y Oporto, a Fifí Almacén y Fresco, pasando por Quinto, La Panadería de Pablo y Carne. Aquí demandó 8 meses de obra para transmitir la onda de los típicos diners del Midtown neoyorquino: boxes de tapizado rojo, mesas blancas, carteles amarillos luminosos para exhibir el menú y los infaltables “metrotiles” en la cocina a la vista, resguardada por una pared acanalada que remite a los viejos trailers de los años 70 (las falsas ventana con cortinas coloridas son un detalle divertido).

Williamsburg (cuyo nombre hace referencia a uno de los barrios de moda en Brooklyn) ofrece tres tipos de hamburguesas: de cerdo, de pollo y vacuna, para la que usan un corte poco frecuente: picaña (en un 70%) y tapa de nalga (el resto) lo que redunda en un contundente paty de 200 gramos sin excesos de grasa que sale bien cocido entre panes caseros. Probamos la Williamsburger, con queso en chips, huevo frito, panceta, pepinos y mayonesa ($190, en combo con bebida y guarnición). Entre las de cerdo ($165), tienta la Sullivan, con mozzarella, lechuga, tomate y dressing de mayonesa y relish. Para acompañar, salen muy bien las papas al horno con romero. También hay mandioca fritas, mix de verdes y papas fritas, obvio. Si pedís el combo con gaseosa, te incluye un refill. Si pedís cerveza ($30 más), te dan Patagonia tirada y servida en copón de vidrio.



Para el mediodía, hay combo almuerzo por $120 ($150 de viernes a domingo) y para la tarde, 2x1 en cerveza de 19 a 21hs. A esto se le suma una barra de cocktails con carta de Inés de los Santos que tendrá salida a la calle como para pedir tragos al paso. La DJ SRZ musicaliza una vez por semana y así, Williamsburg tiene todas las fichas para explotar por las noches.

El proyecto se afirma en varias patas: a un grupo gastronómico que administra sectores gastronómicos en aeropuertos se le suma el expertise de Denise Querol (creadora de Le Ble) y de Alejo Perez Zarlenga, fudador de Hollywood Dogs, uno de los primeros food trucks de la ciudad. 

Lejos de extinguirse, el fenómeno de las hamburguesas sigue creciendo. “Todavía no llegó la etapa del descreme –explica Perez Zarlenga-. El público sigue respondiendo, pero en algún momento algunas hamburgueserías van a cerrar: las que no sean buenas”, pronostica. Y apuesta, claro, a quedar entre los que crezcan. De hecho ya están pensando en sucursales y food trucks. Tienen con qué soñar.

Armenia 1532, Palermo Soho / T. 3515-2200

Por Claudio Weissfeld

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios