02.05.2011

Estos son los 10 mejores restaurantes de Buenos Aires

Consultamos a un jurado de 50 expertos sobre los mejores lugares para salir a comer, según cada ocasión de consumo. Aquí, los resultados.


Para vivir una gran experiencia gourmet: TOMO I
La historia y el prestigio del que goza Tomo I desde que fue creado por las hermanas Concaro, hace 40 años, nos hacía presuponer que sería el elegido en esta categoría. Y lo fue, por abrumadora mayoría. De hecho, resultó el restaurante que más votos obtuvo en el resultado global de la encuesta. Las razones son conocidas: en Tomo I la comida es simple, pero siempre logra un plus que conmueve, por la incansable búsqueda de los sabores más puros y la utilización de materia prima de primera calidad. Ya sin Ada Concaro (alma mater del lugar, recientemente fallecida), Tomo I ahora está a cargo de su hermana Ebe y de su hijo, Federico Fyalaire, que también se desempeña como sommelier. El resultado es tan cuidado como siempre. “El estilo se mantiene. Forzosamente, nuestra forma de cocinar es muy cercana a la de mamá. Por más que quisiera despegarme, no podría hacerlo”, asegura Fyalaire. La carta de Tomo I cambia según las estaciones del año, pero mantiene siempre dos estilos de platos. Unos más osados y festivos, como el faisán con melón e higos, o los ravioles de ñandú. Y otros más tradicionales, como los ravioles de espinaca. Situado en un entrepiso del Hotel Panamericano, su salón alfombrado con paredes de capitoné es sobrio y formal. Con esmerada atención y buenos vinos, quien se precie de ser un sibarita debe comer aquí al menos una vez en su vida. Un lujo que vale la pena.
(Carlos Pellegrini 521, Centro / T. 4326-6695)

2do más votado: CHILA (Alicia Moreau de Justo 1160, Puerto Madero / T.  4343-606)
3ro más votado: LA VINERIA DE GUALTERIO BOLIVAR (Bolívar 865, San Telmo / T. 4361-4709)

Para llevar extranjeros: LA CABRERA
Si la carne es motivo de orgullo nacional, era obvio que entre los restaurantes más votados para llevar extranjeros aparecerían en primer lugar las parrillas. La Cabrera peleó por el podio cabeza a cabeza con La Brigada, sacando un puñado de votos de ventaja. Este restaurante comandado desde 2003 por Gastón Rivera es mucho más que una parrilla. Es un lugar al que se va a comer carnes, en plural, ya que de sus fuegos no solo salen los tradicionales cortes vacunos. Desde la bondiola de cerdo a las pamplonas de pollo, al pato confit, pasando por los achurajes y el bife americano (atípico en nuestro medio, con hueso y cortado a lo largo), La Cabrera resulta un templo iniciático para un recién llegado al país. Todo en La Cabrera es excelente, incluso la atención que ofrecen a los comensales cuando esperan su turno en la vereda (les obsequian bebidas, empanaditas, carnes). Uno de los mayores aciertos de su propietario –un sello distintivo- son las guarniciones frías y calientes que se sirven con cada plato (escabeches de porotos pallares, berenjenas y ajos asados, ensaladas con dressings creativos y muchísimos más). Las carnes son de calidad insuperable. El éxito de La Cabrera obligó a sumar una sucursal (La Cabrera Norte) a 50 metros del local original. Sin dudas, uno de los mejores restaurantes de la Argentina (Cabrera 5099, Palermo Soho / T. 4831-7002)

2do más votado: LA BRIGADA (Estados Unidos 465, San Telmo / T. 4361-5557)
3ro más votado: EL POBRE LUIS (Arribeños 2393, Belgrano / T. 4780-5847)

Para comer como un buen porteño: ALBAMONTE
Las milanesas, los guisos y demás platos típicos de la gastronomía porteña están de moda y los bodegones han recobrado popularidad. Muchos de ellos fueron mencionados en esta categoría (El Trapiche, Chichilo, Lezama, entre otros), pero fue Albamonte el que más votos recolectó. Situado en Chacarita, ofrece desde hace más de 50 años platos italo porteños en un ambiente rústico, con clima de familia numerosa y atención de mozos experimentados. Lo destacable de Albamonte es su buena relación precio-calidad-cantidad y una inquebrantable regularidad: se come bien siempre. Si bien no es una pizzería, la pizza casera cocinada en horno a leña es una de las especialidades de la casa. Los habitué la piden como entrada, antes de elegir alguno de los cientos de platos que figuran en la carta. Se destacan los mostacholes a la putanesca o los spaghetti scarparo, muy abundantes, servidos en grandes platos de aluminio. Además, pescados frescos del día y platos tradicionales como sesos a la romana, escalopes de lomo al marsala y zapallitos rellenos de parmesano. Entre los postres, el más pedido es el merengue con crema chantilly o dulce de leche. Un lugar para comer mucho y bien, y mantener vivos los platos que los porteños siguen eligiendo generación tras generación. (Av. Corrientes 6735, Chacarita / T. 4553-2400)

2do más votado: RESTORAN DEL CLUB DEL PROGRESO (Sarmiento 1334, Centro / T. 4372-3350)
3ro más votado: EL OBRERO (Caffarena 64, La Boca / T. 4362-9912)

Para una salida romántica: MORENA BEACH
A la hora de elegir un restaurante romántico se valora más la ambientación y la locación que la propuesta gastronómica del lugar. Eso explica que Morena Beach haya sido el más votado en esta categoría. Su cocina es de inspiración mediterránea y no sobresale especialmente por su originalidad. Lo que fascina a sus habitués es su formidable emplazamiento: frente al Aeroparque, en Costanera, en el espigón del Club Náutico Puerto Norte, adentrándose 500 metros en el Río de la Plata. Con el río como paisaje predominante, en un salón tenuemente iluminado y con un pianista que toca jazz y bossa nova, la situación es casi un cliché de lo romántico. Las mesas más codiciadas son las que están ubicadas junto a sus amplios ventanales. Alejado de los polos gastronómicos de moda, Morena es, desde hace 17 años, un favorito para los que comen entre mimos y arrumacos. También abre al mediodía, pero es por las noches cuando cobra su mayor esplendor. (Av. Costanera Norte 4899 / T. 4786-0204)

2do más votado: TEGUI  (Costa Rica 5852, Palermo Hollywood / T. 5291-3333)
3ro más votado: GREEN BAMBOO (Costa Rica 5802, Palermo Hollywood / T. 4775-7050)

Para salir en grupo con amigos/as: OCHO7OCHO
Claro… todo depende de qué tipo de amigos y amigas tengas. Esta categoría fue una de las que mayor dispersión de votos tuvo. Y entre un puñado de restaurantes de lo más disímiles (fueron votados desde el clásico Edelweiss hasta el fashioneta Belushi), sacó un hocico de ventaja Ocho7ocho, el bar / restaurante de la calle Thames. ¿Qué tiene de atractivo “el 8” para ir en banda? Un salón amplio, con buena música, excelente oferta de destilados y diferentes espacios aptos para diferentes tipos de grupos: pueden sentarse en la barra a beber tragos, elegir las mesas bajas con sillones y pedir tapas y picadas para compartir, copar alguna de los mesones comunitarios del salón semiprivado del fondo, o simplemente cenar en las mesas altas y probar los platos que prepara la chef Magalí Zanchi, apuntando a preparaciones simples, con ingredientes de calidad. Cada dos meses, Julián Díaz (dueño del establecimiento) invita a chefs de primera línea para que cocinen a precios accesibles. Ya pasó por allí Roberto Grau, de Astrid & Gastón, y en el mes que viene estará Dolli Irigoyen. Informal y sofisticado a la vez, Ocho7ocho es un gran lugar para ir de a muchos. (Thames 878, Villa Crespo / T. 4773-1098)

2do más votado: GUIDO’S BAR (República de la India 2843, Palermo Botánico / T. 4802-2391)
3ro más votado: LOS TALAS DEL ENTRERRIANO (Av. Brigadier Juan Manuel de Rosas 1391,  José León Suárez / T. 4729-8527)

Para una reunión familiar: LA PAROLACCIA
Otra categoría que resultó muy disputada y en la que la mayoría de los restaurantes votados se especializan en comida italiana (Doppio Zero e Il Matterello, entre otros). El dato puede resultar una simple curiosidad, pero no lo es: las pastas, las pizzas y demás especialidades tanas gustan a todos, desde los más chicos a los abuelos. A su vez, el clima de estos lugares suele ser cálido y bullicioso, perfecto para juntarse en familia. Teniendo en cuenta esto, la mayoría de los encuestados eligió La Parolaccia, un moderno restaurante italiano inaugurado en 1988 que actualmente es una cadena con ocho locales en la ciudad. Salvo algunas diferencias puntuales, todos mantienen la misma propuesta: platos a la carta, más algunas especialidades del día que se exhiben en una pizarra que los mozos hacen desfilar por las mesas y una atención impecable. Para reuniones de grupos grandes, se pueden armar menús especiales y cuando hay cumpleaños, regalan torta, botella de espumante y (mal que le pese a muchos) los mozos se acercan a la mesa para cantar el “tanti auguri a te”. De todas las sucursales, la más completa es la del Mare, rodeada de peceras y con una suerte de galería techada, al fondo del local, donde se puede disfrutar de una muy linda vista de los docks de Puerto Madero. Imprescindible la reserva previa. Siempre está lleno. (Alicia Moreau de Justo 1170, Puerto Madero / T. 4783-0200)

2do más votado: HAPPENING
(Alicia Moreau de Justo 310, Puerto Madero / T. 4319-8712)
3ro más votado: ITALPAST (Dellepianne 1050, Campana / (03489) 430-433)

Para una comida de negocios: CHILA
¿Qué buscan los empresarios y ejecutivos cuando tienen que organizar una cena o un almuerzo de negocios? Buscan un restaurante serio, silencioso, con mesas separadas una de la otra, atención impecable, buena carta de vinos y una gastronomía que sobresalga. Buscan, en definitiva, quedar bien. Y en todos estos puntos, Chila está por encima de la media. Situado en Puerto Madero y con un vip de privilegiada vista al río, en este restaurante inaugurado en 2006 todo está pensado al detalle: desde la vajilla de vanguardia (Villeroy & Boch) hasta un sorprendente pimentero que arroja luz sobre el plato mientras muele los granos. En la cocina manda la joven y aclamada chef Soledad Nardelli, que se destaca por sus innovadores preparados de autor con raíces francesas. Ya la panera (la mejor de Buenos Aires, que incluye curiosidades como pan de Malbec, de mostaza, y de nuez y queso azul) da una perspectiva de alto vuelo. Perspectiva que se completa en la carta, con entrantes como “crema de trufas, huevos a 61º, echalotes al cognac y cubitos de morcilla”, o con los principales, entre los que destaca el “magret de moulard, manzanas golden asadas, compota de granny smith y gelée de jengibre”. La propuesta se completa con una cava controlada con 1200 botellas de vino de alta gama. Claro que todo esto tiene su precio y es alto, pero eso poco interesa a quien necesita agasajar a potenciales socios, clientes o proveedores. Menos aún si se paga con tarjeta corporativa. (Alicia Moreau de Justo 1160, Puerto Madero / T. 4343-6067)

2do más votado: ROSA NEGRA (Dardo Rocha 1918, San Isidro / T. 4717-2685/2249)
3ro más votado: EXPERIENCIA FIN DEL MUNDO (Honduras 5673, Palermo Hollywood / T. 4852-6661)

Para comer livianito y rico: KENSHO
Históricamente la comida sana, natural y vegetariana tuvo fama de ser poco sabrosa y aburrida. Pero en los últimos años eso ha cambiado gracias a restaurantes como Kensho, que fue votado como el mejor para ir a comer rico y liviano. Este establecimiento, con salón para 30 personas y estética de vanguardia, es comandado por el chef Máximo Cabrera, que es en la Argentina un referente indiscutido del crudismo –así se conoce la gente que consume alimentos sin cocinar-. Cabrera sirve en elegantes presentaciones una comida que sorprende: primero por lo etérea, segundo por lo nutritiva. Destacan los panes sin cocción; la sopa de espinaca raw, que sale con un cantimpalo raw –una suerte de embutido de semillas activadas-; el ceviche de hongos, versión con papines andinos y salsa de ocopa; también los quesos de cajú y las ensaladas en general. De postre, el riquísimo James Brownie con helado de mandioca, en el que no emplean manteca ni crema ni nada que se le parezca. Si quedaban dudas sobre las posibilidades gourmet de la cocina natural, basta una visita a Kensho para despejarlas. (El Salvador 5783, Palermo Hollywood / T.4778-0655)

2do más votado: OUI OUI (Nicaragua 6068, Palermo Hollywood / T. 4778-9614)
3ro más votado: NATURAL DELI (Gorostiaga 1776, Las Cañitas / T. 4514-1777)

Comer con onda gastando poco: EFIMERO FESTIN
Una de las tendencias más destacables de los últimos años en materia gastronómica es la apertura de pequeños bistrós con cocina de autor a precios lógicos. Lugares regenteados por sus propios cocineros donde se puede comer con onda pagando la mitad de lo que se pagaría en cualquier pizza café, frío e impersonal. Efímero Festín abrió sus puertas en diciembre de 2009 en el corazón de Palermo Soho y, a pesar de tener un nombre que prometía un paso rápido y frugal, en poco más de un año logró posicionarse como un must en esta categoría. Con una ambientación algo retro y una capacidad máxima de 26 cubiertos, logra que comer en sus mesas sea a la vez una propuesta íntima, relajada y estética. Carolina Lavecchia (chef autodidacta) está en la cocina y, junto con su socia Marcela Croccia, sostiene una carta que hace foco en el producto y en la fusión de un amplio horizonte gustativo, siempre sencillo, siempre sabroso y siempre sano: el sándwich de pollo con guacamole es ya un clásico, lo mismo que la bondiola braseada con trigo burgol o el salmón rosado con perfume cítrico. Y entre los platos nuevos, se destacan la hamburguesa de tofu orgánico y la lasagna de quínoa con gírgolas. No es un lugar al que uno vaya a elegir bebidas importadas, ni platos de tendencia, pero es un sitio para pasar un buen rato y probar cosas ricas, pagando precios muy razonables. (Uriarte 1411, Palermo Hollywood / T. 4831-9867)

2do más votado: LA DORITA (Humboldt 1911, Palermo Hollywood / T. 4773-0070)
3ro más votado: LAS PIZARRAS (Thames 2296, Palermo Soho / T. 4775-0625)

Para comer como un animal: SARKIS
Esta categoría premia al restaurante ideal para comer mucho. Y arrojó un ganador insospechado, pero indiscutido por la cantidad de votos. Cualquiera hubiese dicho que aquí ganaría una parrilla o un tenedor libre, pero Sarkis le sacó a todos un cuerpo y medio a otros restaurantes. Esta casa de comida árabe-armenia es un favorito de los glotones, aún cuando el ambiente de cantina descuidada y las largas colas para conseguir mesa desalienten un poco. Ocupa una esquina antigua de Villa Crespo y cuenta con dos salones: uno en planta baja, el más recomendado, con lámparas de rueda de carreta y sillas de mimbre, y otro en el primer piso, al que le haría falta una requintada para hacerlo más atractivo aunque funciona como salón fumador. Pero los votantes no se fijaron en eso. Apuntaron a que aquí se come rico, muy abundante y a buen precio, una ecuación que nunca defrauda. Quien no sepa qué pedir, porque nombres como hummus, shish-kebab o keppe no le dicen nada, debe solicitar la segunda carta, en la que cada plato viene con su correspondiente explicación. Muy recomendables son los falafel, los niños envueltos, el kafta y el cous cous con lentejas. (Thames 1101, Villa Crespo / T. 4772-4911)

2do más votado: CANGAS DEL NARCEA (Beruti 4643, Palermo / T. 4773-3351)
3ro más votado: GUIDO’S BAR (República de la India 2843, Palermo Botánico / T. 4802-2391)

Para saber quiénes fueron los miembros del jurado hacé click acá.

¿Cuál es para vos el mejor restaurante de Buenos Aires?

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios