02.03.2010

Wine & roll: 9 vinos perfectos para acompañar sushi

Dale un descanso a la cerveza. En esta nota, tintos y blancos perfectos para hacerle la segunda a una tabla de rolls y sashimis.


El sashimi, los rolls, los nigiris son piezas de una delicada arquitectura de sabores simples: pescado crudo, arroz y sus combinaciones con algas, frutas y verduras. Pero así como es de simple, combinarlos con vinos no es tarea sencilla: un mal vino puede demoler el ensamble perfecto entre los aromas nítidos del atún, el contraste nasal e intenso del wasabi, o la pizca agria y salobre de la soja.

No te desanimes. Si querés que esa bandeja combinada que pediste no se malogre con un mal vino, comprá alguno de los 9 que te sugerimos a continuación.

1. Las Moras Viognier 2009 ($16)
Tenés frente a tus ojos 30 piezas de sushi que te costaron un ojo de la cara. Sos exigente en el gusto de las cosas y por eso ahora te da bronca haberte quedado corto con el presupuesto de vinos. Las Moras Viognier es tu candidato. Un varietal blando al paladar, bien compensado en su acidez y con un volumen logrado, que lo hacen parecer más vino de lo que es. Rico, va a sumarle intereses a tu modesta inversión.

2. Elementos Torrontés 2009 ($20)
Imaginate que sostenés entre los palitos un veteada pieza de salmón rosado: un sashimi de sabor suave pero definido. Lo hundís en la salsa de soja y la cosa cambia: se vuelve potente y en un punto agrio. Es blando y de textura grasosa. Lo que necesitás para remontarlo es un vino intenso en aromas pero ligero en boca. Eso es un torrontés como el de Elementos. Fácil de conseguir, accesible y amable al paladar.

3. Caballero de la Cepa Chardonnay 2009 ($25)
He aquí uno de esos clásicos que hoy son mucho mejor que en el pasado. Con nueva etiqueta y un estilo más afilado, el eterno Caballero sigue conquistando. Si te pudiera quedar alguna duda, probalo con un abundante combinado japo: el componente fresco del vino, su arrobante andar logrado con un comedido aporte de madera y el final prolongado le pondrá relieve al mix, incluso a quienes duden del vino blanco.

4. Saurus Chardonnay 2009 ($26)
El sur –en este caso Neuquén- es bien conocido por su promesa de Pinot Noir, y por ello los blancos de la región están en un área de sombra para el consumidor. Para convencerse de que tienen un serio potencial, probá este Chardonnay: aromático, es clásico en su factura, tiene buen cuerpo y una acidez chispeante. Servido junto a una bandeja de rolls California, hará que luzcan mucho más.

5. Altosur Sauvignon Blanc 2009 ($30)
Apuntate este blanco incisivo para cuando quieras darle un toque entendido a tu cena con sushi. De los Sauvignon que se producen en el país, Altosur tiene la bendición de Matías Michelini, uno de los enólogos capos en la materia. Con un bandeja que abunde en sashimi de mero, lenguado o salmón –ojalá atún rojo- vas a encontrar un filo perfecto para cortar la textura apenas grasosa del pescado.

6. Colomé Torrontés 2009 ($40)
¿Buscás un vino que te guste, que le proponga al paladar un paso apenas tenso que ponga a vibrar con sabor cítrico tus papilas? Lo que querés es un blanco refrescante y Colomé Torrontés es tu elección. No desentonará con una bandeja combinada: quizás resulte mucho para un California roll de palta y queso Philadelphia, pero de ninguna manera excede a un nigiri subido de tono con wasabi.

7. Alfredo Roca Dedicación Personal Sauvignon Blanc 2008 ($44)
Un señor vino, por el doble motivo de ser 2008 y estar tan vivo como un 2009, y porque en lo que se refiere a sabor, lo define un perfil cítrico que hace agua la boca con sabor de limas. No es una de esas etiquetas que vas al súper chino y la tenés. Te va a costar conseguir, pero la recompensa es grande. Abordarás un combinado de rolls con la elegancia y marcialidad de un samurai.

8. Humberto Canale Estate Pinot Noir 2008 ($46)
Si de combinar sutilezas y texturas suaves se trata maridad sushi y vinos, Humberto Canale Estate Pinot Noir tiene mucho que ofrecer. Conviene, como a los tintos de su clase, servirlo a unos 14º centígrados para lograr la mejor integración. Y ya verás, cuando pellizques con los palitos unos nigiris de lenguado, lo saborees y luego bebas del vino, comprenderás el significado de la palabra envolvente.

9. Salentein Pinot Noir Reserve 2008 ($53)
Luego de andar perdida con el estilo del Pinot –fue de la concentración a la ligereza- Salentein consigue su primer gran varietal: un tinto liviano en el que conmueven la precisa combinación de aromas frutales, frescura y textura de seda. Y es precisamente esa condición la que lo pone como número cantado para una bandeja de sushi. Desde el punto de vista del sabor, será un ajedrez de equilibrios y definiciones contendidas.

¿Cuál es tu vino favorito para acompañar sushi?

Por Joaquín Hidalgo

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios