De dorapa y al corte: ¿cuál es la mejor pizza de avenida Corrientes?

El 15 de septiembre 22 foodies peregrinamos desde Chacarita hasta el bajo probando las 7 muzarellas más clásicas. Al final, dimos nuestro veredicto.

3

A mediados de julio mi colega Martín Auzmendi me confió un plan: con su amigo Franco Antolini querían realizar una maratón de comedores de muzarella al corte, haciendo todo el recorrido desde Chacarita hasta el bajo, siguiendo el curso de Av. Corrientes. Y me encantó: era una idea tan delirante que de partida ya éramos tres y no tardaría en sumar nuevos adeptos.

Con Auzmendi aunamos esfuerzos para convocar a otros participantes. Inventamos el hashtag #Muza5k, que viajó por twitter como un tesoro, y lanzamos la convocatoria para el 15 de septiembre a las 18:30 horas en las puertas de El Imperio de la Pizza, en Lacroze y Corrientes. Los cálculos eran imprecisos: serían unos 5 kilómetros de caminata (resultaron poco más de 7); probaríamos 6 porciones de pizza (finalmente fueron 7, ya que sumamos una en el trayecto); y pensábamos que todo el viaje nos tomaría unas 3 horas (y rozamos las 4:30). En total, fuimos 22 entusiastas peregrinos; hubo subas y bajas a lo largo del camino, principios de romance y hasta un pungueo de billetera que, lejos de empañar el trayecto, le pusieron condimento. Estas son las pizzerías y el detalle de cada una de sus muzas.

El Imperio de la Pizza: muza barata y buena
Con una estatua de Carlitos Balá  sonriente y con el gesto típico en su mano –uniendo el dedo mayor  y el pulgar en un círculo perfecto- la entrada a Imperio promete nostalgias de otro tiempo como la primera pizzería notable de la ciudad. Epicentro de Chacarita, queda justo en frente a la estación de trenes y es parada obligada para quienes viajan al oeste. De ahí que tiene varias barras inox para acodarse y que la porción de muza sale al toque ($6), cosa de que nadie pierda el viaje: es la típica media masa de abundante y potente mozzarella, algo salada para el gusto de los peregrinos, que sifones en mano, moscato y cerveza, paliamos la sed del comienzo. Holgadamente razonable para picar al paso, está $0,5 debajo de las demás. (Av. Corrientes 6899, Chacarita).

Apenas ingerida la primera porción, partimos rumbo al bajo. En estos primeros tramos pelados nos presentamos, ya que muchos no nos conocíamos. Había desde locos que se habían enganchado por twitter a gastronómicos,  bartenders, gerentes de empresas, y amigos de Auzmendi y amigos míos y de otros amigos del palo. Un nutrido grupo de chicos y chicas, todos copados con la idea del Muzarelón. Pronto pasamos por Nápoles, que la evitamos porque desde su refacción no tienen más barra para comer al corte, y enfilamos derecho hasta Ángel Gallardo y Corrientes, donde nos esperaba la próxima parada:

El Trébol: masa con piso, poca mozzarella
Tradicional pizzería familiar que desde 1969 ocupaba un discreto local sobre Ángel Gallardo y que hace dos meses se amplió hasta la esquina de Corrientes, con un coqueto local. La barra para comer de dorapa, sin embargo, sigue en el viejo local. Aquí sirven a 8 pesos una pizza muy crocante y sabrosa –con abundante orégano- que está entre las más livianas, precisamente porque no lleva mucha mozzarella. Gracioso fue cuando nos vieron entrar en manada: “¿quiénes son?” quiso saber el muchacho de la caja con cara de haber visto entrar a un corso. Le explicamos lo del #Muza5k. Y alguno de los caminantes escuchó cómo, instantes después, le decía al pizzero a través del pasa platos: “pibe, ponele garra que son periodistas”. Buena atención, ambiente cordial. (Ángel Gallardo 3, Villa Crespo)

La siguiente parada fue las más trash de la avenida Corrientes. Ubicada justo antes del desierto del Abasto –así le llamamos porque por muchas cuadras no habría pizzerías en las que recalar- llenamos el cuerpo para el largo tirón con una rápida parada en Pin Pun.

Pin Pun: la muza más trash
Ni bien cruzás la entrada, muy abierta a la calle, te voltea el olor a aromatizante de baño. Lo que es una buena noticia, bien mirado, aunque no un aroma deseable a la hora de entrarle a una porción. Los que visitaron el sanitario aseguraron que fuer el mejor del viaje. Con todo, los detalles de Pim Pum valen la pena: fundada en 1927, hoy la decoran relojes de mozzarella Vidal con la hora de Roma y Madrid (?), la barra espejada reflejaba tres botellas de spirits –Reserva San Juan, Criadores, Blenders Pride-, y sobre nuestras cabezas ronroneaba un matamoscas eléctrico de otra era, hoy con un cartel de neón verde que reza Pizza Al Corte. La porción ($6,5) es aceitosa, crocante y con abundante mozzarella, que te sirven pinzada entre dos servilletas de papel o al plato según la disponibilidad de cubiertos y espacio. Sólo para aventureros y hambreados. (Corrientes 3954, Almagro)

Cruzar el Abasto y Once fue como avanzar a tientas sobre un terreno en donde restaurante peruanos y pancherías dominan la escena. Con el buche lleno, sin embargo, caminamos rápido hasta nuestra próxima parada, que se erguía sobre una multitud de bizarreces un sábado a las 21 horas: desde unos glamorosos travestis con tapados de pieles ofreciendo nuevo show en el paseo La Plaza a ciertos extraterrestres –bien disfrazados de blanco- con una caja de sorpresas que al abrirla no había otra cosa que folletos de una obra. Sobre todos ellos, un cartel rojo y grande de Salón Familiar 1er Piso. Habíamos llegado.

Güerrin: cacho de mozzarella
En este clásico, como en las demás, el horno está ubicado el medio del local para que la pizza llegue a punto a cada rincón del boliche. En todo caso, la muza que sale al corte convoca a una multitud con la que se comparte cola y mostrador apretujados. Con un decorado de venecitas que le da  cierto candor, aquí uno ve salir pizzas como si huyeran del horno de interior amplio y abovedado. La porción cuesta 7 pesos y es de una masa húmeda –casi cruda- que tomó buen piso aunque sin llegar a ser crocante. El punto fuerte es la abundante mozzarella gratinada que, como una lava blanca y fundente, corona una porción sustanciosa. Bien hecha, estuvo entre las finalistas a la hora de la votación. (Av. Corrientes 1368, Centro)

Con el paladar caliente, aún, cruzamos Talcahuano para entrar en…

Banchero: pizza dulce y gomosa
Gran decepción nos llevamos en Banchero. Es verdad, no es la casa matriz –como en el caso de las otras pizzerías- y también es verdad que la especialidad es la fugazzeta, pero señores: ¿hacer una muza con cebolla y salsa de tomate dulce? Seguro tendrá sus fans, pero fue la única porción que dejé ni bien empecé a comerla. Rica mozzarella, hay que decirlo, pero el gusto general de la pizza es más bien fullero para sus 6,5 pesos. Nos fuimos tan rápido como entramos y eso que había unas brasileras que le pusieron pimienta a la charla. (Av. Corrientes 1300, Centro)

Antes de cruzar por el Obelisco una pareja que nos preguntó si éramos los del tour de la mozzarella. Algo que ya había pasado con dos punkitos en Imperio, que se hubieran prendido de buena gana de no ser que tenían entradas para Die Toten Hosen. Los tórtolos también siguieron su camino, no sin antes levatar el pulgar en aprobación. Empezaba a convencerme de que el #Muza5k había llegado lejos.

Las Cuartetas: rica masa, buena muza
Este sitio tiene dos ambientes. Uno da a la calle, que es agradable y bien vistoso –a pesar de sus plantas de plástico- y otro muy distinto en el fondo, más allá del horno y la cocina. Nos quedamos adelante, donde ocupamos las mesas del frente –no había lugar para la barra, que es chica- y nos zambullimos en unas porciones potentes, que ofrecen suculencia y sabor a unos 7 pesos la porción. Mi última experiencia en esta pizzería había sido muy mala –me estafaron cobrándome aparte la mozzarella de una napolitana- y desde entonces les había hecho la cruz. Pero esta vez repuntaron. Y el producto, para un consumidor de media masa, es muy bueno, aunque ligeramente más chico que el resto. (Av. Corrientes 838, Microcentro)

Salimos con la lengua afuera. No es fácil, créanme, hacer más de siete kilómetros comiendo porciones de mozzarella acompañada de moscato o chops cerveza. Pero el equipo estaba decidido a terminar la carrera. Apenas una cuadra abajo, un gran cartel rojo iluminaba la calle. Al verlo, tuve un momento de lucidez: el camino había arrancado en el Imperio y terminaba en el Palacio… Bendito seamos, dije, más funesto hubiera sido al revés y encima a las puertas de la Chacarita. Fin del trayecto:

El Palacio de la Pizza: la media masa perfecta
Un lugar profundo y bien iluminado, en donde la luz es fluorescente y abundante. Hay boiseries de melanina en las paredes, ciertos espejos deslucidos y mozos cancheros que contestaron a nuestro saludo como si nos conocieran y además no les importara. Nos sentamos en la última mesa, a probar la pizza y a deliberar sobre las que habíamos probado. Éramos 22 otra vez, aunque cinco habían abandonando en la cerra y otros cinco se habían sumado al cabo del Abasto. Pero fue hincarle el diente a esta masa de corazón blando, con una mozzarella gratinada y fundente, lo que encendió la polémica: para unos era la mejor, para otros, le faltaba para estar a la altura de Güerrín o Las Cuartetas, que estaban en la punta hasta ahora, y apenas rezagado El Imperio. Hicimos una votación rápida sobre las preferencias y como ninguna pizzería obtuvo mayoría propia, hubo ballotage entre el Palacio y las Cuartetas. Y ahí ganó el Palacio, que conservó así su título nobiliario al cierre de la aventura. (Av. Corrientes 751, Microcentro)

La mayoría de las fotos son del caminante Ignacio Lopez Lemus.

Dejá tu comentario:

Comentá usando tu usuario de Facebook:

O ingresando tus datos:



51 Comentarios

  1. Oscar Zarate dijo:

    Adhiero desde hace mucho. El Palacio es un lugar horrible y el nivel de ruido parece el de un box de Turismo de Carretera, pero la pizza es impresionante y la muzzarella sigue siendo la mejor. Ninguna otra hace tantos hilos y tan largos. Y le dan la cantidad de horno exacta…

  2. Iglesias Alejandro dijo:

    Orgullo por doquier!!!
    Participé del periplo, soy amigo de los ideólogos, complete el recorrido a todo ritmo y en algún reducto me clave mas de una porción… pero lo que mas enorgullece es haberlo hecho con mi esposa e hija de 18 meses, mascota oficial del #Muza5K. Así como muchos de mi generación aseguran que vieron a SUMO cuando niños con sus padres o que estuvieron en el Adiós Sui Generis mi hija algún dirá: yo estuve en el primer muzarelon!!!
    Impecable crónica, aunque pido se aclare que el gesto de Carlitos Balá “uniendo el dedo mayor y el pulgar en un círculo perfecto” es el gestito de idea!!! Llamemos las cosas por su nombre!!!!

    abrazo!!!!

  3. Majo Salvatori dijo:

    Excelente crónica de una noche extraordinaria! Extraordinaria por tratarse sin dudas de una noche fuera de lo común y por sobre todo por lo que la disfrutamos! Renga y todo no pude resistirme a participar. La conclusión se resume en las sabias palabras de uno de los peregrinos “la muzzarella sana y el moscato dignifica”
    Esperaremos ansiosos por un nuevo desafío!

    • Rita prodan dijo:

      Excelente frase!!!!!!!!
      La muzzarella cura y el moscato dignifica!!!!!!!!!!!!
      jajajajaja. Es genia!!!
      Muy buena la idea del recorrido. Si avisan con mas tienpo creo que sumarian de a cientos!!
      y aguante el Imperio!!!!!!!!!!!!

  4. Claudy Ram dijo:

    Me encantó este recorrido y espero la próxima vez adherirme!!! Me encantaría hacerlo con empanadas ¿qué les parece la idea??? Les envío mis respetos a los ideólogos de esta cruzada tan divertida y sibarita!

  5. Andrés Carballido dijo:

    Muy buena la nota… Una idea genial… Ahora que esta de moda el running y las maratones metropolitanas ustedes se mandaron una de pizza y moscato por la ciudad… Genial… Ahora muy inexacto los datos vertidos… Nuestra pizzería El Trébol data del 1969, flojo el dato ahí.. y también flojo el oido ya que el muchacho le dijo al pizzero (que no es un pibe, tiene 55 años) que ponga varios cortes, no sabían que eran periodistas. Demasiado moscato quizás… Un abrazo… Nos vemos la próxima… Los felicito.

  6. Paola dijo:

    Igual que en Banchero, la especialidad del Trebol no es la muzzarella. Para mi son la fugazeta y la de jamon y morrones. Me mude hace siete años y cada vez que paso me llevo a casa. Muy linda la idea del recorrido.

  7. Fabián Dellamonica dijo:

    Crónica de una muerte anunciada: coincido con que, de todas las del recorrido, la muzza de Banchero es malísima. Yo tengo puesta la camiseta del Imperio porque es la muzza bajonera que tengo más cerca (7 cuadras de casa).
    ¡Saludos!

  8. alejandro dijo:

    Excelente iniciativa! no soy corrientista, por lo que la mejor pizza ¨porteño style¨ para mi, es la de EL CUARTITO.
    Salud a los ideologos y cronista

  9. Martin dijo:

    Malísimo esto…

  10. Brian Hume dijo:

    Malisimo el articulo! Entre por fe, pero o el relevo fue muy malo, o el autor no come pizza de dorapa, o es un anuncio con plata: faltan Kentucky, Angelin y Burgio como para nombrar unas pocas.

  11. Victoria dijo:

    Qué buen recorrido! Cómo me lo perdí! Se puede repetir ? O se hace el #empa5k?

  12. petisui dijo:

    Gûerrin antes del último pase de manos se llamaba Guerrin. Los nuevos dueños convirtieron una típica pizería italiana en una española, porque la diéresis no tiene uso en italiano aunque se pronuncie igual. Excelente recorrido.

    • paparrojo dijo:

      Lamento decirte que Guerrín siempre fue Gûerrin viví hace 35 años en la zona.
      No cambiaron de dueño, falleció el dueño original y quedó un sobrino a cargo

  13. Lu Pe dijo:

    El palacio de la pizza a full!! y agrego algo: su torta de ricota también se lleva premios…
    muy buena la idea de la mozarretón.
    cuando hagan de empanadas, me avisan.. tá?

  14. Pia dijo:

    Después de semejante relato, dan ganas de participar y testear todas las pizzas!

  15. Diana Dueñas dijo:

    Que salida tan divertida gente! Me los imagino los 22 entrando y saliendo en bloque de cada pizzería y me río sola. Buenísima idea. Me encantaría sumarme a la próxima!

  16. Helio Gazzia dijo:

    Interesante artículo temático, aunque todas las pizzas mencionadas sean de medio pelo. Sobre calle Corrientes, la mejor por lejos es Nápoles. Igual, las 5 mejores pizzerías de Buenos Aires no quedan en esa calle famosa.

  17. Fabio Klitenik dijo:

    Felicitaciones! Una obra de arte vivo. Excelente iniciativa y muy buen relato, me encantó. PD: lastima que nunca falta un salame suspicaz que los acusa de “cobrar” y encima no entiende la consigna…

  18. Daniela Gonzalez Soriano dijo:

    Buenisima ideaaaa! esta vez no me entere, pero la próxima hagan de empanadas o mejor fugaceta, napolitana etc y me copo!

  19. algarve dijo:

    me alegro por el Palacio. Un día llegué al trabajo con unas porciones y desde entonces es cita obligada.

  20. Mery dijo:

    ¿¡Cómo me perdí esto!? Mi sueño. El imperio la rompe, es la mejor de todas. Detrás, Guerrin. Las cuartetas me decepcionó mucho.

  21. Claudia Volpin dijo:

    Me encantó la propuesta!! Así que…por favor….difundan el próximo x mail también,quieor estar ahí con ustedes!!!

  22. David Alfie dijo:

    Excelente idea!! No admite criticas!! Ni variantes!! No a las empanadas!! Si a la muzza y en corrientes!! Los FELICITO AVISEN,!!!

  23. Eduardo dijo:

    ¡¡Muy buena la idea!!.. De las visitadas me faltan El Trébol y Pin Pun y del resto me quedo con Las Cuarteteas, seguido por Guerrin y el Palacio de la Pizza.
    Banchero tiene nombre pero defrauda muchísimo. Y es una pena que no hay podido visitar Nápoles después de su remodelación porque sinceramente es una de las mejores pizzas que probé en mi vida.
    Avisen con tiempo y me prendo en la próxima!!!

  24. Nico dijo:

    Para mi El Palacio de la Pizza es mediocre, las mejores me parecen Las Cuartetas y Banchero

  25. pancu dijo:

    Excelente idea, lamento muchísimo haberme enterado tarde!

  26. laura dijo:

    Las mejores Pizzas son las que hace mi amiga Adela de Florida catering…muzzarella con hilos, media masa tirando a fina, con piso medio, ideal para comer sin plato, la muzza un espectaculo, buenos ingredientes, ninguno se le asemeja!

  27. guille dijo:

    Voto por Guerrin, para mi la mejor muzza porteña por lejos.

  28. David Alfie dijo:

    sin dudas….el palacio!!!!!!!!

  29. mili dijo:

    te falto EL BARRILETE, de flores y villa del parque,masa justa y a un precio razonable
    LOS INMORTALES,(la mejor fugazza de ahi!) y LAS CUARTETAS, buena masa aunque se van de tema con el precio
    banchero deja mucho que desear

  30. ELMAGO dijo:

    Se dieron cuenta que en el PALACIO , las porciones de pizza se van encogiendo mas y mas.

  31. cayetano dijo:

    LA MEJOR GUERRIN- LA PEOR EMPATE PIN PUN vs BANCHERO.

  32. Israel dijo:

    Si no pasaron por La Rey para qué fueron?
    Sin haber caminado esos 7k yo les podría decir: el Imperio es tal cual dijeron, barata y buena. El Trebol no existe. PinPun es un asco desde el lugar hasta la pizza, grasa mal en todos los sentidos de la palabra. Güerrín otra, pura muzza grasienta y re salada. Banchero al igual que Gúerrín solo es el nombre que se supo ganar…van solo los asiduos al teatro de revista (claramente un vestigio de pizzería). En las Cuartetas no se puede comer parado y te atienden fatal, aunque la pizza es rica. El Palacio de la Pizza anda bien, buena masa y ambiente normal. La posta es La Rey, te atienden mejor que en cualquier otra y desde la pizza hasta las sillas están buenas. No se compara con ninguna de las otras.
    Buen provecho….son opiniones….

  33. Lucia dijo:

    Quiero ir! si consigo que mi novio me acompañe estaré ahí para la de este año

  34. Pablo dijo:

    Para todos los que les guste la pizza realmente, los invito a visitar mi post sobre las Mejores Pizzerías de Buenos Aires en http://pabloartusi.com.ar/viajes/las-mejores-pizzerias-de-buenos-aires/ un recorrido gastronómico de lo mejor de la pizza

  35. Rubén dijo:

    Sin duda El imperio de la Pizza de Chacarita es la mejor pizzería del país, por lejos supera al resto.