Lo más relevante del vino en 2012 y algunas pistas para anticiparse en 2013

Arranca un nuevo año para el vino. Balance de exportaciones, mercados, fusiones y ventas, más los éxitos y fracasos de un 2012 que fue complicado pero no malo. Perspectivas 2013.

subas_bajas_ Baja

El 2012 post fin del mundo tiene otro color. Primero, porque como era completamente previsto, el 21 del 12 no se acabó el mundo pero ahora tampoco tiene fecha de caducidad. Segundo, porque para muchas industrias, pero especialmente la del vino, el año del fin del mundo trajo aparejadas una serie de circunstancias, algunas felices y otras no tanto. A continuación, los hechos y las cosas más relevante del año vitivinícola.

La caída de las exportación en botella: como consecuencia de los crecientes costos internos de producción, fogoneados por la inflación, y presionadas contra el techo del dólar barato e inamovible, las exportaciones de vino llegaron en 2012 a un punto de quiebre. Según el informe elaborado por Caucasia Wine Thinking –con datos hasta septiembre- por primera vez en diez años cayeron en tres segmentos de precios claves desde el punto de vista del volumen. Los envíos de menos de U$S 18 la caja (12 botellas) perdieron el 27,4%; de U$S 18 a U$S 29 la contracción fue de 11%; mientras que el tercero de U$S 29 a U$S 40 la caída es del 1%. En valor la situación es similar:  los dos primeros segmentos cayeron un 26,3% y 9,4%, respectivamente, mientras que el tercero raspó el 0,8%.

La granelización del mercado for export: como contrapartida del fenómeno anterior, la exportación de vinos a granel tuvo un franco ascenso. En el acumulado enero-octubre, las exportaciones totales de vino crecieron un 9,8% en comparación con el mismo periodo del año anterior. De ese aumento, el 83% fue impulsado por las ventas a granel que ya representan el 15,4% del total exportado. La situación es lógica, en la medida en que embotellar en destino permite ajustar la estructura de costos, al mismo tiempo que perjudica al negocio ya que no siempre hay generación de marca, más allá de las suspicacias que pueda generar sobre el imaginario local de adulteraciones posibles.

Concentración del negocio: con el marcado de compraventas de bodegas en un sordo juego de ofertas y expectativas, 2012 marcó el inicio de una nueva ronda de concentración. Arrancó con la compra de bodega NQN por parte de Bodega del Fin del Mundo; luego el tándem Alejandro Bulgheroni-Carlos Pulenta se quedó con la marca Argento –top en exportaciones a Europa-; y el Grupo Peñaflor adquirió Bodega Suter. Además, son muchos los rumores que corren sobre fusiones y adquisiciones y es dable pensar que en 2013 habrá una nuevo round de compra-ventas.

El reconocimiento externo. En paralelo al cambio en la naturaleza del negocio exportador, 2012 cosechó destacables títulos para el vino local. Jorge Riccitelli, enólogo de Norton, fue elegido mejor enólogo del mundo por la revista norteamericana Wine Enthusiast. Mientras que Susana Balbo, enóloga propietaria de Dominio del Plata, fue destacada como una de las mujeres más influyentes del vino mundial según la publicación Drink Business. Al mismo tiempo, algunos vinos se colaron en las selecciones más importantes de revistas extranjeras: Achával Ferrer Finca Mirador 2010 estuvo entre los 10 mejores vinos del mundo para Wine Spectator, mientras que Amalaya 2011, Portillo Malbec 2011 y Unánime 2007 obtuvieron el máximo galardón de la revista inglesa Decanter: el International Trophy. No fueron los únicos, claro. Sí, los más destacables.

Latinoamérica se consolida: más allá de Brasil, que es el gran mercado regional para los vinos argentinos –aunque no se mostró dinámico este año- países como México, Perú y Colombia son hoy escenarios muy favorables al negocio del vino. Con crecimientos interanuales en valor del orden de 17%, 13% y  22,8%, respectivamente, las bodegas locales parecen haber encontrado en estos países un nuevo filón comercial en tiempos de dificultades.

Cambios en las ferias locales. Mientras que Vinos y Bodegas, la expo del sector, languidece, en 2012 tuvo lugar una jugada inédita que promete réplicas en escala Richter: el lanzamiento de la feria gourmet de supermercados Jumbo. Por la escala y por el nivel de organización, es esperable movimientos interesantes en la materia, ya que otros retailers estarían evaluando la posibilidad de lanzar sus propias ferias para consumidores. Eso, sin hablar de las bodegas o distribuidores que ya organizan las suyas, como Trapiche, Clusters y Lutecia. En ese sentido, 2013 pareciera ser el escenario del cambio.

La vuelta del vino turista: en la décadas pasadas era obligación, por una ley de 1975, ofertar un vino accesible en los restaurantes. Se lo llamaba Vino Turinsta y reconocía la necesidad de ofertar un buen vino a precios lógicos en el mercado. A fines de 2012 volvió a la calle, motorizado por el instituto Nacional de Vitivinicultura y un consorcio de bodegas del Este mendocino. A 25 pesos la botella varietal, es una opción prometedora que habrá que ver cómo evoluciona.

Dejá tu comentario:

Comentá usando tu usuario de Facebook:

O ingresando tus datos:



Un comentario

  1. Elida dijo:

    Donde puedo encontrar el vino Turista o todavía no ha salido? Excelente los comentarios de los lugares para comer pero otros de Uds para ir. Saludos