08.06.2012

Bio, el primer restaurante orgánico de Buenos Aires

Hace más de 10 años, cuando la movida natural era casi imperceptible, abrió en Palermo este restaurante 100% orgánico. Hoy, con un menú con ingredientes de su propia huerta, sigue siendo un referente.


Hace varios años, Claudia Carrara, dueña y alma Mater de Bio Restaurant, se enfermó de un riñón. Durante los muchos días que estuvo en cama investigó la relación entre su padecer y comer carne; ya había abandonado el pollo y ahora venía la segunda etapa. Pero, ¿con qué alimentos reemplazarla que aportaran energía, que fueran ricos, agradables a los ojos y variados?

Con esta pregunta en la cabeza, allá por el 89 Claudia cambió su alimentación a 100% orgánica. A la par, abrió Sol de Acuario, un local de venta de productos orgánicos que funcionaba en donde hoy está Bio, el primer restaurante porteño completamente orgánico. Por aquellos tiempos, Claudia tenía a sus hijos chicos y “no concebía la posibilidad de darles sus primeras comidas con productos no orgánicos", entonces buscaba verduras en el campo: "Me iba en remis y traía para mi familia, mis amigos, después para los amigos de mis amigos y eso fue creciendo cada vez más”. Por esos años, abría los fines de semana. Durante la semana, el gran desafío era encontrar productos nuevos.

El pasaje de Sol de Acuario a Bio Restaurante fue espontáneo. Para ese momento, Claudia ya trabajaba con Marisa Ledesma, quien fue su socia durante 10 años,: “Cuando quedaban verduras sin vender, las procesábamos. Una amiga nos regaló tres mesas y unas sillas y la gente empezó a sentarse a comer, los que trabajaban cerca, vecinos, algunos de repente se curaban de una alergia, entonces volvían”, recuerda Claudia. 

Hoy, gran parte de los productos con los que elaboran sus platos (risotto de quinoa con verduras de estación, hongos frescos y láminas de queso de cabra; Ensalada Solar con zanahoria rallada, apio, manzanas, nueces, requesón de cabra con vinagreta de frutos del bosque y timbal tibio de mijo, por nombrar algunos) provienen de un campo que les pertenece en Traslasierra, Córdoba, totalmente biodinámico, que funciona con energía eléctrica sustentable u obtenida por medio de paneles solares. Allí cultivan zapallos, choclos, ajos, cebollas y otras verduras, y están empezando a investigar sobre la producción de alimentos no perecederos. 

A la par del negocio, el interés de Claudia por las distintas corrientes de alimentación fue creciendo: viajó a Brasil para aprender de macrobiótica, sumó conocimientos de la cocina ayurvédica y raw para aplicar en el menú de Bio. “Lo central es que no se pensó como proyecto gastronómico, surgió naturalmente. Comíamos de esa manera, así que es más bien un proyecto de vida. Cada vez que como en Bio digo: qué bien que se come acá, porque sé cómo cuidamos los platos desde el principio: las harinas, los aceites, las verduras, las semillas; todo, absolutamente todo, es orgánico”, explica.

Bio Restaurant queda en Humboldt 2199 (esquina Guatemala), Palermo. / T. 4774-3880. Todos los mediodías ofrece un menú de $45 (plato más bebida). Para cenar, vas a gastar, en promedio, unos $100 por persona.


PROXIMA ESTACION
A partir de mediados de julio, Bio Restaurant se muda justo enfrente, a Humboldt 2192. Se trata de una casa antigua de 1917 con una salamandra y techos altísimos, que podrá albergar 40 comensales.<


Celeste Orozco

 

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresión, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groserías, acusaciones sin fundamento e insultos serán eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios