Como ustedes ya deben saber, detesto la ensalada rusa, la waldorf y cualquiera de esas ensaladas pesadas y grasientas. Me parecen un asco, sobre todo por la mayonesa y las arvejas de lata, engordantes, berretas, vulgares y bastante inapropiadas para un diciembre de treinta grados. En casa, hacemos estas ensaladas (algunas un año, otras otro año, vamos cambiando y agregando) que les voy a contar, quizás les sirvan las ideas. Todas son deliciosas y un hit de la mesa navideña.

1. La agridulce heavy: hojas tiernas de espinaca, nueces caramelizadas (compran nueces, hacen un caramelo, las bañan y cuando están frías las rompen) y pedacitos de queso azul. Me la copié de Olsen y es una delicia inesperada.

2. Otra con queso azul, muy rica: hojas de rúcula, bastantes peras grilladas (las cocinan a la plancha con un poquito de oliva, unos minutos), queso azul. A veces usamos una vinagreta de mostaza, miel, aceto y oliva. Es la que ven en la foto, aunque casi todo quedó abajo.

3. El revés de la ensalada rusa: remolachas en cubos, choclo desgranado, huevo picado unido con bastante queso blanco y aceto. Un hit, le encanta a los más chicos y es un buen reemplazo de la diabólica rusa que aparece todos los años.

4. Nórdica: papas en cubos, huevos picados, queso finlandia light y mucho eneldo seco. Es una opción a las de papas, más sana y con un twist. Queda fantástica, se los juro.

5. Frutal: cubos de tomate bien colorado y cubos de durazno maduro. Aceite, aceto y sal. Nada más.

6.  Árabe: berenjenas asadas, morrones asados, cebollas asadas. Pueden hacerlos a la parrilla o en el horno con oliva. Los enfrían, los pelan (a los tres) y los cortan en tiras. Se sirve con oliva, sal, y si andan calóricos, unas almendras tostadas también.

7.  Clásica pero infalible: hojas verdes ricas, tomates secos hidratados en agua, champignones crudos fileteados, croutones (cortan en cubitos un pan francés duro y los hornean bien bajito hasta que estén crocantes), hebras de queso parmesano.

8.  La agridulce fresca: rúcula, cubos de melón y cubos de naranja (sin la parte blanca). Esta la tienen que hacer diez minutos antes de sentarse a comer porque el melón tiene que estar fresco, recién cortado. La condimentan con oliva, aceto y sal justo antes de comerla.

9.  Liviana y riquísima: hojas verdes, cebolla morada, lonjas de carne asada bien finita, aceto balsámico de frutos rojos, oliva. También la comemos como plato único durante el año.

10. Espectacular: tomatitos cherry con una mitad bañada en caramelo y pasados por sésamo tostado (hacen un caramelo común, los sumergen hasta la mitad, y después los meten en un bowl con sésamo hasta que se pegue).