Hace unas semanas fuimos a comer al Ceviche que abrió en las Cañitas (Baez 390), solo a una cuadra de mi casa. Como en los anteriores, el ambiente es bastante cool y relajado, ideal para ir con amigos o en pareja, con la diferencia de que este tiene terraza y un segundo piso vidriado muy lindo desde donde se ve parte de la cocina y la barra.  Si tienen una cita o un aniversario, por ejemplo, el clima es perfecto. Para ir en familia, la verdad es que no tanto.

Para empezar pedimos una degustación de ceviches, una de las opciones que más nos gusta que ofrezca un restaurante.  Detesto que solo haya porciones grandes y que todos tengamos que comer lo mismo. Quizás por eso no me gustan tanto los bodegones con porciones enormes. También había degustación de tiraditos, que nos quedamos con ganas de probar para la próxima, porque según nos contaron, es la vedette del menú.


Los cuatro eran bien bien diferentes: tres de lenguado, uno con mariscos, otro con salmón, otro con ají amarillo. Alguno más picante, otro tenía batatas caramelizadas o mango para darle dulzor. Los cuatro eran muy pero muy ricos, aunque para mí faltaba algo un poco más crocante. ¿Un maíz cancha? ¿Unos chips? No sé. Algo que hiciera crunch.  Acompañamos con unos piscos (un sour y uno de maracuyá) absolutamente deliciosos.

Luego comimos una variedad de las piezas nuevas de sushi, las más raras que propuso el chef. Esta es mi parte preferida, porque a mí lo que más me gusta comer en el mundo entero son rolls, sobre todo cuando están bien balanceados con algo crujiente (un rebozado, un poco de pepino), algo dulce, un poco de acidez y si se puede, algo suavecito como puede ser palta, queso blanco, tamago, algún pescado cremoso y delicado.

Comimos algunos que tenían kiwi y para mi sorpresa, quedaba brutal. Ácido y dulce, muy fresco, ideal para cortar con mariscos o pescados rebozados en panko que son algo más grasos por la fritura. También había uno con mango y pescado blanco, uno bien peruano con pescado acevichado y salsa de ají amarillo y otro cocido con caviar rojo y negro.  De postre, cerramos con una degustación que incluía suspiro limeño (uno de los mejores, al lado de Paru), torta tres leches,volcán de chocolate, helado de sambayón, y mousse de dulce de leche. Una jodida chanchada, sí, pero riquísimo todo.

¿Cuánto sale comer en Ceviche? Unos $150-$200 por persona, aunque al mediodía tienen un menú muy conveniente con ceviche, sushi, bebida y postre, por $75, en todas las sucursales. Muy recomendado para ambas ocasiones, sobre todo si trabajan por Palermo y quieren algo liviano como un tiradito y unos rolls pero rico.

Etiquetas