1. Pimentón extra picante El Águila

Un pimentón muy muy picante, rico, bien español. Es ideal para adobar o para condimentar papas al natural mezclado con perejil fresco, ajo bien picado y oliva, pulpo, mariscos, pero también para agregar picor a cualquier preparación sin alterar el sabor. Unas fajitas, un chimichurri, un adobo para cualquier carne al horno, por ejemplo. Práctico y fundamental en la cocina. Se vende en el barrio chino, delis, casas de repostería.

2. Pimentón EL CID

Es más tradicional, dulzón, ideal para unas gambas al ajillo, una guarnición de papas, salsas de tomate, estofados de carne. También en crudo. Yo lo usé para saltear repollitos de bruselas (con ajo, oliva y al final ese pimentón) y quedó más que bien. Se vende en el barrio chino, delis, casas de repostería.

3. Aceite de oliva premium EL MISTOL

EL MISTOL es un aceite sanjuanino que viene en versión premium y extra premium (estas palabras no significan nada más que uno es mejor que otro, supongo) y está más que bien. Por $27 tienen un aceite de calidad de exportación, muy rico y aromático, que rinde un montón. Se consigue en Coto, Jumbo y Carrefour. Aprobado.

4. Aceto balsámico OLIVARES DEL SOL

Este aceto debe ser, por lejos, una de las cosas más horribles que probé en mi vida. Tiene gusto a vinagre con agua, ácido y metálico, y les puedo jurar que arruina cualquier ensalada. Es barato (sale $13) pero muchísimo peor que cualquier aceto de ese precio. Les diría que lo compren solo para que vean lo feo que es, pero prefiero ahorrarselos con la reseña más negativa que haya hecho en toda la historia del blog. Es mejor un vinagre de alcohol de los baratos. Un asco.

5. Condimento y bolsa para cocinar pollo al pimentón MAGGI

Este es un ítem polémico, pero quería reseñarlo porque dentro de su segmento está muy bien. Es artificial y apunta al ama de casa que usa productos instantáneos, pero a diferencia de los calditos saborizadores y similares, logra un producto muchísimo más natural. La bolsa, otro ítem conflictivo, está muy de moda para cocinar sin agregar grasas, pero hay gente que no mete plástico al horno ni que la maten. Ustedes sabrán. Yo lo voy a recomendar porque me parece muy práctico para que aquellos que no saben cocinar nada se animen a salir de alimentos procesados como salchichas o hamburguesas y se coman un pollito al horno. Sale $9 y se usa una sola vez. Se consigue en cualquier supermercado y hay también de pollo con hierbas y para carne estofada.

6. Jengibre en polvo NGUAN SOON

Compré este jengibre porque era importado (es tailandés) y tenía reseñas positivas en Amazon.com pero la verdad es que es malísimo con ganas. No porque sea en polvo (el que venden en el Gato Negro, pero claro, hay que ir hasta allá a buscarlo) que se espera que sea mucho peor que el fresco, sino porque tiene un gusto raro, muy sintético, y no sirve ni para marinadas, ni para galletitas, ni para el wok. Sale $14 en el barrio chino, pero olvídenlo. Es un arruinador de comidas instantáneo.

Etiquetas