17.12.2014

5 restaurantes con encanto para visitar en Mendoza

Íntimos, con atención personalizada, decoración cuidada y, en algunos casos, hasta paisajes espléndidos. En tu próximo viaje romántico a Mendoza, no te pierdas estos cinco restós, ideales para comer, beber y amar.


El romance tiene rituales muy ligados al buen comer y al buen beber. Una cena tan bien preparada como servida y una interesante botella de vino son factores muchas veces elementales para que una cita resulte exitosa. El ambiente, la atención y el paisaje son también determinantes. Para tu próximo viaje romántico a Mendoza, te recomendamos cinco lugares a los que no debés dejar de ir con tu pareja. 

EFFE CUCINA A PORTE CHIUSE
Florencia y Favio detuvieron su vuelta al mundo cuando llegaron a Mendoza tras haber recorrido, con su cocina y por 14 años, distintos países de Europa e incluso de Oriente. Allí decidieron desensillar y ofrecer gastronomía mediterránea en su casa. El restaurante tiene apenas 20 cubiertos y propone un menú degustación con cóctel de bienvenida. La estrella es el risotto, aunque también se destaca el salmón con papas panaderas. Cuesta 250 pesos por comensal, con las bebidas aparte. La carta de vinos incluye etiquetas reconocidas a buen precio y perlitas “under” que vale la pena probar. Como Florencia es, además de cocinera, diseñadora de interiores, el lugar tiene una onda entre pop y art déco, que da como resultado un ambiente agradable, cálido y moderno a la vez. Se acompaña con música suave. ¿El broche de oro? Degustación de Nespresso y lemoncello casero para una larga sobremesa en pareja. Abre viernes y sábado por la noche, también las vísperas de feriado. 
Calle Julio A. Roca, Quinta Sección, Mendoza / T. (0261) 15-626-7721

JALAPEÑO
Ubicado en un barrio semi-privado, con lugar para 40 personas máximo, Jalapeño garantiza intimidad a la hora de programar esa cita que tanto esperabas. Atendido por sus dueños –Dardo Bianchi y su hija Agustina–, este restaurante tiene la mejor oferta de pescados y mariscos que podés encontrar en Mendoza. Dardo fue distribuidor durante largo tiempo, por lo que consigue caracoles de mar, centolla y atún rojo, difíciles de hallar en esta época. La decoración es acogedora, con mucha madera y colores cálidos. La vedette del menú es el pastel de jaiba con crema de leche y queso parmesano, en cazuela y al horno. Para el paso previo, muy recomendable el cóctel de machas. La oferta de vinos es completa, con al menos 50 etiquetas, a precios razonables. Para terminar: el Pisco Sour de la casa. El cubierto ronda los 250 pesos, con bebida. Abre viernes y sábado de las 21.30 horas en adelante.
El Casco s/n, Guardia Vieja, Vistalba / T. (0261) 15-551-4015

EL MIRADOR
Sin duda, la vista es para enamorarse. Ubicado en el piso 16 del Hotel Sheraton, este elegante restó ofrece la mejor panorámica nocturna de la ciudad, en un ambiente tan sofisticado como agradable. Este año, con la incorporación del chef Hernán Zavaleta, se lanzaron las cenas temáticas para grupos reducidos de comensales (no más de 20). Es un plan ideal para quedar bien con una cita. En invierno, las noches son de fondue; en septiembre, de brotes y flores en todos los platos. También hay veladas de sushi a media luz.  Los menús son de cinco pasos acompañados por tres vinos de una misma bodega. En algunas ocasiones hay espectáculos de jazz o blues, favoreciendo la atmósfera intimista. Los precios van de $130 (tapeo con vino) a $350, según el menú.  Abre jueves, viernes y sábado por la noche. 
Hotel Sheraton, Primitivo de la Reta 1009, Ciudad de Mendoza / T. (0261) 441-5500

CASA COUPAGE
Después de 9 años de éxito en Palermo, llegó a Mendoza este bistró, de la mano de la chef y sommelier Inés Mendieta –fundadora de Casa Coupage en Buenos Aires– y su socio italiano, Michele Aretini. Cultores de la cocina de producto, el restaurante cambia la carta con el arribo de cada estación, buscando los ingredientes más frescos de la temporada. En el menú de primavera hay desde gazpacho con jamón crudo a cordero y falafel con yogurt. “Es cocina hecha con amor” comenta Inés, que invita a hacer degustaciones de tres, cinco y hasta siete vinos durante un almuerzo o una cena. ¿“El” plato? La entraña de novillo con milhojas de papa, tapenade, tomates asados y espárragos. El panorama romántico lo completa la antigua casona de 1906 rodeada de verde donde está emplazado el restó. El gasto promedio por persona es de $200 sin vino. Las degustaciones van de 150 a 270 pesos. Abre de martes a sábado al mediodía; de noche, solo el sábado. 
Carril Gómez 3602, Coquimbito, Maipú / T. (0261) 370-3272

FINCA BLOUSSON
Si lo que deseás es escaparte con tu pareja a un sitio alejado de la ciudad, allí está Finca Blousson. En medio de los viñedos, es hermoso para ir en cualquier momento del año. Fue creado por dos enamorados, Victoria Jones y Patrick, y eso se siente en el ambiente: tanto en los detalles como en el cariño que esta pareja pone en la atención de sus visitantes. En la cocina está Juan Manuel Pinto Pelletán, un chef de Tunuyán que experimenta con platos de cocina fusión argentina/mediterránea, todos ellos muy sabrosos y logrados. La carta de vinos ofrece etiquetas premium de la zona. Próximamente también servirán su propio vino: Petit Blousson, corte de Malbec y Bonarda, elaborado por Matías Michelini. El menú de cuatro pasos acompañado por una copa de espumante de bodega Atamisque cuesta $300. Abre de miércoles a domingos de 12 a 18 horas; de noche, con reserva.
Ruta 94 Km. 14, Vistaflores, Tunuyán / T. (0261) 15-655-3382 

Por Gabriela Malizia

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dej� tus comentarios