14.11.2014

8 vinos nuevos para probar antes de que termine el año

En una época en donde nuestro costado etílico cobra protagonismo, hay ciertas novedades del mercado vínico que no podés pasar por alto. Tintos, rosados, blancos y hasta espumantes: ocho ejemplares que merecen un brindis.


PIEDRA NEGRA PINOT GRIS 2014 / Piedra Negra / $70
Uno de los primeros y míticos Pinot Gris de nuestro mercado fue el que sacara bodega Lurton hace una década. Reinventado ahora como Piedra Negra, renueva votos de innovación ya que es el primero en salir como un ligero rosado, tal como se presenta la variedad. De una aromática frutal atemperada y un paso tirante y fresco por el paladar, es un blanco perfecto para estrenar esta primavera con finger food en la primera terraza que se te cruce. Muy bueno.

PIATTELLI VINEYARD MALBEC 2012 PREMIUM RESERVE / Piattelli / $112
Ubicada en Agrelo, Luján de Cuyo, Mendoza, Bodega Piattelli está enfocada en elaborar vinos premium. Propiedad del empresario norteamericano Jon Malinski, llega ahora al mercado su primer Malbec Premium Reserve –ya había un Cabernet–, un tinto de estilo nuevo mundo, con impactante color, buena intensidad aromática de trazos frutales y especiados, y una boca (esta es la novedad) suelta y envolvente, con largo sabor frutal. En su categoría de precio, un vino bien competitivo.

CARINAE HOMMAGE SYRAH 2009 / CarninaE / $270
La bodega de Philippe y Brigitte Subra, ubicada en Cruz de Piedra, Maipú, Mendoza, lanza su línea de vinos Reserva y Gran Reserva con las marcas Harmonie y Hommage. Probamos el Syrah de este último: bien en el estilo de la casa, con vinos concentrados y de larga crianza (15 meses), es intenso y con cierto exotismo a la nariz, mientras que en boca se presenta potente y armónico, de rico final. Le gustará a los bebedores de tintos sobrios, mientras que su par es ideal para quien busque frescura.

GRAN ENEMIGO CABERNET FRANC GUALTALLARY 2010 / Aleanna / $800
Son conocidos los caprichos de la bodega Aleanna, comandada por Adrianna Catena con la enología de Alejandro Vigil. Caprichos que van desde la exploración de estilos nuevos a, como en este caso, la descomposición de una variedad atípica como el Franc en dos regiones: Gualtallary y Agrelo. Nos quedamos con el primero, que ofrece un vino de potencia, jugo en boca y sabor frutado y diáfano, con un andar lineal y con un trazo polvoriento al paladar, que es el sello de la región. Para conocedores.

ARGENTO RESERVA CHARDONNAY 2012 / Argento / $80
Algo se mueve en el negocio del vino. Y ahí, donde casi ninguno de los mortales bebedores accedemos, se están tomando decisiones importantes. Argento, la marca relanzada hace algunos meses, es parte de ese engranaje. Ahora propiedad del magnate energético Alejando Bulgheroni, en sociedad con Carlos Pulenta, la marca se propone como un trampolín de gran calibre hacia el mundo. Este Chardonnay da buena cuenta de ello, con un trazo cosmopolita y recuerdo de avellanas y caramelo, pero con acidez nerviosa. Rico.

AMALAYA BRUT NATURE / Amalaya / $100
No hay muchas burbujas en Salta, por lo que cada lanzamiento –como este– logra sobresalir de inmediato. Y en este caso, además, se trata de una curiosidad fiel al espíritu de la marca, elaborado con Riesling y Torrontés. Se destaca su aromática algo excéntrica, con recuerdo de lima y hierbas, atípica para nuestro medio. La boca es delgada y seca, de un respirar largo y algo festivo. Para paladares con ganas de sorprenderse, será una excelente novedad.

TERRAZAS BARREL SELECT PETIT VERDOT 2011 / Terrazas de Los Andes / $170
No hay muchos Petit Verdot en el mercado. Pero sí hay una tendencia creciente a explorarlo como varietal. Este flamante ejemplar de Terrazas de los Andes le hace plena justicia a la movida. Es rojo brillante, con aromas intensos y frutales con un matiz de menta además de vainilla. Su andar resulta suelto al paladar, con unos taninos redondos –difíciles de conseguir con la variedad– y un rico final abierto y ligeramente expectorante. Bien raro y gustoso.

OCTAVA BASSA MALBEC 2012 / Abremundos / $210
Cuando dos músicos se encuentran, pinta la zapada. Cuando uno de esos músicos es enólogo, además pinta el vino. Y eso es lo que pasó cuando Pedro Aznar conoció a Marcelo Peleritti: nació Abremundos, la marca que pronto será bodega y que ya es viñedo en Vista Flores (Tunuyán, Mendoza). El nombre de sus vinos se refiere a la ubicación de las notas en un pentagrama: Octava Bassa, Alta y Superior. Nos gustó especialmente el primero porque es tan bueno como los demás, pero cuesta menos de la mitad.

comentarios

Los comentarios y opiniones enviadas a este espacio de expresi�n, son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Groser�as, acusaciones sin fundamento e insultos ser�n eliminados por el moderador. Al dejar su comentario el usuario acepta recibir nuestro newsletter y autoriza a Planeta JOY a incorporar su mail a su base de datos.

Dejá tus comentarios